Peligra proyecto que permite un cuarto retiro de fondos de pensiones luego del rechazo en general en el Senado

09 DE NOVIEMBRE DE 2021/VALPARAISO Yasna Provoste conversa conXimena Rincon en la testera , durante el inicio de la votación cuarto retiro que se discute en el senado. FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Las discrepancias entre los senadores y diputados de la oposición son grandes y no serán fáciles de subsanar en la comisión mixta donde se verá ahora la iniciativa. Entre este miércoles y jueves se decidirá cuándo se retomará la discusión en esta instancia. Desde ya se ve poco probable que el proyecto pueda ser votado completamente antes de las elecciones del 21 de noviembre.


Un voto les faltó a los senadores de oposición para lograr aprobar en general el proyecto de ley que permite un cuarto retiro de los fondos de pensiones. Fueron 24 votos a favor, 15 en contra y 1 abstención, y con ello ahora el texto pasará a una comisión mixta para ver la viabilidad de su avance.

Ese avance es lo que hoy peligra y ya en el Senado se habla de un escenario “complejo” o derechamente de “cuesta arriba” para su aprobación.

Lo primero que se debe acordar es quienes integrarán la comisión mixta. En el Senado ya los acordaron en reunión de comité que fueran los parlamentarios de la Comisión de Constitución, ya que ellos fueron los que analizaron el proyecto.

En la Cámara la situación es más complicada, puesto que quienes integran la comisión debe ser una proporción de las distintas bancadas. La idea en principio también es que sean quienes integran la Comisión de Constitución, puesto que tienen un mayor conocimiento de la moción. La decisión debe quedar resulta entre este miércoles o más tardar el jueves.

En general, el presidente de la comisión mixta es el presidente de la Comisión del Senado que revisó el proyecto, que en este caso es la de Constitución y por ello, Pedro Araya, (Independiente) debería presidir, aunque si no hay acuerdo se puede votar.

09 DE NOVIEMBRE DE 2021/VALPARAISO Yasna Provoste , Ximena Rincon , Alfonso De Urresti , durante el inicio de la votacion cuarto retiro que se discute en el senado. FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

La comisión mixta debe estar conformada por cinco senadores y cinco diputados. En esa instancia si bien la oposición tendrá mayoría con 6 parlamentarios – 3 senadores y 3 diputados- nada asegura que haya acuerdo entre ellos. Es más, en la Cámara Alta hoy lo ven como algo “poco probable” debido al debate que se ha dado y por la reticencia que siempre tuvo este cuarto proyecto entre los legisladores del bloque, debido al impacto que esto puede seguir generando en la economía, reflejado en la inflación y el alza de las tasas de mercado -como las de los créditos hipotecarios- y por el daño en las pensiones.

Es más, este es el primer revés que tienen los retiros, ya que los tres anteriores contaron con un amplio respaldo de los parlamentarios de Chile Digno y de Nuevo Pacto Social.

Uno de los puntos en cuestión es que al rechazarlo en general no hay un piso mínimo en el Senado para que se pueda comenzar a negociar. “No hay bordes”, dice un legislador lo que dificulta comenzar a acercar posiciones con los diputados.

Un parlamentario explica que lo que sucedió en la sala fue un rechazo en general, entonces no tienen elementos para partir la discusión, por lo que esperan que en esa instancia ingresen las indicaciones socializadas entre los parlamentarios opositores.

No obstante, afirman que en conversaciones preliminares no había mucho ánimo entre los diputados por cambiar algunos puntos que para los senadores son intransables. Uno de ellos es que no se siga adelante en el mismo texto con la idea de entregar otro anticipo a los jubilados con rentas vitalicias, en cambio, entre los diputados ese punto se quiere mantener. Lo demás, dicen, es conversable.

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara, Marcos Ilabaca (PS) afirma que “no hay nada sobre la mesa, por lo que tenemos que ver bien los argumentos del Senado. Vamos tratar desde la Cámara y desde a la oposición defender al máximo el proyecto que presentamos, porque creemos que es lo más completo que se podía. Si hay que hacer algunas concesiones para que se apruebe claramente vamos a estar obligados para que esto prospere. La idea es que sea real, que el proyecto se pueda aprobar”, puntualiza.

En cuanto a los tiempos no hay una sola visión. En el Senado afirman que es poco probable que se logre analizar y votar antes de las elecciones del próximo 21 de noviembre. Primero porque en la Cámara Alta tiene en tabla para esta semana el Presupuesto 2022 y luego a inicio de la próxima la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera. Además, es semana distrital y sólo se tiene previsto analiza este tema. Pero desde la Cámara quieren acelerar el proceso y así lo dejó en claro Ilabaca. “La próxima semana es distrital, pero le dije al senador Araya (presidente de la Comisión de Constitución) que debe citarlo independiente de si hay o no semana distrital”.

Para Ilabaca “no es impedimento que se vea la acusación constitucional porque eso es lunes y martes. Perfectamente lo podemos analizar el mismo lunes temprano para ver las fechas y aspectos de procedimiento y luego seguir el jueves”.

