Médicos estiman que en 2030 cerca de la mitad de los chilenos serán alérgicos

alergias primavera

Justo en el inicio de la temporada de alergias, que una vez más se adelantó para agosto, muchos médicos proyectan que sobre el 40% de la población sufrirá esta condición hacia el año 2030.


Actualmente, y a pesar de que no hay un registro tan específico, pues hay mucho sub diagnósticos asociados a las alergias respiratorias, sumado a la población que tiene alergia y nunca ha ido al médico, se estima que alrededor de un 25% de la población en Chile tiene alergia respiratoria, una cifra coincidente con la estimación mundial.

Incluso, Luis González, magister Internacional en Toxicología y académico Escuela de Medicina Universidad de Magallanes (UMAG), dice que considerando que el diagnóstico ha ido en aumento en los últimos años y aún deben persistir muchos casos leves no informados “tranquilamente nos podríamos acercar a un 35% o 40%”.

Se trata de una cifra que irá en aumento, como consecuencia de la globalización, y por la pandemia, que ha provocado un menor contacto entre las personas, por lo tanto, una menor estimulación del sistema inmune. “Se estima que en 2050 alrededor de un 40% de la población mundial va a ser alérgica”, señala Leandro Carreño, inmunólogo y director alterno del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia IMII.

“Por eso es importante abordar y estudiar nuevos tratamientos”, añade Carreño, quien también es investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM de la U. de Chile.

Adelanto de la temporada

Una de las causas principales de las alergias respiratorias o ambientales, se debe a un alérgeno (sustancias que producen alergia) que sean derivados del polen o de algunas cosas que tienen que ver con una mayor producción en primavera. Dentro de los alérgenos más importantes se encuentra el polvo y el acaro de polvo.

Pero cada año los médicos ven que la temporada de alergias respiratorias se adelantan un poco más. Una de las causas principales se atribuye al cambio climático, por lo que ahora “ya ves a inicios de agosto que ya hay pacientes que empiezan a llegar con síntomas de alergia, o con rinitis alérgica” dice la Dra. María Pía Zañartu, inmunóloga del Programa de Alergias de Clínica Universidad de los Andes.

Se estima que más que adelantarse, estas temporadas “se han vuelto menos predecibles por el hecho de que el clima ha ido perdiendo esa relativa “constancia” estacional” que afecta los periodos de polinización, adelantándolos o retrasándolos, de ahí a que muchos culpen al cambio climático por ello, dice González.

Alergias-01.jpg

La crisis climática, causa que las temporadas del florecimiento de distintas plantas y árboles se adelante, por lo que se espera que este septiembre, gracias a las lluvias, haya un mayor nivel de florecimiento y de niveles de polen en el ambiente, y “el peak está en septiembre y fiestas patrias, pero ya es normal que empecemos con síntomas en agosto” comenta Carreño.

Otra causa de las alergias se debe a distintos componentes, ya que no todo el mundo tiene el mismo grado de respuesta, porque es una reacción del sistema inmunológico y eso puede variar de persona en persona.

La alergia es un tipo de respuesta inmune exagerada hacia un componente que es totalmente inofensivo. Esa respuesta existe para otras amenazas como los parásitos, por ejemplo, “y como los alergenos son partículas pequeñitas, lo que el sistema inmune interpreta es que están instalando muchos de estos, entonces la respuesta es bien exagerada” explica el investigador ICBM.

¿Pero cuál es la población más afectada con alergias respiratorias?

Sin antecedentes previos

Una de las preguntas más frecuentes es si alguien puede sufrir de alergias sin tener antecedentes previos. ¿La respuesta? Sí. Una persona puede sufrir de alergia en cualquier momento de su vida, ya sea en la infancia, adolescencia, adulto joven o adulto mayor.

La alergia lamentablemente no discrimina edad ni grupo etario, ni tampoco descendencia étnica o racial, aunque podría existir un componente genético, que tiene que ver, por ejemplo, si la familia de un paciente tiene antecedentes de alergia, lo que provocaría una mayor disposición a que la persona lo desarrolle.

Pero también hay factores ambientales, ya que la contaminación ayuda mucho que los alérgenos se irriten, y “en una situación de irritación puede aumentar la alerta de respuesta inmune y se interpreta como algo peligroso” añade el director alterno de IMII.

