Latam retomará viajes comerciales a Rapa Nui con tres vuelos semanales

Isla-de-Pascua

Luego de que las autoridades anunciaran que la isla se abrirá al turismo el próximo 3 de febrero, lo que fue ratificado por una consulta pública, la aerolínea inició la venta pasajes. En principio, eso sí, la afluencia será acotada a un tercio de los pasajeros regulares. En paralelo, avanza la campaña de vacunación, aunque persisten los temores de que la reapertura traiga consigo rebrotes del virus en la isla.




A partir del 3 de febrero, tres vuelos por semana con capacidad para 300 personas cada uno dispondrá la aerolínea Latam para viajar a Rapa Nui. Así, y luego de casi dos años, la compañía retomará los viajes para turistas, con pasajes que parten desde $146.601 por el tramo de ida.

La apertura coincidirá con la Tapati, la fiesta cultural más importante de la isla, que se realizará entre el 4 y el 12 de febrero, y que en 2021 se celebró sin visitantes.

Según indicaron desde el gobierno y el municipio, los visitantes “deberán cumplir estrictos protocolos de seguridad, entre los que destacan contar con el esquema de vacunación completo y Pase de Movilidad habilitado, además de un test PCR negativo tomado como máximo 48 horas antes del embarque”.

El último vuelo comercial aterrizó en Rapa Nui el 16 de marzo de 2020, casi dos semanas después de que se detectara el primer caso de Covid-19 en Chile. Antes de eso, la isla recibía nueve aviones semanales y un promedio de 1.800 turistas.

En esta oportunidad, para hacer la apertura más discreta y controlada, la frecuencia de tres vuelos por semana -en un Boeing 787 Dreamliner- fue acordada entre las autoridades, locales y de gobierno, y Latam.

En toda la pandemia, Rapa Nui solo ha registrado nueve contagios. El último fue en septiembre de 2020. Y en estos dos años, el municipio y el gobierno gestionaron vuelos humanitarios, para residentes rapanui que estaban en el continente y querían regresar a casa, y viceversa.

Este año, con el inicio de la campaña de vacunación masiva contra el Covid-19 en el país, y considerando que el turismo es la principal fuente de ingresos en la isla, las autoridades comenzaron las tratativas para retomar los vuelos comerciales. Inicialmente, una de las piedras de tope era el bajo porcentaje de personas que se había inoculado: en agosto solo el 56,5% había completado el esquema base.

Pero, según cifras entregadas este martes por la Seremi de Salud de Valparaíso, el 73,7% de la población objetivo (5.130 personas de entre 12 y 80 años) ya cuenta con ambas dosis. El 80,5% (5.601 habitantes) tiene la primera vacuna y 2.364 se pusieron la dosis de refuerzo.

Pensando en el retorno de los turistas y la protección de los isleños, los últimos meses la secretaría regional aceleró el proceso de vacunación, destinando mayor recurso humano en la campaña. El avance constatado “permite proyectar que a la fecha de reapertura gran parte de la población rapanui se encontrará inmunizada”, señala el seremi Georg Hübner.

“Adicionalmente, se ha trabajado en la socioeducación de la población, con campañas en radios locales, y de los distintos organismos propios de la isla, a fin de dar cumplimiento a las normativas sanitarias e incorporar la forma de vida Covid-19 como parte de la cultura preventiva”, agregó la autoridad.

La resistencia al turismo

Otra dificultad para reabrir la isla es la postura de algunos rapanui; una parte de la comunidad ha manifestado resistencia -en octubre, 649 personas votaron “no” a la reapertura-, sin embargo, la semana pasada, en una consulta organizada por el municipio y que alcanzó récord de participación, el 70% (2.924) votó a favor.

En este contexto, las autoridades ven con preocupación la toma del aeropuerto que mantiene una familia rapa nui, por el temor a que nuevas manifestaciones -tal como ocurrió en abril, con un vuelo de carga- impidan el aterrizaje de los turistas.

Según Edmunds, el grupo reclama su propiedad sobre esa tierra y llevan varios años en trámites, pero la negociación con Bienes Nacionales estaría estancada.

En tanto, para preparar el arribo de turistas se reforzó el equipamiento del hospital Hanga Roa. La autoridad comunal señaló que compró 15 conservadores de oxígeno -un dispositivo que libera este gas a demanda- “para darle mayor robustez. El ideal es que este gobierno, o el que venga, implemente el sistema de Unidad de Cuidados Intensivos, que se necesita. ¿Cuánto cuesta eso? $ 15 millones al mes, contando cinco camas críticas. Llevo 20 meses pidiéndolo”.

Consultado sobre este punto, el nuevo delegado presidencial provincial de Isla de Pascua, Mai Teao, comentó que están trabajando en poder implementar camas críticas. “Todavía no tenemos nada concreto. Estamos enviando los petitorios y esperamos tenerlo lo antes posible. Además, tenemos que arreglar el edificio del aeropuerto, al que no hemos podido entrar”.

Teao agregó que “llevo una semana conversando con la directora del Servicio de Salud Metropolitano Oriente (María Elena Sepúlveda), así que ya estamos avanzando”.

Actualmente, señaló, hay capacidad para ventilar a dos personas. “Si tenemos un brote Covid, y tenemos 10 personas, no tenemos cómo conectarlas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.