Matías Repetto, de BTG Pactual: “La sangre ya corrió (…) va a haber un rebote mucho mejor y más rápido de lo que se espera”

06/03/2019 HUGO RUBIO(DERECHA), PRESIDENTE Y MATIAS REPETTO(IZQUIERDA), GERENTE GENERAL DE BTG PACTUAL CORREDORA DE BOLSA. SANTIAGO DE CHILE. BENJAMIN RODRIGUEZ / LA TERCERA EJECUTIVOS - RETRATOS - PLANO AMERICANO - ENTREVISTA - MERCADO DE VALORES

El ejecutivo prevé de todos modos que el mercado accionario seguirá muy volátil. Sus apuestas siguen siendo defensivas, donde destaca a SMU, Enel, Aguas Andinas y Entel. Las posiciones más arriesgadas van por el lado de los bancos, centros comerciales y retail. Ve con mayores problemas a las aerolíneas y retail menores.




Al terminar 2019, con toda la carga que significó el estallido social local para los mercados bursátiles, Matías Repetto, gerente general de la corredora de bolsa de BTG Pactual Chile, pensaba que 2020 no podía ser peor. “Y mira lo que pasó”, dice ahora, refiriéndose al coronavirus que está incubando una recesión global. De todos modos, piensa que “es muy difícil que 2021 sea peor que este año”.

En conversación con Pulso, el ejecutivo analiza el shock que ha significado esta pandemia para el mercado bursátil local y detalla sus expectativas para lo que viene.

¿Cree que esta crisis será más profunda que la de 2008?

De que va a haber una recesión, la habrá. Su magnitud dependerá de cómo evolucionen las cuarentenas en todos los países.

¿Es un buen momento para invertir en el mercado bursátil?

En el caso de Chile, que ya venía de una situación compleja, los ánimos no estaban para otro problema más, por lo que con el coronavirus está recibiendo un golpe muy duro. Los valores de las acciones de la Bolsa de Comercio de Santiago están en los mismos niveles que 2004. No hay ningún sector que se salve a este castigo en los precios, ni siquiera los exportadores. Hay una caída exagerada de la bolsa chilena y es muy brutal el castigo que se le ha dado. El múltiplo precio/utilidad del IPSA llegó a estar menos de ocho veces, eso nunca se había visto -la normalidad es entre 13 y 15 veces-.

¿Cuál es su pronóstico de crecimiento para el país?

Ya veníamos mal con el estallido social de octubre. Pronosticábamos un crecimiento del PIB para este año de 1% ó 1,5%. Ahora vemos que el Banco Central cortará el crecimiento entre -1,5% y -2,5%, con un sesgo a la baja. Hay que destacar que cuando hay problemas netamente internos, se magnifica de antemano el impacto que tendrán. Por ejemplo, las cifras de actividad económica y ventas del comercio fueron mejor de lo que se esperaban en enero y en febrero. En el día a día la actividad es mucho más resiliente de lo que uno cree, y creo que eso se va a demostrar en el mundo también. Va a haber un rebote mucho mejor y más rápido de lo que se espera.

¿Cuándo?

Todo indica que el peor daño de estas cuarentenas se concentrará en el primer semestre. China se está recuperando y el país está volviendo de a poco a su normalidad. Si se extrapola eso a EEUU y Europa, el segundo semestre debiera ser de rebote.

El segundo semestre se concretaría el plebiscito constitucional, ¿cree que pesará poco este hecho local en el ámbito bursátil?

Mi apuesta es que si la economía global está de vuelta en el segundo semestre y funcionando de buena manera, el impacto que tendrá la incertidumbre local, en términos relativos, será mucho menor que lo que había antes que empezara la crisis del coronavirus. El 40% de los ingresos de las empresas del IPSA viene de fuera de Chile.

¿Qué sectores de la bolsa local serán los más afectados en esta recesión?

Que hoy tengamos los valores de 2004 en las acciones locales me parece que obedece a una reacción exagerada de los inversionistas. Más que venta de acciones, no ha habido compras. En eso tiene que ver los traspasos de las AFP desde los fondos más riesgosos, al igual que la rebaja del apalancamiento de muchos inversionistas en el momento en que el mercado está más en la lona. Hay sectores que está bien que se castiguen, como los mall o el retail que estarán cerrados, pero eso se puede meter en los modelos. Hay otros que andarán bien, como los supermercados, las firmas de telecomunicaciones, eléctricas y compañías sanitarias. Puede que se pospongan los pagos de las cuentas, pero no es caducarlas. El único sector que me preocupa es el de las aerolíneas, porque tienen menos caja y, por ende, menos tiempo para salir de esta crisis. Es el sector con menos flexibilidad financiera y con mayor incertidumbre.

¿Qué panorama ves para los retailers de menor tamaño?

Van a estar en problemas. Aquí no todo el mundo va a sobrevivir. No hay cómo evitar que haya quiebras y cesantía. Esta es una crisis global que no se veía desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Ve oportunidades de inversión en los sectores locales que han sido más castigados?

Depende de la aversión al riesgo de cada inversionista, pero veo oportunidades en los sectores más castigados, porque ha habido una sobrerreacción, al igual que en los sectores más defensivos, que también han sido castigados. De todos modos, resalto que va a haber mucha volatilidad y hay que ver si los paquetes de liquidez de las autoridades surten efecto y cuánto duran, al igual que el mismo virus.

¿Cuáles son sus acciones más recomendadas actualmente?

Por ahora estamos más defensivos: SMU, Enel, Aguas Andinas y Entel. Las posiciones más arriesgadas van por el lado de los bancos, centros comerciales y retail.

¿Cuál es su expectativa hacia fin de año para el Ipsa, que esta semana rondó los 3.000 puntos?

Espero que arriba del nivel de esta semana, porque se ha sobrecastigado el mercado chileno más que el resto de la región. La sangre ya corrió, aunque puede volver a caer. En todo caso, el Ipsa no debería seguir moviéndose tan en línea con los mercados desarrollados y eso pasó el reciente viernes.

¿Cómo proyecta al tipo de cambio y el cobre?

Se ha comportado mejor que la bolsa. El dólar en el año va 10% abajo en Chile, mientras que en Brasil y México va 20% abajo, en Colombia 18% abajo. De todos modos, no sería sorprendente verlo arriba de $800 a fin de año. En cuanto al cobre, veo que subirá, porque China está volviendo, se están paralizando algunas minas y no hay tantos inventarios.

Comenta