En el caso del adulto mayor es menos frecuente que genere alergias, porque está en una etapa donde su sistema inmune envejece con el paciente, por lo que es “raro que un paciente de 80 años parta con alergia, pero hasta los 50 -60 años es habitual, sobre todo en ciudades como Santiago” comenta Zañartu.

alergias

Otra causa que afecta la población en la actualidad, es el factor referido a la teoría de la higiene, que dice que la rama del sistema inmune que nos defiende contra parásitos está cada vez menos estimulada ya que la población es cada vez más limpia, lo que genera que el “sistema inmune está menos entrenado y por eso se pueden desarrollar más alergias” explica Carreño.

Además, para que se desarrolle una alergia tiene que existir un proceso que se llama sensibilización.

Durante este proceso el sistema inmune reconoce por primera vez ese alérgeno, por ejemplo, el polen, y el polen es interpretado como una molécula peligrosa, se desarrolla una respuesta inmune y como esta respuesta tiene memoria (razón por la cual las vacunas nos protegen por más tiempo, por ejemplo) la persona se sensibiliza, y “va a tener alergia de por vida desde ese momento” señala Carreño.

Hace 50 años atrás las personas se sensibilizaban entre la niñez y la adolescencia, hoy, con el cambio climático, contaminación y la teoría de la higiene las personas se están sensibilizando en cualquier época.

¿Se puede confundir con un virus respiratorio?

Luego de dos años en pandemia y el retorno de la movilización en las ciudades, algunos podrían confundir diferentes cuadros de virus respiratorios con alergias.

Sin embargo, los síntomas de las alergias en general, parten de a poco y la persona en un par de días comienza con estornudos, picazón, y congestión nasal, pero a diferencia de los virus respiratorios, la persona no va a presentar fiebre, o dolor muscular.

Pero lo que sí puede suceder es que una persona que está sufriendo un periodo de alergia, a los días de comenzar esta molestia se resfríe, y en ese caso, la persona puede tener ambas cosas. Esto debido a que la alergia irrita las mucosidades y esta barrera de protección se vuelve más susceptible a infectarse por un virus respiratorio o una bacteria.

La recomendación principal de los especialistas en estos casos, es que si alguien tiene sospechas de alergia, vaya al médico, se diagnostiquen a tiempo y sepan específicamente qué tipo de alergia sufre para poder tratar y atacar a tiempo.

Síntomas principales

Los principales síntomas de las alergias respiratorias son:

-El prurito (picazón de los ojos, de la nariz, a veces adentro del oído o en la parte blanda del paladar).

-Los estornudos, que generalmente son repetitivos, uno tras otro.

-La congestión nasal, que se te tapa la nariz y el paciente se congestione.

-La rinorrea, que es cuando a la persona le sale agua nasal transparente (no es de colores).

ALERGIA

Además, hay personas que tienen asma alérgico, que Carreño explica “por supuesto que tienen que tener mayor cuidado”, porque un ataque de asma puede llevar a una crisis respiratoria y eso puede llevar a la muerte, “sin querer alarmar a la población, pero en el fondo, si alguien tiene sospecha de asma alérgico tiene que siempre tener un diagnóstico certero” recalca.

Usualmente ante los primeros indicios de cualquier alergia es recomendable realizar la consulta a un médico, quien en función de los síntomas y el riesgo que pudiese presentar el paciente valorará la necesidad de acudir a un especialista.

“No es conveniente esperar a una crisis o sintomatología severa, ya que una buena valoración inicial permitirá establecer un manejo preventivo y realizar el diagnóstico diferencial con otras enfermedades, como el asma” reitera González.

Deporte al aire libre

En temporada de alergias respiratorias el realizar ejercicio al aire libre no es una contraindicación si el paciente está estable o no está con un cuadro de rinitis o con un cuadro asmático en ese minuto, ya que de ser así puede exacerbar los síntomas.

Lo otro que se les sugiere a las personas que realizan deporte al aire libre es que “hagan deporte temprano durante la mañana, porque ya durante el día empieza a correr viento con pólenes, sobre todo en las tarde el viento acarrea mucho polen” explica la especialista de Clínica U. de los Andes.

Otros consejos a tomar en cuenta son el realizar siempre un calentamiento previo y evitar ejercicios de alta intensidad o con condiciones ambientales poco favorables (alta temperatura, humedad o viento), “así como utilizar implementos que sirvan de barrera (mascarillas, gorras o gafas) o el tratamiento médico preventivo que pueda estar indicado para el paciente”. concluye el académico UMAG.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.