OpenCasa: el modelo que cambió la forma de vender una propiedad

A fines del 2018, Álvaro y José Luis probaron con el modelo “instant buyer” en Chile, pero enfocado a la compra-venta de departamentos. En poco más de un año está a punto de cerrar una ronda Serie A por US$6 millones y ya están con la mirada en Colombia.




LA señora Olivia soñaba con irse a vivir al sur de Chile. Estaba en la tercera edad y quería una vida más tranquila. Decidió vender su departamento de Santiago, pero pasaron muchos meses y no podía. Tenía una deuda de más de $1,5 millones de gastos comunes, lo que entrampaba todo. Ingresó a una página que ofrecía un nuevo servicio rápido, donde no sólo le compraron el departamento. También le pagaron los gastos comunes, para destrabar el problema.

La historia es real y la cuenta Álvaro Chávez, CEO y cofundador de OpenCasa.com, una startup que, con poco más de un año de vida, proyecta facturar US$40 millones para 2020.

Su modelo se basa en la estrategia del “instant buyer”, pero en el mundo de las propiedades, principalmente departamentos. O sea, una persona que quiere vender su inmueble ingresa los datos a un sitio web y en no más de 30 segundos tiene una tasación inicial. Se coordina la visita de un inspector certificado que va al lugar y revisa la propiedad en base a más de 100 puntos, como el estado de las habitaciones, el entorno, etc. “En ese mismo momento se puede realizar la promesa de compra-venta y en dos semanas estar escriturando”, asegura Álvaro y agrega: “Algo que bajo el modelo tradicional puede tardar más de 4 o 6 meses”.

Más tarde, OpenCasa se dedica a vender el departamento, principalmente a inversionistas particulares, quienes arriendan los inmuebles, con un caprate de 6,5% más UF, considerando el precio en que compraron la propiedad.

Todo partió a fines de 2018, cuando Álvaro -que hace poco había dejado su puesto en una aerolínea para emprender con Renty- conoció al español José Luis Martínez. Ambos socios fundadores comenzaron a levantar capital para hacer una nueva startup. Rápidamente, Manutara Ventures puso US$1 millón y un inversionista ángel particular lo complementó con US$200 mil más. “¡Y los convencimos con una PPT!”, recuerda.

En noviembre de ese año ya estaban operando y en diciembre realizaron las dos primeras compras: un departamento en Quinta Normal y otro en San Miguel. De hecho, hasta ahora, están enfocados básicamente al centro de Santiago y a lo que se denomina como “pericentro”, zonas apetecidas por los inversionistas, con un promedio 2.300 UF por propiedad. “Lo primero que hicimos fue crear un modelo de tasación, que era algo clave y el cual ha ido mejorando, logrando una variación de 1% con respecto a la tasación que hace un banco… pero en pocos segundos”, cuenta el CEO de OpenCasa.

Crecieron muy rápido y en marzo de 2019 se consiguieron un financiamiento de US$1 millón, solo para comprar propiedades y en julio del mismo año, Alza, un fondo privado, les abrió una línea de US$15 millones para el mismo objetivo, “lo que nos da una capacidad de compra de entre US$40 millones y US$60 millones al año”, indica Álvaro.

La metodología que ocupan no es nueva en el mundo. Comenzó hace unos años en Europa y EEUU. En nuestra región no ha prendido mucho debido a que “en Chile y América Latina aún es muy engorroso y burocrático comprar o vender una propiedad. Por ejemplo, la comuna de Santiago es un agrado, porque tiene todo muy digitalizado, lo que es difícil encontrar en otras comunas”, dice.

Por esta razón OpenCasa también realiza rápidamente los trámites, estudios de título y todo lo necesario para liberar lo antes posible la compra/venta y poner el departamento en su plataforma web, incluso, con un modelo de subastas online.

Según Álvaro, el 90% de las propiedades que compran tienen crédito hipotecario, por lo que al principio, una de las cosas más difíciles fue a aprender cómo operar la transacción. Desde alzar una propiedad hasta inscribirla en el conservador de bienes raíces. “Y así, nos volvimos expertos en la transacción inmobiliaria”, agrega.

Pero OpenCasa tiene otro servicio que de a poco ha ido creciendo, denominado como “instant cash”. Está enfocado en aquellos que quieren vender su propiedad para comprarse una nueva, pero en el intertanto no tienen para el pie. “Mediante un acuerdo, nosotros le adelantamos dinero para que puedan financiar la compra de un nuevo inmueble u otro compromiso financiero, mientras OpenCasa vende la propiedad al mejor precio posible”, explica.

Actualmente compran entre 20 a 30 departamentos al mes y, aunque Álvaro reconoce que el estallido social les pegó fuerte en términos operativos, no se les cayó ninguna promesa de compra-venta, por lo que esperan crecer fuerte en 2020. Para hacerse una idea, están a punto de cerrar una nueva ronda de inversión de capital Serie A por más de US$6 millones, donde -entre otras cosas- esperan expandirse a Colombia.

Comenta