Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics: “Los resultados son positivos para la macroeconomía chilena”

El economista afirma que “los dos candidatos han enfatizado la postura de manejar modelos con responsabilidad fiscal, lo cual da cierta tranquilidad”. Y acota que “si bien el candidato de izquierda plantea un cambio de modelo, también promete cuidar la disciplina macro”.




Como positivo para el mercado y la macroeconomía. Esa es el primer análisis que hace el director de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, de los resultados de las primeras presidenciales donde resultaron como ganadores la opción del Frente Amplio, Gabriel Boric y el independiente de centro derecha, Sebastián Sichel.

Para el economista, las elecciones hablan de que los “chilenos” optaron por una continuidad del modelo económico, pero haciéndole cambios para mejorar la eficiencia del Estado. “Definitivamente el resultado fue mejor de los esperado por los mercados al posicionar posturas de candidatos pro-mercado y menos radicales hacia la izquierda”, sostiene.

Plantea que los cambios propuestos se realizarán de manera más gradual y cuidando la responsabilidad fiscal. “Si bien el candidato de izquierda plantea un cambio de modelo, también promete cuidar la disciplina macro”, enfatiza.

Las elecciones primarias arrojaron resultados que sorprendieron al posicionarse posturas más moderadas, ¿cuál es la lectura que hacen de los resultados?

Los chilenos efectivamente expresaron sus preferencias electorales en torno a dos ejes: una continuación del modelo económico con adecuaciones moderadas para hacerlo más eficiente, y un cambio del modelo hacia políticas de izquierda más enfocadas a la redistribución de ingresos hacia la sociedad a través de la política fiscal.

¿Puede haber una mayor tranquilidad en los mercados considerando que la postura más de izquierda no avanzó?

Definitivamente el resultado fue mejor de los esperado por los mercados al posicionar posturas de candidatos pro-mercado y menos radicales hacia la izquierda. Esto se está ya expresando en la reacción positiva de los mercados financieros internos, aunque de manera moderada, puesto que aún son elecciones primarias y con el contrapeso de los mercados internacionales.

En términos macroeconómicos y fiscales, ¿es una noticia positiva?

Los dos candidatos han enfatizado la postura de manejar modelos con responsabilidad fiscal, lo cual da cierta tranquilidad con respecto a la izquierda más radical, aunque solo es un compromiso de campaña del candidato de Convergencia Social. En general, los resultados son positivos para la macroeconomía chilena en el sentido de que se descartan posiciones de izquierda radicales.

¿Se puede anticipar que los cambios estructurales se harán de manera gradual, y que eso es lo que quiere la ciudadanía?

Eso es lo que se alcanza a leer de los resultados de las primarias, sobre todo en la parte del candidato por Chile Vamos. Mientras que por el candidato de Convergencia Social, si bien hay más políticas sociales, al parecer hay intención de cuidar los equilibrios macroeconómicos.

¿Hay menos riesgos de que se avance a un cambio radical del modelo económico?

Si bien el candidato de izquierda plantea un cambio de modelo, también promete cuidar la disciplina macro, por lo que es de esperar que los cambios sean de adecuaciones hacia un modelo con más enfoque social y redistributivo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.