Dólar alcanza un nuevo récord y registra su mayor alza semanal desde inicios de 2009

Dólar retoma la tendencia a la baja ante la estabilidad de la divisa a nivel global

La moneda estadounidense subió $13,4 a $918,32 frente a los $904,95 de la jornada anterior,




En una semana marcada por una fuerte racha alcista el precio del dólar alcanzó un nuevo máximo histórico este viernes, presionado por el retroceso del cobre, la principal exportación del país, mientras se mantenían las preocupaciones sobre la demanda de metales ante un posible escenario de recesión en Estados Unidos y otras importantes economías mundiales.

La moneda estadounidense subió $13,4 a $918,32 frente a los $904,95 de la jornada anterior, cuando superó por primera vez la barrera de los $900, completando su sexta sesión consecutiva de avances en el mercado local.

La jornada estuvo caracterizada por una alta volatilidad en que la divisa fluctuó entre un mínimo de $898,59 a las 8.52 horas y un máximo de $919,05 a las 11.39 horas.

En la semana acumuló un aumento de $41,04, anotando su mayor alza semanal desde la del 20 de febrero de 2009 cuando subió $44,53, año en que los mercados eran afectados por la crisis subprime. En lo que va del mes, en tanto, el incremento ya es de $93,91.

Así el peso chileno se convierte en la moneda más depreciada frente al dólar a nivel mundial en lo que va de junio y la segunda en la semana.

En este contexto el ministro de Hacienda, Mario Marcel, desestimó la capacidad del gobierno para poder tomar medidas que permitan frenar el agresivo incremento de la divisa, a diferencia del Banco Central.

“El gobierno no es mucho lo que puede hacer en materia cambiaría, porque los fondos soberanos tienen una magnitud bastante acotada y muy distinto al Banco Central que tiene reservas internacionales, las líneas de liquidez y tiene otros mecanismos que puede utilizar si así lo resuelve”, dijo Marcel en un punto de prensa en La Moneda tras una reunión del gabinete.

Cochilco reduce proyección para el precio promedio del cobre este año en medio de alta incertidumbre

Omar Larré, jefe de inversiones de Fintual, señaló que “la depreciación del peso seguramente está directamente relacionada con la caída del precio internacional del cobre. A esto se suman las sorpresas inflacionarias vistas durante el mes en Estados Unidos, y la posterior decisión de la Fed de subir ,75 puntos la tasa de política monetaria, la mayor desde 1994″.

Peor semana desde inicios de 2020

La cotización al contado del cobre cerró con un retroceso de 3,47% a US$3,75697 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, registrando su menor nivel desde el 12 de febrero de 2021.

De este modo, en la semana acumuló un descenso de 9,01%, su mayor caída para el periodo desde la semana del 13 de marzo de 2020, cuando bajó 12,2%. En lo que va de junio el metal completa un descenso de 14,6%.

Así siguió alejándose del máximo histórico de US$4,86 alcanzado el 7 de marzo, respecto del cual es 22,8% menor.

Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, explicó que “las proyecciones económicas cada vez peores en el mundo, donde incluso hay altas probabilidades de una recesión en Estados Unidos, siguen impactando en las perspectivas de demanda del metal rojo, siendo el factor bajista más importante para el commodity, mientras que las proyecciones con respecto a China, principal consumidor de cobre, también se han visto presionadas”.

En tanto, el analista independiente Robin Bhar dijo a Reuters que “existe el riesgo de que se produzcan más pérdidas. Parece que se avecina una fuerte desaceleración económica o una recesión”.

Nuevas caídas

La Comisión Chile del Cobre (Cochilco) tampoco descarta nuevas caídas. En su informe semanal recordó que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, señaló el miércoles que está comprometido a controlar la inflación, incluso a riesgo de una recesión económica y que se espera una nueva alza en la tasa de interés por parte del banco central estadounidense de 75 puntos en julio y otra de 50 puntos en septiembre.

“Esta perspectiva generó la corrección a la baja del precio del cobre y petróleo, dos activos con una fuerte correlación con el crecimiento económico. De cumplirse las expectativas de alza de tasas de interés en Estados Unidos señaladas anteriormente, el precio del metal rojo mantendría la tendencia a la baja”, advirtió.

Agregó que el crecimiento del sector manufacturero, el principal motor de mundial de demanda de cobre, se está desacelerando desde Asia hasta Europa, mientras el aumento de casos de Covd-19 en China, también ensombrece el panorama para el principal consumidor mundial de metales, debido a la politica “cero contagios” del gobierno.

Los futuros a tres meses del metal cedían 0,5%, a US$8.367 la tonelada, después de haber llegado a US$8.122,50 más temprano, un 25% menos que el máximo alcanzado en marzo y su nivel más bajo desde febrero de 2021.

Un menor precio del cobre disminuye la cantidad de dólares que ingresan al país por concepto de exportaciones del metal, elevando el valor de la divisa.

Mercado vuelve a subir sus proyecciones de inflación y eleva el techo para la tasa de interés

¿Intervención del Banco Central?

Los niveles actuales de la divisa han abierto la discusión sobre si es posible una intervención del Banco Central en el mercado cambiario.

Pero el vicepresidente del instituto emisor, Pablo García, reiteró ayer que esa no es una opción por ahora.

Al respecto Bci estudios sostuvo en un informe que, “el precio del metal ha caído severamente en los últimos días, pero, a nuestro juicio, no explica la totalidad del fuerte incremento del tipo de cambio. Corrigiendo por precio de cobre y otras variables de corto plazo, el tipo de cambio debiera situarse en torno a $40-$60 más bajo del nivel actual”.

Por tanto afirmó que “se podría atribuir entonces este incremento a factores adicionales, posiblemente a la posibilidad de intervención, situación que por ahora se ha descartado por parte del Banco Central”.

Posible alivio

Sin embargo, el fuerte descenso en los precios de las materias primas que ha marcado la semana comenzaba a dar paso a expectativas de que el aumento en la inflación, que ha llevado a la Reserva Federal de Estados Unidos y otros importantes bancos centrales del mundo a elevar sus tasas de interés, pueda comenzar a dar algo de alivio a los precios.

“La inflación seguirá siendo elevada y por encima del objetivo, pero es cada vez más probable que empiece a alcanzar un máximo en los próximos meses”, dijo Andrew Hardy, gestor de inversiones de Momentum Global Investment Management a Reuters.

“Los mercados podrían tomarlo razonablemente bien: hay potencial de recuperación más adelante en el año”, añadió.

En este escenario, el dollar index, que mide la cotización de la divisa frente a una canasta de seis monedas líquidas, incluyendo el euro, retrocedía 0,13% a 104,05 puntos.

La próxima semana será la reunión del G7, instancia en la que los comentarios y decisiones que se puedan adoptar para enfrentar las débiles proyecciones económicas podrían generar volatilidad en diversos activos financieros, incluido el mercado de divisas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.