Presidente de Banco de Chile y medidas económicas del gobierno: “Se está tirando mucha carne a la parrilla, es un buen programa”

26/03/2020 JUNTA DE ACCIONISTAS DEL BANCO DE CHILE Mario Tellez/La Tercera

Luego de la junta de accionistas de la entidad, el gerente general también detalló que en términos de actividad, ha disminuido 45% la presencia de los clientes en la red física y en las transacciones globales del banco.


Las juntas de accionistas siguen adelante pese a la contingencia por el coronavirus. Es así como esta mañana Banco de Chile realizó la suya, y aunque la junta de la entidad controlada por el grupo Luksic y Citibank suele llenar el auditorio de su casa matriz, hoy fueron pocos los asistentes. No fue lo único que cambió respecto a otros años, pues la firma tomó resguardos: antes de ingresar, se le tomó la temperatura a todos los accionistas, entregaron guantes, mascarillas y alcohol gel, y se permitió usar menos de la mitad de los asientos disponibles, manteniendo espacio entre uno y otro.

Luego de aprobar las materias de la junta, entre ellas, la distribución de un dividendo equivalente al 59,1% de las utilidades de 2019, el presidente de Banco de Chile, Pablo Granifo, y el gerente general de la entidad, Eduardo Ebensperger, se refirieron a la situación que vive el país, y cómo lo está enfrentando el banco.

Sobre el paquete de medidas económicas que anunció el gobierno, Granifo dijo que “con los antecedentes que tenemos hoy, yo creo que se está tirando mucha carne a la parrilla, es un buen programa, bastante amplio, con mucho énfasis en el empleo. Este país depende mucho del consumo local, y externo, por lo tanto, la variable fundamental es la protección del empleo”.

Respecto al impacto que pueda tener la situación actual en la economía local y en el banco, Granifo dijo que “es prematuro hablar de cosas específicas en materia de números, pero también hay que ser súper realistas: acá hay un problema gigante que va a afectar la actividad económica en el más amplio sentido, mucho se hablaba de que el PIB va a crecer por debajo del 1%, la verdad es que yo creo que es una noticia absolutamente en desarrollo, y va a influir mucho el tiempo, es decir, si esto durará un mes, dos meses, tres, o cuatro meses, (y también) qué tipo de cuarentena sea necesario implementar”.

En ese sentido, agregó: “De que va a haber impacto, no tengo ninguna duda, pero qué tan tremendo va a ser el impacto, eso está por verse. Esto va a tener impacto en el empleo, en la mora. Banco de Chile tiene hoy una posición de solvencia que nos permite ir en ayuda de nuestros clientes, esta no es la primera crisis ni va a ser la última”.

Por su parte, Ebensperger detalló que en la red física de Banco de Chile y en las transacciones globales, “en términos de actividad, lo que sí ya vemos, es que a nivel del banco han disminuido las transacciones, la presencia de los clientes en toda la red, del orden del 45% hasta el día lunes, y eso va a seguir bajando, eso refleja la falta de actividad.

Sobre las comunas que desde mañana entrarán en cuarentena total, Ebensperger explicó que “ya tenemos cerradas una cantidad importante de sucursales, porque hemos privilegiado la seguridad de nuestra gente y de los clientes, y tenemos un plan que implica que según cómo vaya evolucionando la pandemia, vamos a tener siempre una continuidad de negocio, es decir, en cada ciudad y comuna vamos a tener sucursales operativas, pero obviamente van a ser menores, porque no se requiere que estén todas abiertas, porque ha caído un 45% la gente que asiste”.

Asimismo, aclaró que el plan de medidas que anunciaron para ayudar a clientes partirá el 1 de abril, tal como habían dicho, pero la idea de empezar en esa fecha, es porque tienen que crear una fórmula para que todos los clientes puedan hacerlo de forma remota, por lo que están desarrollando los procesos. De todas maneras, no hay un estimado sobre cuántas personas y empresas podrían beneficiarse, pero sí detalló que con la ayuda que anunciaron por el estallido social, fueron 5.000 sus clientes que accedieron a flexibilidades. “Pero ese fue un tema acotado de dos meses, no sabemos cuánto y el alcance que va a tener esto, pero estamos midiendo día a día”, dijo Ebensperger.

De cara a lo que deberá enfrentar la industria a futuro, Granifo señaló que “Chile tiene una gran ventaja: tiene un sistema financiero sólido". Y sobre los anuncios que han hecho los reguladores, agregó que “afortunadamente la autoridad ha sido tremendamente proactiva, lo que ha hecho el BC, primero preocupándose de forma urgente del tema de la liquidez, abriendo ventanilla, estableciendo poderes de compra de instrumentos financieros, esas son cosas que ayudan, van despejando temas. El Ministerio (de Hacienda) haciendo lo mismo, Economía, y la CMF también. ¿Esto resolvió todos los problemas? No. Vamos a tener que ir reaccionando semana a semana, mes a mes, pero creo que lo que se está haciendo es tremendamente correcto”.

El presidente de la entidad agregó que “no tenemos problemas de liquidez ni la industria, ni nosotros”. Por su parte, el gerente general de Banco de Chile acotó que “lo más relevante es cómo nos levantamos como país después (...) Una cosa es mirar el corto plazo, que lo estamos haciendo, pero si creemos que esta crisis es transitoria, que lo ha dicho el ministro (de Hacienda), tenemos que estar muy preparados para ver cómo acompañamos el crecimiento de nuestras empresas y nuestros clientes, después de solucionado el coronavirus”.

Comenta