Inician construcción de primera planta piloto de escala industrial para producción de hidrógeno verde en Magallanes

Fondo busca recaudar US$300 millones para fomentar proyectos de hidrógeno verde en Chile

El proyecto es el más grande de su tipo en América Latina y uno de los primeros a nivel mundial. Contempla una inversión de US$51 millones y utilizará energía renovable y dióxido de carbono extraído de la atmósfera.




Este viernes se llevó a cabo la instalación de la primera piedra que simbólicamente da inicio a la construcción de la primera planta piloto de escala industrial para la producción de hidrógeno verde en Chile, ubicada en Cabo Negro, al norte de Punta Arenas.

La ceremonia de inauguración de la iniciativa denominada Haru Oni, de la empresa Highly Innovative Fuels (HIF) contó con la participación del biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, junto a representantes de las compañías que impulsan el proyecto: Enel Green Power Chile, AME, Siemens Energy, Porsche, Enap y Exxon Mobile, los que estuvieron tanto de manera presencial como remota.

Esta planta producirá hidrógeno verde mediante el proceso de electrólisis, alimentado directamente con energía renovable producida por una turbina eólica, que capta la energía del abundante viento de la zona.

Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile, señaló que “esta primera piedra destaca de forma concreta el avance en el desarrollo de un proyecto que muestra cómo será posible para las empresas alcanzar sus metas de sostenibilidad en sectores difíciles de descarbonizar, y que hasta hoy estaban obligadas a utilizar energías fósiles”.

Proyecto

El proyecto es el más grande de su tipo en América Latina y uno de los primeros a nivel mundial. Contempla una inversión de US$51 millones y utilizará energía renovable y dióxido de carbono extraído de la atmósfera para producir 350 toneladas de metanol por año y 130.000 litros de eCombustible al año hacia fines de 2022.

En las fases comerciales siguientes, la capacidad se incrementará a aproximadamente 55 millones de litros de eCombustible por año para 2024, y alrededor de 550 millones de litros por año para 2026.

El proceso consiste en utilizar energía renovable para obtener hidrógeno verde a partir del agua mediante un proceso llamado “electrólisis”. A continuación, el hidrógeno se combinará con dióxido de carbono extraído de la atmósfera mediante una “captura directa de aire” para producir metanol.

A su vez, parte del metanol producido se convertirá en gasolina sintética.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.