La ingeniería para salir en cuarentena: así me organizo con dos permisos a la semana

Foto: Agencia Uno

Algunos "ahorran" un permiso para cualquier emergencia. Otros optan por el delivery y solo los utilizan para aprovechar de ver a algunos familiares. Y otros los combinan con miembros de la familia para ir al supermercado. Otra de las logísticas de la pandemia.




¿Cómo lo hago con dos permisos semanales? ¿Voy a la farmacia o al supermercado? ¿Voy donde mi mamá o a saludar a un hermano? Si es viernes y no he utilizado ninguno, ¿salgo de todas formas a dar una vuelta?

Estas son algunas de las preguntas que se plantean a diario los chilenos en el último tiempo, debido a las reiteradas cuarentenas y las diferentes fases del Plan Paso a Paso. Actualmente, en muchas comunas del país, solo se pueden obtener dos permisos durante toda la semana (uno el fin de semana), lo que de alguna manera obliga a elaborar un “plan” propio, debido a múltiples necesidades diarias y/o semanales.

Las personas deben organizarse utilizando una verdadera ingeniería cruzada con los integrantes del grupo familiar.

Cinco personas revelan cómo lo hacen para estructurar su calendario.

Miguel (50 años)

Miguel

En casa lo mejor es dividir tareas, existen trámites impostergables, como el supermercado y/o la feria, visitas al médico, visita a parientes. “En relación con ello sabemos que el supermercado puede ser cada 15 días, nos programamos para esta situación, entendiendo que la feria es fundamental una vez por semana, salvo que ésta se reemplace por el mismo supermercado”, explica.

La farmacia usualmente se trata de aprovechar cuando uno va al supermercado o de lo contrario se toma “uno de los permisos” cuando se haga necesario. Miguel dice que por otro lado, y como tercera opción, “están las visitas a parientes, las que son suplidas con videoconferencias o presencialidad cada quince días, o una vez al mes por las dos horas que dura el permiso”.

Dejamos para el último “un permiso” de emergencia por si se requiere algún trámite particular entendiendo que todo o casi todo lo hacemos en línea, revela.

Luis (55 años)

Luis

El tema de salir ha ido cambiando, pero los permisos se utilizan para temas extremadamente obligatorios dice Luis. “En mi casa los usamos cuando voy al dentista y a comprar y ambos viajes son planificados”.

Además, relata, hace una lista de lo que debo hacer “y de lo que debo traer, estableciendo rutas, almacenes, etc. He dejado de ir al supermercado porque me lleva mucho tiempo, privilegio comprar verduras en la feria libre, encuentro eso y mucho más, verdulería, carnicería, remedios”, señala.

El resto simplemente delivery, como las cosas del supermercado, donde esperan acumular compras para tener un pedido más grande que justifique el costo de traslado. “Es confiable y rápido”, establece Luis.

Para las cosas menores, Luis explica que tiene la suerte de tener almacenes cerca, por lo que no pide permiso. “Estoy máximo a dos cuadras y vuelvo de inmediato. Para salir me hidratado, voy rápido, con doble mascarilla y llevo conmigo alcohol gel, el que uso cada vez que toco una superficie extraña, de vuelta lo mismo, y me cambio de ropa”.

Saco los permisos vía internet en Comisaria Virtual con clave, “y me ajusto al máximo al tiempo indicado. Nunca me han parado, nunca he tenido problemas”, señala.

Karla (31 años)

Karla

En mi caso, “he cambiado full mi forma de vivir con dos permisos, así que todo lo compro a través de internet: supermercados, verduras, comida de mi perro, entre otros”, señala.

Karla explica que esto le ha permitido no solo comprar en grandes marcas, sino también conocer muchas pymes que tienen diferentes productos.

De esta forma, “trato de mantener los permisos para casos de emergencias o para ir a visitar a mi padre y a mi madre una vez a la semana. Todo lo demás, he ido aprendiendo a realizarlo online”, añade.

Rafael (46 años)

Rafael

Con dos permisos a la semana es muy difícil hacer nuestras rutinas, “puesto que en general uno no compra todos los productos en el supermercado, además el nivel de atochamiento muchas veces es muy alto y generalmente siempre hay algo que se pueda olvidar”, reconoce Rafael.

Por lo general, dice que los permisos los ocupa para ir al supermercado y cuando tiene que comprar alguna otra cosa extraordinaria o tener que hacer algo de forma urgente es muy difícil y arriesgado, y por lo tanto no se hace.

“Es difícil la vida en pandemia en ese sentido”, señala.

Alejandra (45 años)

Alejandra

La verdad es que trabajo desde casa, “y no necesito salir más que nada para caminar y tomar aire”, explica Alejandra.

Todos los trámites los realizo online, desde antes de la pandemia siempre he tenido un estilo de vida digitalizado, entonces no ha sido un problema para mí. “Ocupo los permisos muy contadas veces, para ir a una hora al doctor o al banco, pero no ha sido un problema importante desde lo logístico”.

“Para mí, el poder salir, es más relevante desde lo psicológico, señala.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.