Izit: El cupido entre las marcas y los usuarios

30/09/2020 FOTOGRAFIAS A MARCOS ALMENDRAS Mario Tellez / La Tercera

Marcos y Koichi se conocieron nadando en un río cerca de Santa Bárbara. Uno es chileno y el otro estadounidense. Al primero lo movía la informática y al segundo, la energía solar. Los dos tenían sus startups y las vendieron a multinacionales. En 2013 unieron su capital y experiencia para crear Izit, una app dedicada al marketing contextual que proyecta salir de Chile para aterrizar en México, Perú, Colombia y Brasil en los próximos dos años.




Los fundadores de Izit tienen una precuela. En el 2005, el ingeniero informático Marcos Almendras trabajaba en una multinacional y estaba en medio de un MBA en la Universidad Adolfo Ibáñez, donde pasó por delante un curso de emprendimiento. Ahí se dio cuenta de lo que quería hacer. Renunció a su empresa y armó Axon Axis, cuyo negocio consistía en ordenar bases de datos de múltiples fuentes para venderlas a empresas. Gracias en parte a la Fundación Chile -como dice- le fue bien y en 2010 llegó Equifax y le compró la startup. Ese año hubo dos “exits” similares a nivel nacional: Clandescuento (de los fundadores de Cornershop) y Axon Axis.

Marcos no quería dejar el camino del emprendedor. Pero antes de ver qué hacer se fue con sus exsocios a celebrar la venta a Santa Bárbara, cerca de Los Ángeles. Estaba nadando en un río y ve que cerca suyo había una persona de aspecto oriental. Le preguntó qué estaba haciendo ahí. La respuesta fue en inglés. Se llamaba Koichi Arimitsu, hijo de japoneses, pero estadounidense. Su apellido significa “tengo luz” y coincidentemente estaba en nuestro país armando una empresa de energía solar, motivado por los fuertes índices de radiación que existen en Chile y la crisis energética que estaba en el ambiente. De hecho, creó la startup Solar Chile, que tres años después la vendió a una multinacional.

Marcos desde Chile y Koichi desde Berkeley (California) siguieron en contacto. Un día el norteamericano lo llama con una idea de negocio. Había detectado que cuando iba a un supermercado, la boleta indicaba que para su próxima compra tenía un porcentaje de descuento, algo que también existe a este lado del hemisferio. ¿Por qué no crear entonces una empresa que permitiera identificar a los clientes cuando estuviesen dentro de una tienda y enviarle mensajes u ofertas personalizadas a su celular? Y con un capital inicial de US$200 mil (entre sus bolsillos y un fondo de Corfo) nació Izit, un juego de palabras de “What is it?”.

“El objetivo de esta app es conectar a las marcas con los usuarios en el momento que estos se encuentran en la máxima propensión a comprar. Como si los productos te hablaran mientras vas caminando dentro de un mall”, explica Marcos.

Es lo que se denomina como “marketing de contenidos”, pero con un ingrediente especial: la geolocalización. “Izit le va avisando a las personas dónde están sus marcas favoritas y cuáles de ellas tienen algún contenido de valor como un beneficio, descuento, elemento exclusivo, etc. Si estás cerca de un Starbucks, te invita a tomar un cappuccino. Todo el desarrollo lo hicimos en Chile, pero con una visión muy gringa que es la que tenía mi socio”, agrega el actual CEO de esta empresa.

El modelo de negocio de Izit se basa en un cobro a las marcas (clientes) por cada usuario que compra sus productos por medio de las promociones o avisos en Izit. Además, las marcas pagan por hacer publicidad contextual, que es la otra fuente de ingresos.

Lanzaron la aplicación en el Costanera Center cuando estaba recién inaugurado y desde entonces, han logrado 1,3 millones de descargas y levantado capital por US$1,2 millones. “Al principio no fue sencillo. Las marcas no se atrevían mucho a invertir en este formato. Pero a partir del 2016, cuando aplicaciones de consumo masivo como Uber, Cornershop o Rappi irrumpieron, el camino se empezó a despejar”, dice y agrega: “Recién el 2017 las marcas les tomaron valor a las apps”.

Justo hace un año lograron el punto de equilibrio, cerrando 2019 con una facturación cercana al millón de dólares, algo que claramente bajó este año. “Producto de la pandemia y las restricciones de movilidad, nuestras ventas han bajado 35%, proyectando unos $480 millones para 2020”, dice Marcos, que está confiado en que la situación mejorará. Es más, ya comenzó el ascenso de la facturación dada por la reapertura del comercio y una serie de estrategias de adaptación y nuevos servicios como Izit UP, una aplicación lanzada en agosto y diseñada específicamente para que las pymes puedan comprar y publicar promociones; o Izit Broadcast, plataforma para las emisoras de televisión que buscan atraer a clientes nuevamente a la publicidad televisiva.

Además, en las próximas semanas planean lanzar Izit Experience, un área diseñada específicamente para que las marcas puedan enviar muestras a usuarios cualificados directamente a sus hogares, tomando en cuenta que este tipo de marketing prácticamente ya no se puede hacer físicamente en las tiendas. “Nuestro objetivo en 2021 es superar los ingresos de 2019 en 14%”, señala confiado Marcos.

Ya están en conversaciones con una serie de fondos para el proceso de una ronda de inversión Serie A (entre US$3 millones a US$5 millones) en los próximos meses, la cual tiene un foco claro: su expansión por Latinoamérica, empezando por México. “En 2018 hicimos un piloto en ese país, logrando 50 mil descargas en un día, lo que hizo que Google nos llamara extrañados por el ‘comportamiento inusual’. Ahora estamos conversando con ellos, ya que el tema de marketing contextual es algo que les interesa mucho”. Y aparte del país norteamericano, su objetivo es aterrizar también en Perú, Colombia y Brasil en los próximos dos años.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.