Santander anuncia recorte en dividendos, y acciones de Banco de Chile y Bci se desploman en el día

Santander

Ambos bancos se pusieron más a tono con los retrocesos más pronunciados que ha tenido Santander e Itaú en lo que va de año. Analistas explican que un menor crecimiento y eventualmente una contracción en las colocaciones de crédito, sumado al llamado de la CMF de ajustar los dividendos, inciden en el menor atractivo para el sector.


Hoy nuevamente temblaron los mercados bursátiles del mundo y el principal índice accionario local, el IPSA, mostró una contracción de 5,83%, por lo que cerró en 2.897,83 puntos.

Las acciones que sufrieron un mayor desplome en su precio hoy fueron las del Banco de Chile, entidad ligada a Quiñenco, holding del Grupo Luksic, y al banco norteamericano Citi. En efecto, los papeles se derrumbaron 12,09% y llegaron a un nivel de $58,05. En tanto, el precio de los títulos del banco Bci bajaron 5,05% en la rueda capitalina.

Las caídas de ambas entidades se da en un escenario en el que la Mercado Financiero (CMF) que dijera que “es de suma importancia que los bancos (...) establezcan políticas prudentes de reparto de dividendos”.

De hecho, hoy Santander comunicó que reducirá a la mitad el pago de dividendos que tenía presupuestado hacer: decidieron proponer un nuevo esquema, bajando la distribución de dividendos desde el 60% que tenían contemplado inicialmente, a 30%, informó la compañía en un hecho esencial enviado a la CMF.

Con esto, buscarán que otro 30% de las ganancias de 2019 se destine a utilidades retenidas, y el 40% restante será destinado a incrementar las reservas del banco, añadió la entidad en el hecho esencial.

En concreto, el directorio del banco, en sesión extraordinaria sostenida hoy, también resolvió reagendar para el próximo jueves 30 de abril su convocatoria a Junta Ordinaria de Accionistas, lo que se compara con el 21 de abril que habían acordado previamente.

German Guerrero, socio de MBI, sostiene que lo reportado el banco de capitales españoles no necesariamente podrá extenderse hacia otras industrias, ya que "los bancos pueden tener un impacto más fuerte si la crisis empeora.

La caída en la acción

Para el gerente de renta variable de Vantrust, Cristián Araya, hasta el viernes recién pasado la acción del Banco de Chile había acumulado una caída este 2020 de 12,8% y el Bci un retroceso de 21,7%, mientras que el Santander e Itaú a la misma fecha mostraban desplomes de 28,10% y 48,2%, respectivamente. Por lo anterior, afirma que “los movimientos de hoy obedecen a equiparar un poco la cancha entre las acciones de los bancos locales, ya que el Chile y el Bci mostraban menos retrocesos hasta la semana pasada”.

De todos modos, Araya reconoce que el llamado que le hizo la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) a que estas entidades repartan dividendos de forma más prudente en el complejo contexto económico actual, está afectando al atractivo de los papeles bancarios. Este punto también es apoyado por Pablo Solís, jefe de renta variable de Tanner Investments, quien señala que “un sector que continuamente reparte un porcentaje importante de su utilidad a los accionistas es el financiero. Dadas las exigencias de capital de hoy y para estar bien posicionados para enfrentar esta crisis actual, nos parece adecuado modificar la política y llevarla a niveles prudentes. El mercado puede haber recogido esto y decidido salir del sector en general”.

Da acuerdo a cifras de Vantrust, el Banco de Chile tiene un retorno por dividendo del orden de 5,5%; Santander 5,9% y Bci 3,6%. “El Banco de Chile se caracteriza por ser uno de los pagadores de dividendos más estables”, puntualiza Araya. Justamente, el dividendo del banco ligado a Luksic deberá ser aprobado por sus accionistas en la junta del próximo jueves.

Otros factores de menor atractivo

A las menores perspectivas de dividendos, Araya añade dos variables más que incidirían en el desinterés de los inversionistas por la banca.

“Si se proyecta un crecimiento del PIB de cero o negativo para Chile, probablemente la elasticidad colocaciones bancarias-PIB llevará a que estas últimas difícilmente lleguen a un 4% de crecimiento. Lo más probable es que crezcan mucho menos e incluso que se contraigan. Lo anterior reduce también las proyecciones de ingresos de los bancos”, dice Araya, añadiendo que “es un dato que el desempleo llegará a dos dígitos, por lo que las provisiones de los bancos probablemente tendrán que aumentar”.

Así, con la combinación de bajas colocaciones, menores ingresos por comisiones y aumentos de las provisiones, Araya reconoce que “no es un escenario muy positivo para las acciones de la banca”.

Por su parte, el gerente de estudios de Renta 4, Guillermo Araya, remarca que “se están dando todas las condiciones para que en el mundo haya recesión. Asocio esta caída de las acciones de los bancos a los fundamentales de la banca en Chile, donde estará tan estrecha la situación económica que, probablemente, las colocaciones no crecerán”.

Solís, en tanto, destaca que “los potenciales aumentos en incobrables -post 18 de octubre ya se avizoraba un empeoramiento de esta cifra-, menores crecimientos en colocaciones y una desaceleración económica local que impacte en la postergación de proyectos de inversión, presionarán a la industria bancaria en general”.

Con todo, en lo que va de 2020 todas las acciones de los principales bancos muestran sendos retrocesos en sus valorizaciones. Itaú: 51,15%; Santander 31,28%; Bci 31,09% y Banco de Chile 27,16%.

Comenta