Esta es la cantidad exacta de días o meses en que se acorta tu vida al tomar solo una bebida alcohólica

Esta es la cantidad exacta de días o meses en que se acorta tu vida al tomar solo una bebida alcohólica

Beber cualquier tipo de alcohol es perjudicial para la salud, pero ahora, uno de los principales expertos en alcohol y longevidad advirtió el número exacto de días, meses y años en que se reduce tu vida por beber.


El consumo de alcohol es una práctica común y socialmente aceptada. Ya sea para celebrar, pasar el rato con los colegas o distraerse, este suele tener un significado positivo. Pero, lamentablemente el alcohol no tiene nada de positivo para nuestra salud.

Resulta que consumir tan solo una bebida alcohólica al día, ya sea un shop de cerveza, una copa de vino o un cóctel, puede acortar la vida de forma sorprendente. El hallazgo desafía la percepción común de que el consumo ocasional de alcohol es inofensivo o incluso beneficioso para la salud.

Esta es la cantidad exacta de días o meses en que se acorta tu vida al tomar solo una bebida alcohólica

El Dr. Tim Stockwell, del Instituto Canadiense de Investigación sobre el Uso de Sustancias, afirmó que el consumo de una sola bebida alcohólica al día puede acortar significativamente la vida en aproximadamente dos meses y medio.

Consumir un promedio de solo dos bebidas por semana a lo largo de la vida pueden acortar la vida de una persona de tres a seis días. Y quienes beben mucho más que eso (alrededor de 35 bebidas por semana, aproximadamente cinco por día o dos botellas de whisky en siete días) podrían reducir su esperanza de vida en dos años.

“El alcohol es nuestra droga recreativa favorita. Lo consumimos por placer y relajación, y lo último que queremos oír es que causa algún daño”, afirmó. “Es reconfortante pensar que beber es bueno para nuestra salud, pero, por desgracia, se basa en una ciencia deficiente”, dijo.

Esta es la cantidad exacta de días en que se acorta tu vida al tomar solo una bebida alcohólica

El Dr. Stockwell era un defensor de los beneficios de alcohol para la salud. Estaba tan convencido que escribió en un comentario, publicado en la principal revista médica de Australia en 2000, que los escépticos en ese tema podrían ser incluidos en la misma categoría que los “escépticos de las misiones lunares tripuladas y los miembros de la Sociedad de la Tierra Plana”.

Sin embargo, continuó investigando sobre el tema y en 2023 dirigió un metaanálisis con más de 107 estudios publicados durante las últimas cuatro décadas que concluyó que ninguna cantidad de alcohol mejora la salud y, de hecho, podría aumentar el riesgo de morir por cualquier causa para las mujeres que bebían poco menos de dos bebidas al día y para los hombres que consumían más de tres al día.

Esa investigación sirvió de base para las directrices sobre el alcohol del gobierno canadiense, y cambió completamente la creencia del Dr. Stockwell sobre el alcohol. Ahora, el médico está convencido de que ninguna cantidad de alcohol es segura, y sus afirmaciones se suman a la creciente cantidad de evidencia que plantea los riesgos que conlleva cualquier consumo de alcohol.

En enero de 2023, la Organización Mundial de la Salud (OMS) posicionó al alcohol como sustancia tóxica en el grupo de mayor riesgo, junto a la radiación y el tabaco, porque puede causar al menos siete tipos de cáncer como el de mama y colon, y aseguró que ningún nivel de consumo de alcohol es seguro para nuestra salud”.

Y un estudio de 2022 dirigido por científicos de la Universidad de Harvard informó que “el consumo de alcohol en todos los niveles estaba asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular”.

El consumo de alcohol está asociado con una amplia gama de enfermedades y condiciones de salud, según la evidencia científica. En primer lugar, afecta significativamente al hígado. Enfermedades como la hepatitis alcohólica, que es la inflamación del hígado causada por el consumo excesivo de alcohol, y la cirrosis hepática, un daño irreversible al hígado después de años de abuso, son comunes entre los bebedores. Además, la esteatosis hepática, que es la acumulación de grasa en el hígado, es otro problema frecuente.

El alcohol también está relacionado con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer. Estudios han demostrado que el consumo de alcohol puede incrementar las probabilidades de desarrollar cáncer de boca y garganta, esófago, hígado, colon, recto y mama. Estas asociaciones subrayan el peligro de consumir alcohol incluso en cantidades moderadas, ya que puede contribuir al desarrollo de estas enfermedades graves.

En cuanto a las enfermedades cardiovasculares, el alcohol puede causar hipertensión arterial, que es el aumento de la presión sanguínea, y cardiomiopatía alcohólica, una enfermedad del músculo cardíaco. Además, el riesgo de accidente cerebrovascular, tanto isquémico como hemorrágico, aumenta entre los consumidores de alcohol.

La idea de que consumir alcohol puede ser beneficioso para la salud tiene raíces en estudios y observaciones epidemiológicas realizadas a lo largo de varias décadas. Uno de los conceptos más conocidos es el “paradoja francesa”, que se refiere a la observación de que los franceses, a pesar de tener una dieta rica en grasas saturadas, presentan tasas relativamente bajas de enfermedades cardiovasculares. Este fenómeno se ha atribuido en parte al consumo moderado de vino tinto, que contiene compuestos como el resveratrol, que se cree tienen propiedades protectoras para el corazón.

Sin embargo, esta percepción de los beneficios del alcohol ha sido objeto de controversia. Gran parte de la investigación que sugiere que el consumo moderado de alcohol puede tener efectos positivos para la salud ha sido financiada por la industria del alcohol. Un informe reciente destacó que aproximadamente 13,500 estudios sobre los supuestos beneficios del consumo de alcohol fueron financiados directa o indirectamente por la industria del alcohol. Esto ha generado preocupaciones sobre la imparcialidad de estos estudios y los posibles sesgos en la interpretación de los resultados.

La industria del alcohol ha promovido activamente la idea de que el consumo moderado es saludable, utilizando estudios patrocinados para respaldar estas afirmaciones. Estos estudios a menudo destacan los efectos positivos del alcohol sobre la salud cardiovascular y el bienestar psicológico, pero tienden a minimizar o no considerar adecuadamente los riesgos asociados con el consumo de alcohol, como el aumento del riesgo de cáncer, enfermedades hepáticas y problemas de salud mental.

Además, los estudios observacionales que muestran una relación entre el consumo moderado de alcohol y una mejor salud cardiovascular pueden estar sesgados debido a factores de confusión. Por ejemplo, las personas que beben moderadamente a menudo tienen un estilo de vida más saludable en general, con mejores dietas y niveles más altos de actividad física, lo que podría explicar las asociaciones observadas más que el alcohol en sí mismo.

La advertencia del Dr. Stockwell llega en un momento en que las tasas de consumo de alcohol están en aumento en muchas partes del mundo. Los expertos ahora instan a los consumidores a reconsiderar sus hábitos de bebida y a ser conscientes de los riesgos que incluso una sola bebida puede representar para su salud y longevidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.