Disponibilidad de vacunas Pfizer podría definir qué criterios se utilizarán para inocular a los menores en Chile

Ahora que existe la autorización para su uso en niños desde los 12 años, la autoridad sanitaria debe conseguir las vacunas para incorporarlos al plan de vacunación.




La aprobación del uso excepcional de la vacuna Pfizer en niños a partir de los 12 años por parte del Instituto de Salud Pública (ISP), es una muy buena noticia para el país por cuanto permite que más personas se sumen a la inmunización. El problema surge por la disponibilidad de esta vacuna.

Cuando se negoció la llegada de estas vacunas en diciembre del año pasado, no había autorización para su en embarazadas y menos para menores, por lo que hoy es necesario buscar esas vacunas para cubrir a este segundo grupo.

Lo ideal dicen los expertos es que se puedan vacunar todos los niños desde los 12 años, pero en la práctica esto es complicado porque significaría sumar a 1.400.000 individuos y como son dos dosis, se necesitarían alrededor de 2,5 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech.

Hoy durante un punto de prensa, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, adelantó que el calendario de vacunación ha ido avanzando en las edades y en esa lógica “vamos a seguir avanzando para poder llegar en el mes de junio a los 18 años” y así alcanzar a la población adulta, que es era el grupo objetivo inicial. Lo mismo confirmó el Presidente de la República, Sebastián Piñera, durante la cuenta pública realizada esta tarde.

FOTO: REUTERS

“Lo que supimos en el día de ayer es una muy buena noticia. A la fecha no teníamos esa aprobación, en la medida en que fue aprobada vamos a ir implementado el calendario de vacunación en función de la disponibilidad de vacuna”, indicó Daza y agregó que “ya estamos haciendo todas las neogicaiciones con los laboratorios para poder disponer esa vacunación para ese grupo etario”, lo que esperna ocura este año.

María Teresa Valenzuela, profesora titular de la Universidad de los Andes, epidemióloga y miembro del Consejo Asesor Covid, indica que aún desconoce el plan que implementará el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI). “Hay que ver la disponibilidad de las vacunas y en qué momento estarán disponobles el país y probablemente, se tenga que priorizar. El ideal es vacunar a todos los mayores de 12 años, ya tenemos claro que este virus no tiene proceso de selección respecto de quién está siendo afectado. Hoy vemos jóvenes sanos con cuadros graves y esa es la gran preocupación”, dice.

Adolescentes obesos

La doctora María Luz Endeiza, infectóloga y jefa del Vacunatorio de Clínica Universidad de los Andes, señala que lo ideal sería que todos los niños, a partir de los seis meses se puedan vacunar, igual como se hace hoy con la vacuna contra la influenza, pero todavía falta para eso, reconoce.

De acuerdo a una red de información que mantienen los infectólogos pediátricos en la que, entre otras informaciones, manejan las cifras de casos de Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, por sus siglas en inglés), cada semana en promedio se cuentan entre 10 y 12 casos de niños o adolescentes que hacen cuadros graves de Covid-19. “La mayoría de esos casos se trata de adolescentes con obesidad, por lo que esta comorbilidad, claramente está jugando un rol importante en la gravedad de eta enfermedad”. En esa lógia, la especialista plantea que una posibilidad es que se vacune a los niños con obesidad, desde los 12 años que son los que tienen mayor riesgo de engfermar grave.

“Las dosis son escasas, entonces se tiene que prioriar por comorbilidad y de acuerdo a la cantidad de vacunas que vayan. Por ahora, las que ya están en el país, están comprometidas. Quizás se podría un poco de enroque con otras que lleguen y que las de Pfizer que queden se dejen para segunda dosis, embarazadas y menores”, dice Endeiza.

Caroline Weinstein, doctora en Inmunología y Microbiologia de la Universidad de Valparaíso, indica que “en la circunstancias que las vacunas disponibles sean insuficientes para cubrir a toda la población entre 12y 16 años se debería priorizar a grupos con comorbilidades o factores de riesgo, por ejemplo obesidad, enfermedades respiratorias crónicas, entre otros”.

Respecvto del mecanismo de acción de la esta vacuna de ARNm, Weinstein dice que es el mismo que en los adultos y que los estudios que se han realizado muestran que los menores “producen niveles de anticuerpos no inferiores a los inoculados de grupos etáreos superiores y la eficacia fue de un 100%”

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.