Letal efectividad: de 128 mil israelíes vacunados, solo 20 han contraído coronavirus

El Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante el proceso de vacunación de su país. Foto: Reuters

Los servicios de salud de este país revelaron que solo el 0,015% de las personas se infectaron en la semana posterior a la segunda inyección.




Aunque los rangos de efectividad de las vacunas varías según algunas condiconantes, Pfizer asegura en su sitio web que si bien puede variar la efectividad, esta alcanza alrededor del 95% a partir del séptimo día después que el paciente se haya inoculado la segunda dosis.

Parte de este asombroso éxito se debe a la revolucionaria tecnología que utiliza: ARN mensajero o ARNm, que básicamente le enseña a las células cómo crear una proteína que genera el anticuerpo para contrarrestar al virus.

Ahora, el primer análisis mundial de pacientes completamente vacunados, concluyó que la terapia de Pfizer es al menos tan eficaz como sugieren los ensayos clínicos.

Foto: Reuters

Los servicios de salud Maccabi de Israel revelaron el lunes que solo el 0,015 por ciento de las personas se infectan en la semana posterior a la segunda inyección.

El organismo aseguró que de los 128.600 voluntarios que ya se han puesto las dos dosis de la inyección desde que comenzó el proceso de vacunación en ese país, solo 20 han contraído el coronavirus.

El estudio no tiene una muestra de control, pero según Cyrille Cohen, líder del proceso de vacunación en dicho país, dijo que que si la sociedad israelí en general es tratada como un grupo de control “imperfecto”, su cálculo indica que la vacuna está excediendo ligeramente la efectividad del 95% predicha por el ensayo clínico de Pfizer.

“Estos son resultados emocionantes que confirman la suposición de que la vacuna Pfizer es altamente eficiente”, dijo.

“Estos son muy buenos resultados, y si continúa de esta manera, podría ser que la vacuna sea más efectiva de lo que Pfizer pensó que se basaría en los ensayos clínicos”, dijo Anat Ekka Zohar, analista de del servicio de Salud de Maccabi y responsable de la investigación, citado por el diario The Times de Israel.

“Si bien estos son datos muy tempranos, son datos importantes y con una amplia relevancia, ya que todo el mundo está mirando a Israel en busca de indicaciones sobre cómo funcionará la vacuna”, dijo.

Un gráfico citado en un artículo del Financial Times, muestra un dramático descenso en el número de nuevos casos y un pequeño descenso en en el número de fallecidos en Israel. Un economista polaco tuiteó: “La vacuna detiene lo que parecía una gran ola. Pronto sabremos más”, comentó.

Ahora los adolescentes

Israel es uno de los países con el mejor ritmo de vacunación del mundo. Según el registro de la U. de Oxford, la nación promedia 44,9 vacunados por cada 100 personas y ya ha logrado vacunar a casi 4 millones de personas.

Los planes van tan avanzados, que el Ministerio de Salud de ese país ya autorizó que se inoculen a adolescentes de entre 16 y 18 años, aunque la autorización quedará sujeta a la aprobación de sus padres.

Clalit Healt Services, una de las cuatro organizaciones más grandes del sistema de salud israelí, reveló una investigación hecha a 200 mil personas mayores de 60 años que habían recibido la vacuna de Pfizer y BioNTech, y las comparó con otras 200 mil que todavía no habían sido vacunadas.

Durante dos semanas después de la primera dosis, ambos grupos dieron positivo por el virus en un porcentaje similar. Sin embargo, luego de ello, los vacunados comenzaron a mostrar un 33% menos de nuevas infecciones que los demás.

“Esta es una protección muy temprana”, dijo el director de innovación de Clalit, Ran Balicher, citado por la BBC, quien también es profesor de salud pública que asesora al gobierno. Y “ya hay una caída del 33%”, agregando que las infecciones continuaron disminuyendo después de eso.

Peser al entusiasmo, Cohen, quien también es profesor de la Universidad Bar Ilan, dijo que estos cálculos pueden ser inexactos, ya que varios detalles que se conocían sobre los sujetos de prueba de Pfizer faltan para la sociedad israelí en su conjunto.

“Si bien estos son resultados impresionantes, es importante decir que no hay un grupo de control directo o datos sobre los datos demográficos y geográficos de las personas vacunadas”, dijo.

Ekka Zohar también señaló que descubrió que ninguno de los 20 vacunados fue hospitalizado o padecía fiebre superior a 38,5 grados. Eso puede ser un indicador de que la vacuna previene enfermedades graves incluso cuando las personas están infectadas, dijo, pero agregó que es imposible saber qué trayectoria habrían tomado sus síntomas sin la vacuna.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.