¿Acogerse al Capítulo 11 equivale a caer en quiebra? Las preguntas clave del proceso de reorganización que inició Latam Airlines

Standard & Poor’s reduce nota de Latam Airlines

La aerolínea anunció esta madrugada que se acogerá al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos para reorganizar su deuda y normalizar su operación.




¿Acogerse al Capítulo 11, equivale a caer en quiebra?

No. De hecho, las empresas que se acogen a esta figura lo hacen precisamente para evitar la quiebra. El proceso está diseñado para que acreedores y deudor diseñen un plan de cumplimiento de las obligaciones y de operación sostenible para cuando se termine el proceso. De hecho, el procedimiento considera que los acreedores voten para aprobar el plan de salida.

¿Qué pasará con la millas, pasajes comprados y reservas?

La empresa aseguró que, aún inmersa en este proceso de reorganización, seguirá aceptando pasajes actuales y futuros y que los puntos o millas de viajero frecuente, cupones y tarjetas de regalo en posesión de los clientes, siguen plenamente vigentes.

“Se honrarán todos los pasajes actuales y futuros, así como los vouchers de viaje, millas y beneficios de viajero frecuente y políticas de flexibilidad”, informó la empresa. Además, mantendrá las alianzas con terceros.

¿Qué otras empresas aéras se habían acogido a este Capítulo 11?

Grandes aerolíneas, como American, Delta y United se han acogido al Capítulo 11, de cual salieron exitosos y lograron reanudar sus operaciones. A comienzos de mes, la colombiana Avianca, principal competidor en la región de Latam Airlines, también tomó la misma decisión, proceso que avanza actualmente.

¿Cuáles son los pasos que vienen?

El primer paso es la realización de una audiencia de primer día, que se centrará en establecer el marco legal inicial para el proceso de reorganización bajo el Capítulo 11. “El objetivo del tribunal de los EE. UU. es garantizar que podamos continuar operando nuestro grupo de manera habitual a través de un proceso ordenado, y este es el momento en el que se le permitirá oficialmente hacerlo”, informó la empresa.

Luego, la empresa y sus acreedores trabajarán en la elaboración de un Plan de Reorganización, que tiene por objeto definir cómo saldrá el grupo del proceso. “Confiamos en que esta etapa del proceso reunirá a nuestras diversas partes interesadas para construir un nuevo Latam que esté mejor posicionado para el éxito hacia los próximos años”, agregó la compañía.

¿Qué pasará cuando este acuerdo esté listo?

Una vez que el plan haya sido desarrollado, los acreedores deberán votarlo, aprobando, eventualmente, la ruta siguiente para seguir adelante con el proceso y reanudar las operaciones.

“Después de que el plan sea confirmado por las partes correspondientes, estaremos listos para salir de esto como un grupo de aerolíneas más eficiente y, en última instancia, resiliente y mejor posicionado para servir a América Latina y volar hacia un futuro brillante”, complementó la empresa.

¿Y si se rechaza?

Es uno de los riesgos del proceso. Eventualmente, podría dar paso a una liquidación de los activos, poniendo fin al proceso de reorganización. No obstante, el proceso está diseñado para que ello no ocurra, pues garantiza la participación de los acreedores en el diseño del plan de salida.

¿Cuenta con recursos Latam para reanudar sus operaciones?

La empresa informó que tiene US$1.300 millones en caja para enfrentar este proceso. A esto se suma un aporte de US$900 millones comprometido por las familias Amaro y Cueto, que tienen el control de la compañía, y de Qatar Airways, que tiene el 10% de los papeles de la empresa. No obstante, Latam señaló que son bienvenidos aportes adicionales de los accionistas para superar este momento.

¿Qué pasará con el plan de reanudación de vuelos que anunció la empresa hace unos días?

Latam dio a conocer un calendario para retomar operaciones que considera pasar del 5% actual a 9% durante junio y a 18% en julio. Pero solo algunas rutas se reanudarán: en el caso de los vuelos hacia fuera de la región, durante junio Latam volará desde São Paulo a Frankfurt, Londres, Madrid y Miami, mientras que, desde Santiago, lo hará a Miami y São Paulo, centro de conexión a través del cual los clientes podrán acceder a los tres destinos en Europa. Para julio, el grupo espera aumentar a 13 los destinos internacionales.

Eso sí, la reciente decisión del gobierno de Estados Unidos de prohibir los vuelos hacia y desde Brasil podría complicar estos planes.

¿Qué ocurrirá con los trabajadores?

La empresa aseguró que sus planes por volver a volvar seguirán adelante y que, en ese contexto, seguirán pagando los salarios y cumpliendo con sus obligaciones laborales.

“El anuncio de hoy no afectará nuestros esfuerzos continuos para volver a las operaciones regulares del grupo Latam y sus empresas afiliadas. Si bien sabemos que el Covid-19 ha cambiado drásticamente nuestras operaciones y seguirá exigiéndonos que tomemos decisiones difíciles, estamos comprometidos a preservar la continuidad de nuestras operaciones tanto como sea posible. Seguiremos pagando a los empleados y cumpliendo con las obligaciones de beneficios a medida que avanza el proceso de reorganización bajo el Capítulo 11”, informó la empresa.

Comenta