CLC rebate acusación del Cuerpo Médico y dice que el bloqueo no supone una transgresión de la orden de no innovar

Los abogados de la clínica insisten en que esta denuncia "se trata de un nuevo intento de los médicos de abusar de las resoluciones judiciales dictadas, con el único fin de mantener su velada intención de “cogobernar” de facto e ilegalmente la Clínica”.




Los abogados de Clínica La Condes ingresaron un escrito en el que defienden a la administración de la denuncia por desacato a la orden de No Innovar interpuesta por el Cuerpo Médico, en el marco del mismo recurso de protección que ellos levantaron, pero a raíz del bloqueo que se ejerció a 155 médicos por el incumplimiento en el pago del arriendo de julio y agosto.

En un documento de tres páginas ingresado ayer, los abogados Sebastián Oddo Gómez y Martín Coronado Atenas parten su réplica descartando que haya “desacato de resolución judicial alguna por parte de CLC”, sino que más bien “se trata de un nuevo intento de los médicos de abusar de las resoluciones judiciales dictadas, con el único fin de mantener su velada intención de “cogobernar” de facto e ilegalmente la Clínica”.

Así, desde la Clínica prosiguen diciendo que lo que sí ha ocurrido es que un grupo de médicos (los 155 profesionales objetos del bloqueo) “en forma abusiva, ilícita y unilateral, han tomado la orden de no innovar como una excusa para no pagar las rentas de arrendamiento devengadas con anterioridad a la presentación del recurso”.

Básicamente el argumento de fondo de la clínica para rebatir la tesis de la contraparte, se basa en que el bloqueo a estos 155 médicos responde al incumplimiento en el pago del arriendo del contrato marco vigente, por lo que en esta discusión, dicen los abogados, nada tiene que ver la Orden de No Innovar dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, por cuanto su efecto recae en el nuevo contrato marco que la administración de Karlezi estaba tratando de implementar, pero que tras esta orden quedó congelado.

En otro de sus argumentos, la clínica dice que el pago de 138 profesionales -para efectos de cuando se redactó ese documento- “demuestra que la interpretación del efecto suspensivo de la orden de no innovar es errado y abusivo”. El Cuerpo Médico, mientras tanto, insiste que “el Comité Ejecutivo de los médicos recomendó a los miembros del cuerpo médico a pagar por razones éticas asociadas a no generar riesgos de salud sobre los pacientes, pero reservándose el derecho a tomar acciones legales”.

Esta replica se da en un contexto en el que el próximo lunes inician los alegatos en el marco del recurso de protección que interpusieron los médicos contra la clínica.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.