Misión lunar: Nasa prepara lanzamiento del cohete más grande y potente jamás construido

Ilustración de la Nasa del nuevo cohete, bautizado Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), que llevará a cabo las misiones Artemisa. Foto: AFP (Foto de Handout / NASA / AFP)

Cohete Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), parte del proyecto Artemisa que por primera vez llevará a a una mujer a la Luna, realizará sus primeras pruebas.




Artemisa es la hija de Zeus, la hermana gemela de Apolo y “la diosa de la Luna” y fue por lo mismo que la Nasa bautizó como Proyecto Artemisa su futura misión para regresar a la Luna y que por primera vez llevará mujeres a nuestro satélite. Y el ansiado retorno vivirá uno de los capítulos más importantes este jueves, cuando el cohete Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) que cargará la nave Orion, sea trasladado a la rampa de lanzamiento para realizar sus primeras pruebas.

Esta primera misión, prevista para abril, tiene por objetivo un viaje de ida y vuelta de seis días alrededor de la Luna, pero sin tripulación. Un paso previo a misiones ya tripuladas, cuyo objetivo final llevar a los astronautas al espacio profundo, incluidos la Luna y Marte.

Lanzamiento que tendrá un gran impacto en la exploración espacial y que significará un nuevo avance en la carrera espacial, al volver varias décadas después a la Luna con humanos y más importante al llevar a la primera mujer, señala Juan Carlos Beamin, astrónomo de la Universidad Autónoma.

Pero antes del primer viaje, se deben realizar las últimas pruebas. Este jueves se planea encender el cohete más poderoso que jamás haya construido la Agencia del Programa espacial de Estados Unidos, para así probar los motores de combustible líquido en el núcleo del cohete, sin los propulsores de combustible sólido que algún día ayudarán a llevar el SLS al espacio.

Por eso la nave espacial y el SLS, el cohete más potente que ha construido la Nasa, han sido autorizados para viajar este jueves 17 de marzo a la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, para las pruebas previas al lanzamiento, anunciaron representantes de la Nasa en una conferencia de prensa.

El traslado se hará desde el Edificio de Ensamblaje de Vehículos (VAB) de Kennedy hasta la Plataforma de Lanzamiento 39B, un viaje de 6,4 kilómetros de distancia que está programado se demore aproximadamente 11 horas en llegar a su destino, con una una velocidad de transporte de 1,3 km/h. Las imágenes de la llegada la llegada a la pista estarán disponibles a partir de las 17.00 hrs. en el canal de YouTube Kennedy Newsroom.

Luego de su llegada, una vez que la nave espacial y el cohete estén posicionados en la plataforma de lanzamiento, los ingenieros realizarán una prueba final previa al lanzamiento conocida como “ensayo general húmedo”, apodado así según la Nasa, porque son pruebas que demuestran que el cohete puede cargarse con propulsores líquidos súper fríos, lo que será transmitido a partir de las 18.30 hrs.

La cápsula de la tripulación Orion del programa Artemis de la NASA se muestra dentro del enorme edificio de ensamblaje en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos. Foto: Reuters

Los ingenieros y técnicos también practicarán la cuenta regresiva del lanzamiento, justo dentro de T menos 10 segundos (T es la hora a la que está programado el lanzamiento del cohete), para probar las respuestas del cohete en un escenario de terminación de vuelo, antes de concluir el ensayo, drenar los tanques de combustible y preparar el cohete para su regreso al VAB, lo que debería tomar otros ocho a nueve días, dijo en una conferencia Charlie Blackwell-Thompson, director de lanzamiento del Programa de Sistemas Terrestres de Exploración de la Nasa en Kennedy.

La “llamada a las estaciones” para el ensayo general se estima será el 1 de abril, y se espera que las operaciones de tanque comiencen el 3 de abril, añadió el director.

En cuanto a las probabilidades de fracaso, Beamin, señala que “son bastante bajas”. Haciendo énfasis que hace 50 años atrás se llegó a la Luna con tecnología mucho menos avanzada, y aunque existieron misiones que luego fracasaron o fallaron como el Apolo 13, “hoy día no se pueden dar ese lujo, sobre todo en la situación mundial que estamos viviendo no puede haber un fallo en esta misión”

Lo que podría pasar, agrega, es que “quizás se puedan postergar (el lanzamiento) debido a la guerra, pero estos proyectos se generan con un nivel de detalle y cuidado que ninguna pieza puede fallar, literalmente son años de planificación, aunque siempre hay complicaciones que uno no puede prever como el clima o basura espacial”.

Podrás seguir el ensamblaje y la prueba de lanzamiento de Artemis I en vivo para la última prueba a través de NASA TV , la aplicación de la NASA y el sitio web de la NASA .

Lanzamiento oficial

Siempre y cuando todas las pruebas fijadas para abril se completen con éxito, la NASA establecerá una fecha de lanzamiento oficial para Artemis I, una misión no tripulada que volará miles de kilómetros más allá de la Luna y luego regresará a la Tierra después de unas tres semanas.

Actualmente esa fecha de lanzamiento figura como para “no antes de mayo de 2022″ en el programa de lanzamiento de la Nasa.

Luego de completado el primer viajes, la siguiente parte de la misión será Artemis II, que llevará a una tripulación en un sobrevuelo lunar, y la etapa final del programa, Artemis III, llevará astronautas a la superficie lunar por primera vez desde los paseos lunares del Apolo 17 en 1972.

Con Artemis III, la Nasa llevará a la primera mujer y la primera persona de color a la Luna. Este hito también sentará las bases importantes para establecer una presencia humana a largo plazo en el satélite natural de la Tierra y desempeñará un papel fundamental en un objetivo de viaje espacial aún más ambicioso: enviar a los primeros humanos a Marte.

La idea de llegar a la Luna y más ambicioso aún de llegar a otro planeta, no es sólo para realizar viajes por “turismo” o investigación, sino también quizás” en un futuro tener estaciones lunares permanentes, así como hoy tenemos la Estación Espacial Internacional el día de mañana tener puertos en la Luna” dice el astrónomo de la U. Autónoma.

Entonces esta misión “es una primera piedra super necesaria en el camino que hay que construir para la exploración espacial, y quien sabe en un futuro, de la minería espacial y eso seria super interesante algo que se va a venir en un futuro cercano. El poder sacar minerales del espacio y poder traerlos a la Tierra, como algunos que son muy escasos y que son tan esenciales para la industria tecnológica en particular” añade.

Cabe mencionar que la nave espacial Orion podrá albergar hasta cuatro personas, y en futuras misiones llevará astronautas al espacio, durante las misiones a la Luna y los mantendrá a salvo durante el reingreso desde el espacio profundo.

Asimismo, esta nave espacial se posará sobre una bestia de cohete: el SLS, el más poderoso que la NASA haya construido. El cual producirá un 15 % más de empuje durante el despegue y el ascenso que los cohetes Saturno V que volaron durante los programas espaciales de las décadas de 1960 y 1970, y podrá transportar más de 27 toneladas (24.000 kilogramos) a la Luna, según reportó el medio Live Science.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.