Donde hay coincidencia es que si no se logra un acuerdo en la comisión mixta difícilmente se hará en la sala de ambas cámaras cuando deban revisar el proyecto nuevamente.

El senador Carlos Montes (PS) no quiso señalar directamente cuál es la viabilidad política del proyecto, pero subrayó que “entre los senadores hay una opinión predominante de que tienen que haber cambios fundamentales y potentes para darle viabilidad. Lo que va a ocurrir no le puedo decir, porque la comisión mixta podría aprobar un proyecto que no concite mayoría y fuera rechazado por el Senado o la Cámara”, precisó Montes a radio ADN.

Desde el oficialismo tienen una visión similar donde afirman que es difícil lograr los quórums para la aprobación. “Es difícil hacer un pronóstico de lo que va a ocurrir. La Mixta puede elaborar una propuesta por mayoría de votos, pero es difícil que logre los quórums de aprobación en ambas Salas. Hay coincidencia que los retiros y, particularmente este cuarto retiro, es una mala política pública. Se pueden aminorar los efectos negativos, pero siguen siendo malos”, comenta José García Ruminot (RN).

Lo que pasó

Uno de los votos que le faltó al bloque fue el de Carolina Goic (DC) quien mantuvo su posición anunciada con anterioridad. Y pese a que se anunciaron indicaciones para mejorar el proyecto, la legisladora por Magallanes mantuvo firme su convicción. “En este cuarto retiro tenemos un antes y un después, de haber negociado un IFE universal, negociación que además encabezó brillantemente -en ese momento- presidenta del Senado, Yasna Provoste, mi candidata presidencial”, sostuvo.

En ese sentido, añadió que “yo voy a mantener mi postura, voy a rechazar este cuarto retiro porque todos los argumentos que he escuchado solo refuerzan mis argumentos”, señaló Goic.

Pero de acuerdo a los cálculos que tenía hasta el lunes en la noche, la oposición sin incluir a Carolina Goic contaba con los votos necesarios para aprobarlo. En el último balance eran 26 votos, pero en la sala lograron 24. ¿Qué pasó en el camino? Según cuentan fuentes parlamentarias se cayeron dos votos del oficialismo debido a la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera. Por ello, sólo tuvieron a favor a Marcela Sabat (RN) y Manuel José Ossandón (RN).

Pese a ello, al término de la sesión, los dardos de algunos senadores como Alfonso de Urresti (PS) apuntaron a la posición de Goic, no obstante, dijo que esperaba que en la comisión mixta se pueda revertir esta situación. “No se puede permitir que simplemente por un voto de una senadora que no ha apoyado este cuarto retiro tengamos esta situación adversa. Hay una gran mayoría de senadores que estamos impulsando este cuarto retiro y no me cabe duda que en la comisión mixta vamos a lograr una mayoría que permita aprobar este cuarto retiro”, sostuvo.

Por su parte, Yasna Provoste (DC) comentó que “tenemos esperanza que pese a esta situación adversa que hemos vivido en el día de hoy hagamos realidad el cuarto retiro. Quiero agradecer muy sinceramente la gran mayoría de la unidad de la oposición, prácticamente toda la oposición en el día de hoy estuvo detrás de la aprobación del cuarto retiro”.

Consultada sobre la postura de Goic subrayó que “faltaron también los votos de la derecha que habían apoyado en ocasiones anteriores, pero obviamente también está quienes en sus propios argumentos daban a conocer que la ciudadanía se acercaba y les decía apoyen el cuarto retiro y cuando alguien hace una opción distinta claramente es no sintonizar con las demandas que hoy día tiene la ciudadanía”.

Esto último lo dijo en directa alusión a lo que durante la sesión expuso Goic, quien sostuvo que había personas que le pidieron que apoyara el cuarto retiro.

Una situación particular se vivió en la discusión. El senador UDI, Iván Moreira, anunció que no votará el proyecto de cuarto retiro de los fondos de las AFP y se retiró de la sala. Consultado por el vicepresidente de la instancia, Jorge Pizarro (DC), si apoyaría o no la iniciativa, declaró que la moción parlamentaria era “un engaño” y que él no se prestaría para eso, tomando sus cosas y dejando la sala.

Desde el gobierno valoraron el hecho de que hay argumentos que están permeando en algunos senadores y que por ello rechazaron esta iniciativa. En ese sentido, el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, sostuvo que “esto permite tener algo más de tranquilidad y hace que disminuya en algo la incertidumbre sobre estas iniciativas”.

Mientras que su par del Trabajo, Patricio Melero, señaló que el Senado supo sopesar los perjuicios que le causan los retiros a las pensiones, la economía del país y al sistema de seguridad social. “El divorcio entre lo político y lo técnico se ha acortado y pareciera ser que el parlamento ha escuchado las voces del Banco Central (BC), de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), de la Superintendencia de Pensiones (SP) y de muchos parlamentarios que vislumbraron que se podían entender un primer retiro, un segundo... Pero que claramente un cuarto, después de las enormes e inéditas ayudas que el Estado ha entregado (...) han sido también una ayuda muy contundente que se puso sobre la mesa”, agregó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.