¿Qué es el henipavirus, el virus con una letalidad sobre el 40% que causa un brote en China?

Imagen referencial. Foto: Reuters

Esto es lo que se sabe de este patógeno, del que los científicos descubrieron una nueva especie que temen pueda convertirse en una nueva pandemia


La alerta fue dada a conocer el jueves pasado, cuando un estudio titulado Un henipavirus zoonótico en pacientes febriles en China, publicado en la revista New England Journal of Medicine, identificó en China un nuevo henipavirus, que estaba causando una enfermedad humana que entre otros síntomas provoca fiebre.

La investigación identificó a 35 pacientes con este nuevo virus, el que fue bautizado henipavirus Langya en las provincias chinas de Shandong y Henan, y que 26 de ellos estaban infectados solo con el virus Langya, sin otros patógenos.

El henipavirus es un género de virus perteneciente a la familia Paramyxoviridae, la misma que los virus del sarampión, la parainfluenza y las paperas e incluye tres especies: virus Hendra, virus Nipah y virus Cedar. Se caracterizan por provocar enfermedad en humanos y en animales domésticos como caballos y cerdos, siendo responsables de diversos brotes epidémicos que se han producido en las últimas décadas. El hospedante habitual son los murciélagos de la fruta, comúnmente conocidos como zorros voladores, aunque en este caso, el virus estaba presente mayoritariamente en musarañas, un pequeño mamífero parecido a un topo, en las dos provincias chinas donde comenzó el brote.

Una musaraña, el animal en que fue detectado el nuevo virus. Foto: Reuters

Síntomas más comunes

Este henipavirus recién descubierto, que puede proceder de animales, está asociado a algunos casos de fiebre, y las personas infectadas presentan síntomas como fiebre, fatiga, tos, anorexia, mialgia y náuseas, de acuerdo con este estudio, recogido por el medio de comunicación chino Global Times.

Los henipavirus pueden causar enfermedades graves en animales y humanos y están clasificados como virus de nivel de bioseguridad 4 con tasas de letalidad de entre el 40 y el 75%, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, en la actualidad no hay vacuna ni tratamiento para el henipavirus y el único tratamiento es la atención sanitaria de apoyo para controlar las complicaciones.

Los investigadores que descubrieron al nuevo posterior ha revelado que 26 de los 35 casos de infección por henipavirus Langya en las provincias de Shandong y Henan han desarrollado síntomas clínicos como fiebre, irritabilidad, tos, anorexia, mialgia, náuseas, dolor de cabeza y vómitos.

El henipavirus es una de las importantes causas emergentes de zoonosis en la región de Asia-Pacífico. Tanto el virus Hendra (HeV) como el Nipah (NiV) de este género infectan a los humanos, siendo los murciélagos de la fruta el huésped natural de ambos virus.

Según científicos, citados por la NEJM, el nuevo virus se parece al peligroso Nipah, pero hasta ahora no se han registrado fallecimientos y ninguno de los pacientes ha desarrollado un cuadro muy grave de esta nueva enfermedad.

Hasta el momento los científicos no saben si el virus Langya puede transmitirse de persona a persona ya que los infectados no tenían contacto entre sí y sus contactos estrechos no reportaron la enfermedad, aunqueen brotes anteriores de hepinavirus, si ha habido transmisión entre humanos.

“No hubo contacto cercano o antecedentes de exposición común entre los pacientes, lo que sugiere que la infección en la población humana puede ser esporádica”, dijeron los investigadores.

Sin embargo, debido a lo que pasó con el coronavirus, pidieron estar atentos. “Debemos ser vigilantes, pero no entregarnos al pánico por el descubrimiento de este virus”, dijo el profesor de medicina de la Universidad Nacional de Singapur, Wang Linfa.

Más de tres años de estudios

Los investigadores dirigidos por el Instituto de Microbiología y Epidemiología de Beijing, detectaron el primer en enero de 2019 en Shandong, para después encontrar a otros 14 casos durante el año siguiente en ambas provincias.

No se detectaron infecciones entre enero y julio de 2020, durante el primer año de la pandemia, crisis sanitaria que precisamente hizo que los investigadores tuvieran que detener el trabajo para prevenir la propagación de Covid.

Pero se encontraron más casos a partir de este años, cuando retomaron las investigaciones.

Un trabajador médico toma una muestra de hisopo de un residente para la prueba de ácido nucleico en un sitio de prueba improvisado, en medio de medidas de bloqueo para frenar el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Sanya, provincia de Hainan, China, 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

“Los casos de henipavirus Langya no han sido hasta ahora mortales ni muy graves, por lo que no hay que entrar en pánico”, ha comentado Wang Linfa, profesor del Programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Facultad de Medicina Duke-NUS en declaraciones a Global Times.

El coronavirus no será la última enfermedad infecciosa que provoque una pandemia en todo el mundo, ya que las nuevas enfermedades infecciosas tendrán un impacto cada vez mayor en la vida cotidiana de los seres humanos”, ha añadido a la misma publicación Wang Xinyu, médico jefe adjunto del departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Huashan, afiliado a la Universidad de Fudan (China).

Sigue también en Qué Pasa

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.