“Abran el casino, necesitamos vivir”: el desesperado llamado de los trabajadores de los casinos en Chile para que la autoridad los deje operar en Fase 2

Desde Monticello, los representantes del sindicato acusan “falta de empatía” de la autoridad hacia esa industria y trabajadores salieron a cortar la Ruta 5.




Los trabajadores de los casinos ya no aguantan más. La disposición de la autoridad permite el funcionamiento de los casinos en Fase 3 y los empleados piden flexibilizar esta restricción y que se les permita operar en Fase 2, que impone cuarentenas los fines de semana, además de una serie de restricciones de lunes a viernes.

Desde Monticello, los representantes del sindicato acusan “falta de empatía” de la autoridad hacia esa industria y advierten que la empresa no podrá seguir apoyándolos económicamente si todos se mantiene igual, reporta El Rancaguino, en base a una carta enviada por la dirigencia del sindicato.

Además de la compleja situación económica por la que atraviesan, el argumento de los trabajadores es que, cuando estuvieron en Fase 3, no hubo contagios.

Protesta masiva

Los trabajadores de Monticello están desesperados y, de hecho, salieron esta mañana a manifestarse en plena Ruta 5.

“Abran el casino, necesitamos vivir”: el desesperado llamado de los trabajadores de los casinos en Chile para que la autoridad los deje operar en Fase 2

Pero no son los únicos. Los integrantes del Sindicato de Trabajadores del Casino Dreams de Valdivia dicen que han vivido “una verdadera pesadilla”. Primero por el estallido social y luego porque el recinto está cerrado desde el inicio de la pandemia.

“Estamos desesperados y muchos con problemas de salud de carácter emocional por la incertidumbre”, señala Bernardita Patiño, presidenta del Sindicato de Trabajadores Dreams Valdivia, reporta el Diario Austral.

Y tal como en Monticello, estos trabajadores advierten que la empresa ya no podrá seguir sosteniendo la situación.

“Hasta ahora la empresa nos ha pagado la diferencia que no cubre la AFC (al acogerse a la Ley de Protección del Trabajo), lo que ha sido un gran alivio. Sin embargo, entendemos que si no hay ingresos pronto, lo más probable es que comiencen los despidos, porque no hay rubro que aguante casi un año pagando y sin tener entradas”, dijo Patiño.

Cerca de ahí, en Puerto Varas, la misma situación: piden a la autoridad que se reabra el casino, aseguran que los protocolos que han adoptado hace segura la atención al público y advierten que la empresa no podrá soportar más.

“Hace exactamente 11 meses de la llegada de la pandemia a Chile y con ello la puesta en marcha de la Ley N°21.227 la Ley de Protección del Empleo, que mantiene a miles de trabajadores en suspensión laboral, incluyendo a todos los trabajadores de Casinos de Juegos de Chile, nos dirigimos a ustedes como Sindicato Casino Dreams Puerto Varas, para manifestarle nuestra angustia por la falta de empatía que han tenido hacia nuestro rubro el conjunto de autoridades, con graves consecuencias tanto en lo económico como en lo emocional de ciudadanos chilenos que representamos además grupos de esfuerzo que sólo necesitan que se cumpla el derecho a trabajar para sostener a nuestras familias”, dice una carta firmada por el Presidente del Sindicato del Casino Dream Puerto Varas, Víctor Guinao, dirigida a la Intendencia Regional.

Y a esto se suma Chillán. En la misma línea que Monticello y Sun de Valdivia, en Marina del Sol Chillán disparan contra las medidas de restricción y también contra la Superintendencia de Casinos por el tema de las licencias.

“Nuestros puestos de trabajo se ven amenazados no solo por el cierre de los casinos de juego desde el pasado 18 de marzo producto de la pandemia de covid, sino además por el empeño de la Superintendencia de Casinos de Juegos, que desconoce a los actuales operadores, su derecho preferente de renovación de licencias a partir del año 2025”, dijo el presidente del Comité Paritario Marina del Sol Chillán, Gino García Almeida, informa la Crónica de Chillán.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.