Nueva Constitución: Morgan Stanley no ve efectos “disruptivos” en la economía, pero JP Morgan advierte sobre el BC y la minería

Banco suizo Julius Baer prevé volatilidad para Chile y advierte que borrador de la nueva Constitución carece de apoyo de la población

“Las propuestas más extremas han sido rechazadas por el pleno y los próximos pasos del proceso no deberían conducir a cambios importantes en el proyecto de Constitución”, dijo en un informe a sus clientes Morgan Stanley. En cambio, JP Morgan mostró su preocupación por la fórmula de destitución de consejeros del BC, además de la incertidumbre que se podría generar en la minería y en el sistema de concesiones.




Las comisiones temáticas de la Convención Constitucional ya finalizaron su labor la semana pasada. Ahora el órgano entró en la recta final previo a entregar la propuesta de nueva Carta Magna a principios de julio. Con ese telón de fondo, el banco de inversiones Morgan Stanley no se mostró preocupado tras la publicación del borrador de la nueva Constitución y estimó que la propuesta se terminará aprobando en el plebiscito de salida.

Por su parte, JP Morgan también comentó al respecto y, a diferencia de Morgan Stanley, mostró preocupación por algunas de las normas que fueron aprobadas sobre el Banco Central.

“No vemos signos de elementos potencialmente disruptivos para la macroeconomía de Chile. Las propuestas más extremas han sido rechazadas por el pleno y los próximos pasos del proceso no deberían conducir a cambios importantes en el proyecto de Constitución”, dijo este martes Morgan Stanley en un informe enviado a sus clientes.

Además, proyectó que “aunque las encuestas ante el plebiscito de salida de septiembre siguen mostrando que la opción ‘Rechazo’ mantiene una tendencia de ventaja, nuestro escenario es que finalmente se apruebe la nueva Constitución”.

En todo caso, el banco de inversiones y agente de bolsa sí estimó que el nuevo texto le significará a Chile una carga fiscal más alta y una regulación más estricta a las empresas, en especial en temas de medioambiente.

Otras de los elementos que destacó Morgan Stanley fue “la exclusión de propuestas menos ortodoxas para el sector empresarial, la política económica y el marco institucional, que significaban un mayor riesgo para la inversión y lo fiscal. Esto debería ser positivo para la mayoría de los activos de renta fija, lo que debería reducir la incertidumbre política para los líderes empresariales, promoviendo la inversión y manteniendo un marco fiscal mayoritariamente ortodoxo”.

El informe también indicó que la nueva Constitución deja los lineamientos, pero que será el Congreso y el poder Ejecutivo los encargados de definir cómo llevar a la realidad lo que se plantea en el texto.

“En este sentido, aunque los riesgos más pesimistas están fuera del camino, es probable que tome algún tiempo para que la incertidumbre política desaparezca totalmente dada la eventual necesidad de discutir legislación en torno a esos temas”, planteó Morgan Stanley.

El documento sobre Chile también sostuvo que los derechos de agua se terminaron y en relación a la minería comentó que el resultado “fue considerablemente más moderado” a lo esperado tras las discusiones que se dieron en su momento en la Comisión de Medio Ambiente de la Convención Constitucional.

Sobre el rol del Banco Central, Morgan Stanley no mostró gran preocupación y planteó que “mantiene su independencia, y no hay cambios significativos”.

Por último, el informe concluyó detallando el cronograma que le queda al proceso de nueva Constitución y los escenarios que habrá en caso que se apruebe o rechace el texto en el próximo plebiscito.

Mirada de JP Morgan

Otro de los bancos de inversión que salió a comentar del borrador de la nueva Constitución fue JP Morgan. Partió su comentario destacando la alta cantidad de artículos que presenta la primera versión del texto.

No obstante, el análisis más profundo estuvo en lo que respecta al Banco Central, ya que JP Morgan no se mostró muy entusiasta con la incorporación de la norma que establece que los miembros del consejo del instituto emisor puedan ser removidos a petición del Congreso -con la definición de la Corte Suprema-, situación que hoy no ocurre.

“Esto aparece como una limitación a la autonomía del Banco Central, en particular en caso de que una mayoría del Congreso considere que las decisiones de política monetaria (no tuvieron en consideración) la orientación general de la política económica del gobierno”.

Otras de las alertas de JP Morgan fue la incertidumbre que se podría generar en el área de la minería y del sistema de concesiones, con lo aprobado y llevado al borrador de la nueva Constitución.

“Notamos un riesgo en que exista un sistema débil de autorizaciones, derechos y licencias, que se establezcan posteriormente mediante ley ordinaria (por mayoría simple y ante mayorías políticas circunstanciales), lo que hace probable que la incertidumbre sobre la inversión futura en el sector minero sea persistente”.

Sobre el resultado del plebiscito, JP Morgan proyectó que la opción de Apruebo está amarrada a la popularidad del gobierno del Presidente Gabriel Boric y, por ende, también al desempeño de la economía nacional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.