La tensión que generó el dólar entre el gobierno y el Banco Central

Economistas que conocen el Banco Central afirman que la comunicación entre Hacienda y el ente rector es frecuente e incluso a diario entre los equipos técnicos de ambas entidades. Por eso causa extrañeza las declaraciones que realizó el ministro de Hacienda, Mario Marcel. En el Ejecutivo quieren dar por cerrado el tema. La próxima vez que Hacienda y el Banco Central se verán las caras será en la Reunión de Política Monetaria de este mes fijada para el martes y miércoles.


El ministro de Hacienda, Mario Marcel, quiso cerrar este viernes un tema que el mismo abrió el miércoles pasado, cuando realizó un punto de prensa en el Congreso para hablar sobre la fuerte alza que está teniendo la divisa estadounidense y que ese día durante la mañana tocó un máximo de $1.000.

“Sería bueno, sería oportuno que el Banco Central también pudiera compartir su propio diagnóstico sobre lo que está ocurriendo con el tipo de cambio, dado que es la institución que va siguiendo más de cerca los mercados y particularmente este mercado”, esa fue la frase de la discordia que abrió un flanco entre el gobierno y el Banco Central que al día siguientes se agudizó con las declaraciones que realizó la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo. La secretaria de Estado afirmó en Canal 13 que “nosotros no manejamos la política cambiaria. Eso le corresponde al Banco Central como organismo autónomo. Y ahí me sumo a lo que dijo el ministro Marcel, ojalá un llamado al Banco Central a tomar medidas, respetando su autonomía, pero son ellos los que manejan la política cambiaria”.

Estas declaraciones no hicieron más que elevar la tensión y desataron una fuerte crítica del mercado y de economistas, encabezados por expresidentes del Banco Central como Vittorio Corbo y Rodrigo Vergara, e incluso figuras de la propia coalición oficialista, como el senador Ricardo Lagos Weber (PPD).

El viernes por la mañana, tanto Marcel como Vallejo salieron a explicar sus declaraciones, tratando de poner paños fríos: “Uno tiene que entender que hay ciertos actores y autoridades que no están tan familiarizadas con los temas económicos”, dijo el ministro ante la consulta de cómo habría reaccionado él a los dicho de Vallejo si hubiera seguido en el cargo de presidente del Banco Central”, y agregó que “como gobierno, y en particular como Ministerio de Hacienda, nosotros tenemos pleno respeto por la autonomía del Banco Central”. Y Vallejo acotaba que “lamento que se preste a confusiones. Evidentemente es una discusión que es sensible, pero nosotros hemos fijado una posición y tenemos una postura única que es lo que nos corresponde: el respeto a la autonomía del Banco Central no está en duda en ningún caso”. Mientras se buscaba dar por cerrado ese tema, el ministro de Economía, Nicolás Grau, realizaba otras declaraciones en radio Duna: “Sería muy importante que el Banco Central dé su opinión y que dé alguna idea de cuál va a ser su estrategia al respecto”, sostuvo.

Economistas que conocen la interna del Banco Central afirman que estas declaraciones no cayeron bien en el ente rector, generando algo de molestia en las oficinas de Agustinas 1180. Esto principalmente porque aseguran que la comunicación entre Hacienda y el ente rector es frecuente e incluso a diario entre los equipos técnicos de ambas entidades. Por lo que, dicen, en Hacienda sabían perfectamente lo que pensaba el Banco Central sobre los movimientos del dólar, que incluso días antes fue expresada por el vicepresidente del BC, Pablo García y el consejero Luis Felipe Céspedes, quienes argumentaron por qué no era conveniente intervenir en estos momentos la divisa.

Además, mencionan que el momento en que Marcel sale a hacer esas declaraciones es justo cuando el instituto emisor está en su período de silencio por la Reunión de Política Monetaria (RPM), lo que le impide hacer alguna declaración. Otro conocedor del funcionamiento del ente rector añade que los canales de comunicación entre Hacienda y el Banco Central siempre están abiertos, por ello, llama la atención la puesta en escena que hizo el ministro Marcel, quien lideró el ente rector hasta mediados de enero cuando dejó ese puesto para irse a ser el ministro de Hacienda del gobierno de Gabriel Boric.

También lo que se comenta y lo que más preocupa es la señal que se envía a los mercados y a los economistas en general de que no existe una coordinación adecuada entre Hacienda y el BC, ya que eso podría generar una mala interpretación creando problemas en la aplicación de las políticas económicas. Ese escenario de falta de coordinación la descartan por las constantes reuniones y comunicación que existe entre ambos.

La próxima vez que Hacienda y el Banco Central se verán las caras será en la Reunión de Política Monetaria de este mes fijada para el martes y miércoles de la próxima semana. Ahí, el BC debe decidir cuánto más subirá la tasa de interés que hoy se ubica en 9%. En esa instancia Marcel participa por derecho propio, con derecho a voz, pero no a voto.

En otro ámbito, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados había citado a la presidenta del ente rector, Rosanna Costa, para el próximo lunes para que pueda dar su visión al respecto, sin embargo, por estar en período de silencio, la reunión se postergó en un principio para el jueves 14 de julio.

Como anticipo a este encuentro, el presidente de esa instancia legislativa, Jaime Naranjo (PS) sostuvo que “lo que está ocurriendo es que diversas autoridades estamos muy incómodas, porque el Banco Central está de espectador frente a esta alza desmedida que está teniendo el dólar” y por ello, lo llamó a “intervenir para bajar el precio del dólar”, o bien explicar “por qué no lo hace”.

Más en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.