Desperdicio de alimentos: el 40% de la comida que se genera en el planeta no llega a nuestros platos

Cada 29 de septiembre se la ONU conmemora el Día Internacional de Concientización de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, con el fin de concientizar sobre el uso consciente de la comida a nivel mundial.


Consecuencias medioambientales, económicas y sociales. La reducción del derroche de alimentos se ha vuelto una necesidad que toca la puerta de gobiernos, empresas y la ciudadanía desde hace años. ¿Cómo reducir la perdida de este recurso que perjudica, entre otras cosas, a nuestros bolsillos?

Según la organización internacional de cuidado de la naturaleza y el medio ambiente World Wild Life (WWF), las empresas productoras pierden 1.200 millones de toneladas de alimentos, además de los 931 millones de toneladas de comida que se desperdician en los procesos de venta para consumo. Esto se traduce en que, aproximadamente el 40% de la comida que se genera en el planeta no llega a nuestros platos, evidenciando un grave problema en torno a la industria.

Es a partir de esta situación global que, por designación de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 2019, cada 29 de septiembre se conmemora el Día Internacional de Concientización de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. Esta fecha apunta al cumplimiento de la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), la cual se refiere a la Producción y Consumo Responsable que considera las pérdidas y desperdicios mundiales de alimentos.

La FAO fijó una meta de aquí al 2030, la cual es reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita, e igualmente disminuir las pérdidas de alimentos que corresponden a las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha. En esta fecha, el foco se posa en el objetivo de alcanzar sistemas de producción y alimentación más inteligentes y amigables con el planeta, sin embargo, lo cierto es que en la actualidad el panorama se complica, más en el mes de las Fiestas Patrias y sus celebraciones, instancias en las que suele darse con normalidad el despilfarro de alimentos.

Foto: AP

En la misma línea, Maximiliano Acosta, Co Fundador de GoodMeal, una iniciativa que busca combatir el desperdicio de comida y que permite a las personas rescatar productos y alimentos de miles de comercios a precios muy accesibles, recomienda “calcular bien en función de la cantidad de personas que van a participar para comprar lo justo y necesario. Así no se gasta de más y no se pierden alimentos”.

Se estima que cada familia en Chile desperdicia 63,3 kilos de pan al año, pero Acosta asegura que, “existen muchas formas de aprovechar el pan si ya no está fresco, desde hacer un budín de pan para el postre o bien recuperarlo mojándolo un poco, envuelto en un paño y al horno queda crujiente nuevamente.”

Por otro lado, los restaurantes y negocios tampoco se quedan atrás, Acosta señala que, “lo que se pierde depende del tamaño y tipo de productos de cada tienda, pero generalmente varía entre un 2% y 7% de los alimentos”. En el caso de las verduras, alimentos que suelen desecharse constantemente por su apariencia, una buena manera de aportar a esta causa es a través del consumo de productos que fueron descartados por “imperfectos”, de esta manera se fomenta el aprovechamiento de alimentos.

En definitiva, el llamado principal de cada 29 de septiembre es a ser cuidadosos en la cantidad de productos que se compran, descubrir nuevas alternativas y a elegir opciones de productos más accesibles y sustentables.

Lee también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.