Gobierno considera garantías para grandes empresas y prepara plan para la reactivación

FOTO: FRANCISCO CASTILLO /AGENCIAUNO

La idea para las grandes firmas apunta a la emisión de bonos y eliminar trabas en el mercado de capitales. En paralelo a ello, el Ejecutivo ya comenzó a delinear el plan de salida de la crisis con medidas que van desde inversión pública, subsidio al empleo y medidas de liquidez.




Ha sido un tema recurrente durante las últimas semanas: habrá o no medidas para apuntalar a las grandes empresas que tengan problemas de liquidez. Y si bien el mensaje del gobierno para este grupo de firmas no había sido claro, este viernes el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, despejó esas dudas y señaló que la próxima semana se enviará un proyecto de ley para mejorar el acceso al financiamiento.

La idea del gobierno es generar instrumentos de liquidez a través del mercado financiero para que los procesos sean más expeditos. “La próxima semana ustedes conocerán algunos proyectos de ley relativos al mercado financiero que apuntan a generar instrumentos, a agilizar los procesos para tener mecanismos de financiamiento que sean más expeditos para las empresas”, dijo el secretario de Estado en radio Universo.

Briones precisó que esas iniciativas tienen que ver con “acelerar los procesos para la emisión de bonos, bonos convertibles y otros”.

Un conocedor de la idea señala que el proyecto apunta a que hoy día hay inversionistas que quisieran prestarle dinero a grandes empresas, pero que por restricciones legales no lo pueden hacer. “Hay restricciones en el mercado de capitales que impiden que algunos fondos inversión puedan financiar a empresas grandes”. Sin embargo, no abarcará a todas las grandes empresas, dado que no está pensada en ayudar a firmas como Latam, por ejemplo.

Fuentes del gobierno explicaron que se han estado viendo distintas fórmulas para aquellas empresas que están fuera de la cobertura del Fogape (sobre UF1 millón de ventas anuales). La primera de ellas fue entregar créditos suprapreferentes, sin embargo, esta solución no ha tenido apoyo suficiente, pues hubo varias objeciones técnicas. Ante esa negativa se dio un giro y se empezaron a explorar otras ideas que abarcan dos áreas. Una idea es implementar un mecanismo similar al Fogape, que son garantías estatales para operaciones de crédito, pero para empresas más grandes. Otra idea es hacerlo a través de bonos. Un camino es la emisión de bonos tradicionales, pero que tuviesen algún tipo de garantía estatal para dar incentivos a los inversionistas privados para adquirirlos. Otra vía son los bonos convertibles, instrumentos de deuda que pueden ser convertidos en acciones, es decir, a cambio de participación en la propiedad. Ambos tienen objetivos distintos y sirven de acuerdo al riesgo de cada empresa.

Ante la posibilidad de que el Estado entre a la propiedad de las empresas, la misma fuente dijo que “en el gobierno no hay simpatía por soluciones que impliquen que el Estado entre a la propiedad de la compañía”.

Plan de reactivación

Si bien aún se está en la etapa de contención de la crisis, y por ende medidas de ayuda a familias y empresas, el propio ministro Briones ha comenzado a incluir en su relato público la necesidad de contar con un plan de reactivación y de empleo. Esos dos ejes han sido mencionado en varias oportunidades y especial para argumentar en la necesidad de guardar recursos para ese período denominado de “salida” de la crisis.

El plan es trabajar con varios ministerios, entre ellos, Economía, Vivienda, Trabajo y Hacienda. Cada uno comenzó a diseñar medidas que puedan contener este plan con un horizonte de plazo de tres a cuatro meses, es decir, pensado para fines de agosto, principios de septiembre, y así ser lanzado el último trimestre del año.

Por el lado de Economía, el plan de trabajo apunta a entregar liquidez a las pequeñas y medianas empresas a través de Corfo y Fogape. Ambas instituciones jugarán un rol clave facilitando el acceso al financiamiento. Además, habrán medidas para fomentar la inversión y la oficina de Grandes Proyectos Sustentables (GPS) hará su reestreno presentando una batería de proyectos de largo plazo que son viables de ejecutar y que, por cierto, tienen impacto en el empleo. Otra materia de este ministerio son los distintos protocolos para que la economía comience a funcionar.

Por el lado de Vivienda, el subsecretario Guillermo Rolando, explica que “estamos armando un plan de proyectos para tenerlos listos en un plazo de tres a cuatro meses para estar listos para salir a su ejecución”. Detalla que para este año en subsidios habitacionales se invertirán US$2.400 millones para construir, comprar y arrendar 95 mil soluciones habitacionales y para arreglar, agrandar, mejorar una vivienda, 108.000 soluciones. Todo esto tendría un impacto de 178.000 empleos. Dentro del proceso de inversión se tiene en la lista también agilizar los procesos de concesiones y con ello fomentar la inversión privada.

En Trabajo, el diseño apuntaría a fortalecer los montos y amplitud de los subsidios al empleo que rigen como a la contratación de jóvenes y mujeres, aunque se exploraría una nuevo segmento que aún se está definiendo. Este eje predominaría antes que los programas de empleos de emergencia. Sobre este punto, el director del Centro de Encuestas y Longitudinales UC, David Bravo, afirma que “la evaluación de programas aplicados anteriormente y que me ha tocado realizar, muestra la poca efectividad de los planes de empleo de emergencia y la mayor efectividad de los subsidios a la contratación”.

Otras medidas que se analizan apuntan a entregar liquidez de corto plazo a las empresas y por ello se evaluará postergar impuestos como los PPM o IVA, similar a lo que ya ha realizado el Ejecutivo. Otra idea que ha comenzado a surgir desde el plano de los economistas es la opción de que se reduzcan algunos impuestos por un período determinado de tiempo para dinamizar a la actividad. “Puede ser una alternativa atractiva para incentivar el consumo y la inversión, pero la discusión política puede ser un poco compleja”, dice Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados. Por ello, para él una opción más rápida para entregar liquidez es postergar el pago de tributos.

Comenta