Banco Central dispara cálculo para la inflación debido al fuerte aumento del dólar

conoce-los-precios-de-la-gasolina-y-diesel-del-7-de-septiembre

De acuerdo al reporte, la inflación alcanzará niveles cercanos a 4%, respondiendo mayormente a la "depreciación idiosincrática del peso", lo que lleva a que el grado de traspaso a la inflación sea mayor al promedio


Un fuerte aumento registrará la inflación tanto para este año como el próximo. Si bien en septiembre el BC espera que los precios cierren el año en 2,7% para 2019 y de 2,8% para el próximo año, ahora la realidad cambió: se espera un alza de 3,4% y 3,8% respectivamente.

¿Qué pasó? Según el Informe de Política Monetaria del Banco Central, el impacto financieros de la mayor incertidumbre, así como los efectos más persistentes de la depreciación del peso, aumentarán las presiones inflacionarias en el horizonte de política.

En base a estos antecedentes, "el Consejo considera que el estímulo monetario es el adecuado para el logro de la meta de inflación, teniendo presente el estado actual del impulso fiscal y la política cambiaria. Las expectativas de mercado, que no anticipan mayores ajustes en la TPM y que tienen una expectativa de inflación a dos años plazo en 3%, son coherentes con este diagnóstico".

En el detalle del informe, el Central señala que  en su  escenario base se proyecta que durante el 2020 la inflación alcanzará niveles cercanos a 4%, respondiendo mayormente a la "depreciación idiosincrática" del peso, lo que lleva a que el grado de traspaso a la inflación sea mayor al promedio. "Esto toda vez que en estas circunstancias no se verifican factores amortiguadores, como el descenso de los precios en dólares de productos importados que se produce ante una apreciación global del dólar".

Según el Central, "la contracción que se observa en el PIB del cuarto trimestre y las perspectivas más débiles para el 2020 amplían la brecha de actividad, compensando en parte las mayores presiones inflacionarias del componente transable de la inflación. Con todo, la reciente depreciación idiosincrática del peso chileno limita el espacio de acción de la política monetaria, con respecto a una situación donde todos los socios comerciales también ven debilitada su moneda".

Bienes transables

Según explica el BC, el coeficiente de traspaso cambiario a la inflación dentro de un año es menor cuando el movimiento de la paridad se origina por un movimiento global del valor del dólar, ya que en este caso existen efectos compensatorios que reducen los costos, como la rebaja de precios en dólares de los bienes importados desde socios comerciales cuyas monedas también se deprecian. Por el contrario, frente a una "depreciación idiosincrática" del peso como la ocurrida en las últimas semanas, los factores compensatorios mencionados no se manifestarían, lo que implica un mayor coeficiente de traspaso.

"Esto último haría prever mayores registros inflacionarios en los bienes transables durante el próximo año", dice. Por otro lado, el IPoM menciona que "la contracción de la actividad en el cuarto trimestre provoca una ampliación relevante de la brecha —aun considerando el impacto de las disrupciones productivas en el crecimiento potencial—, y su evolución futura apunta a que su cierre se dará a una baja velocidad. Así, en el escenario base, se proyecta que la debilidad de la demanda contrarrestará parcialmente el efecto del mayor traspaso a precios de la depreciación del peso".

Comenta