Dos millones de muertes en un solo año podría causar el levantamiento de las restricciones en las “Zonas Cero Covid” según estudio chino

Foto: Spencer Platt/Getty Images/AFP

Según un estudio realizado en China, donde utilizaron datos de la efectividad de las vacunas en Chile y Reino Unido, para evitar un desastre en un futuro se debe cambiar el foco en la elaboración de las inyecciones.


Un equipo de científicos chinos publicaron un artículo en el boletín semanal del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China (CCDC), en el que utilizaron estudios de Chile y Gran Bretaña para calcular la “eficacia de referencia” de las vacunas actuales: CoronaVac en el caso de Chile y Pfizer y Oxford/AstraZeneca en Reino Unido.

Esto debido a que las restricciones de “Cero Covid” implementadas en China han sido objeto de un creciente escrutinio en las últimas semanas, ya que por estos días el país alberga los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, al mismo tiempo que aplica amplias restricciones para tratar de evitar la propagación de la variante Ómicron.

Sumado a que los científicos y especialistas en salud pública chinos han reiterado la necesidad de mantener los estrictos controles, afirmando que los riesgos de transmisión son demasiado altos y que la infección masiva supondría una presión intolerable para el sistema sanitario.

En el análisis publicado se mostró que el restablecimiento de la movilidad normal de la población en las regiones catalogadas como “Zona Cero Covid” como es el caso del país anfitrión -que ha impuesto restricciones que buscan terminar por completo con la circulación del virus- causará unos 2 millones de muertes en un año, y que la clave para controlar el coronavirus es desarrollar vacunas que sean mejores para prevenir la infección, afirmaron en un comunicado los investigadores.

En la investigación estimaron que la eficacia de referencia de las vacunas contra la enfermedad sintomática era del 68,3%, y que eficacia de referencia de las vacunas existentes contra la muerte por Covid era del 86%, según datos extraídos de un estudio sobre CoronaVac de Sinovac en Chile.

Pero los datos de los estudios británicos, mostraron que la estimación de la eficacia contra la infección resultó ser sólo del 30%.

Sin embargo, según el artículo, incluso con una tasa de vacunación global del 95%, si la movilidad de la población se restableciera a los niveles de 2019, se estima que en todas las regiones con Cero Covid se producirían más de 234 millones de infecciones en un año, incluyendo 64 millones de casos sintomáticos y 2 millones de muertes.

“La humanidad debe seguir desarrollando vacunas y explorando nuevas formas de mejorar la protección vacunal contra la infección para eliminar el Covid-19 a nivel mundial”, afirmó el equipo de científicos.

Aunque esta medida es importante para controlar la pandemia, señala la Dra. Vivian Luchsinger, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, “no es la única herramienta necesaria. Pero obviamente en la medida que se logre realmente prevenir las infecciones va a haber menos replicación del virus, por lo tanto menos posibilidad de transmisión y también menos riesgo de generar nuevas variantes”.

PHOTO: AMIR HAMJA FOR THE WALL STREET JOURNAL

Por su parte los investigadores señalaron que para reducir la incidencia del Covid-19 a los niveles de la gripe después de restablecer la movilidad normal, es necesario aumentar la eficacia de las vacunas contra la infección hasta el 40% y la eficacia contra la enfermedad sintomática hasta el 90%.

Afirmando que es más importante que las nuevas vacunas sean eficaces contra la infección que contra la enfermedad sintomática o la muerte. “La clave para controlar el Covid-19 reside en el desarrollo y el uso generalizado de vacunas que sean más eficaces para prevenir la infección”.

Dada las propiedades que ha mostrado el Sars-CoV-2, el Dr. Alexis Kalergis, director del estudio fase 3 en Chile y del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia IMII, explica que “pareciera difícil que la enfermedad Covid-19 se consiga eliminar por completo en un corto plazo”.

Esto, debido a lo extremadamente contagiosas que han demostrado ser las nuevas variantes, “así como el hecho de que la vacunación mundial avanza de manera muy desigual, con territorios y naciones que lamentablemente no han avanzado de manera significativa. Por ende, el foco en el desarrollo de nuevas vacunas debe seguir estando en la prevención de los casos sintomáticos, de la enfermedad severa y muerte, a fin de reducir la transmisión viral” añade.

“Las vacunas actualmente en uso son muy efectivas y eficaces, y están enfocadas en detener la enfermedad grave y muerte principalmente” dice la investigadora de ICBM, pero “ninguna de ellas en realidad previene completamente la infección y eso ha quedado en evidencia sobre todo ahora con la variante Ómicron.

Agregando que obviamente al principio de la pandemia era impensable y no era viable proponer este cambio de foco en las vacunas, “pero ahora con toda la nueva información es posible proponerlo”.

Por ahora, no se debe olvidar que las vacunas son muy efectivas, y que tienen una alta eficacia efectividad en prevenir la enfermedad y la muerte “y eso está claramente demostrado” enfatiza la doctora. Haciendo hincapié en que el riesgo de los vacunados es muchísimo menor que los no vacunados, entonces no cree que haya mucho espacio para mejorar sólo en la efectividad contra la infección.

“Creo que lo que hay que buscar son otras alternativas, de partida que la gente no vacunada se vacune. Es impensable tener casi 2 millones de personas que no se han vacunado en nuestro país, habiendo vacunas disponibles con toda la información que hay al respecto y también fundamental que cumplan con la dosis de refuerzo porque ya han demostrado que son necesarias” agrega.

Debido a eso, el Dr. Kalergis considera “que tanto la vacunación completa, así como la responsabilidad de mantener las medidas de autocuidado para evitar el contagio y el testeo trazabilidad y aislamiento, son medidas claves a las cuales debemos adherirnos”.

Zona Cero Covid

La política Cero Covid es una muy buena política para terminar con la pandemia, explica la Dra. Luchsinger, sin embargo “el problema es la dificultad de aplicarlo y hay que ser muy rigurosos y muy estrictos como parece que son en China y eso, por lo tanto, no lo hace aplicable a la mayor parte de los países y por eso es que es difícil plantear esto como alternativa o como solución para acabar con la pandemia”.

Cabe mencionar que China es la única economía importante que mantiene una política de Cero Covid a pesar de las advertencias de que podría perjudicar el crecimiento económico. Otras naciones, como Singapur, Australia y Nueva Zelanda, han abandonado esta estrategia en favor de lo que los responsables políticos llaman “aprender a vivir con Covid”.

Los residentes hacen fila para someterse a la prueba del coronavirus en un centro temporal de pruebas de Covid-19 en Hong Kong. El líder de Hong Kong prometió el viernes mantener su política de "cero" Covid-19 mientras planea aumentar las pruebas del virus, en medio de un récord de infecciones diarias. (AP Photo/Vincent Yu)

En todo el mundo, excepto en China y Australia Occidental, todos los demás han pasado a la acción”, afirmó Jaya Dantas, profesora de salud internacional en la Curtin School of Population Health de Perth (Australia), que calificó el documento chino de “muy pesimista” según reportó Reuters.

“Se trata básicamente de un documento interno: está muy centrado en el escenario de China, y es posible que quieran apoyar lo que el gobierno está apoyando, que es una política de cero Covid” agregó.

“Enfatizarle a las personas que el virus sigue circulando, que la epidemia aún está, que tenemos muchos casos infectados y por cada caso infectado detectado hay muchos más no detectados, por lo tanto es muy mal momento para relajarnos y olvidarnos que tenemos la epidemia” señala Luchsinger.

Insistiendo en que “hay que ser más rigurosos que nunca en usar la mascarilla adecuadamente y en no reunirse en reuniones sociales, familiares, para no dar la oportunidad de transmitir el virus” añade.

Por su parte, China ha redoblado su mensaje de cero-Covid y sigue precintando ciudades enteras. Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín se celebran en una burbuja de “circuito cerrado” que algunos atletas han calificado de excesiva.

“Antes pensábamos que el Covid-19 podía contenerse básicamente mediante vacunas, pero ahora parece que no hay un método sencillo para controlarlo, salvo con medidas integrales”, declaró el domingo Wu Zunyou, epidemiólogo jefe del CCDC, al Global Times.

Lea más en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.