Nueva variante Mu, detectada por primera vez en Colombia, supera a Lambda y a Delta y ya se ubica como la segunda de mayor circulación en Chile

Imagen referencial. Foto: AP

Según el último informe epidemiológico del Instituto de Sald Pública (ISP), si bien Gamma sigue siendo la variante más frecuente con un 41%, de la muestras secuenciadas, Mu, con el 29% superó a Delta (18%) y Lambda (11%). La nueva cepa acaba de ser clasificada como "de interés" por la Organización Mundial de la Salud (OMS).




La variante Gamma del virus Sars-CoV-2 sigue siendo la de mayor circulación en el país, pero es probable que no sea por mucho tiempo.

En menos de una semana, la variante Mu detectada por primera vez en Colombia, viene ganando espacio a nivel comunitario y aumentó al doble su presencia en las secuenciaciones a las muestras positivas que se realizan en el país, según el último informe de variantes del virus publicado hoy por el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP).

Así, si en la Semana Epidemiológica (SE) del 16 de agosto, las muestras secuenciadas eran mayoritariamente de Gamma (49%), seguidas de Lambda (19%), Delta (17%) y Mu (14%), para la SE número 34 correspondiente al 23 de agosto, Gamma sigue siendo la más frecuente pero con un 41%, en segundo lugar se ubica la recién clasificada como variante de interés por la Organización Mundial de la Salud (OMS) Mu con 29% del total de secuenciaciones. En el tercer y cuarto puesto quedaron relegadas Delta con un 18% y Lambda con un 11%.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2. Foto: AP

De todas las muestras que se han secuenciado durante la pandemia, a la fecha el ISP ha identificado 84 linajes diferentes.

“Del total de muestras de la vigilancia comunitaria secuenciadas, las VOC (variantes de preocupación según la OMS): Gamma, Alpha y Delta identificadas por el ISP representan el 61,39% (3.802/6.193). Las variantes clasificadas como VOI (variantes de interés): Iota, Lambda y Mu, corresponden al 28,77% (1.782/6.193) de las muestras de vigilancia comunitaria y el 9,83% (609/6.193) restante corresponde a otros linajes (n=72) no incorporados en las clasificaciones previamente descritas”, señala el documento.

Crecimiento por semana

La variante Gamma es desde mediados de abril, la variante con mayor frecuencia en el país, pero en las últimas semanas ha bajado el porcentaje de muestras positivas de esta variante. Así, para la semana epidemiológica número 26 del 28 de julio, Gamma se ubica en el primer lugar con un 77% del total de muestras. Las semanas que siguieron esta registró respectivamente 70, 72, 66, 62, 54 y 49% la semana del 16 de agosto para quedar en la SE número 34, con un 41%.

En este mismo período, Lambda se ha mantenido cerca del 20%. Cuando Gamma dominaba con el 77% de representatividad en las muestras, la variante andina se empinaba por el 18%. En la semana del 5 de julio subió a 23%, y desde entonces ha variado entre el 24 y el 19% que registro en la semana epidemiológica 33 (16 de agosto) y ahora un 11%, según la última publicación.

Delta, desde que se detectó como circulación comunitaria en la semana del 26 de julio, inició con un 3% del total de muestras positivas analizadas. A la semana siguiente ya ocupaba el 6%, luego el 10% y 17% para la SE 33. Hoy, aumentó solo un punto porcentual quedando en el tercer lugar con un 18%.

La otra variante que viene creciendo es la nueva variante de interés según la OMS y que finalmente terminó desplazando a Delta y Lambda, es la variante MU o B.1.621 detectada por primera vez en Colombia. Comparando las mismas semanas, ya en la SE 26 representaba un 3% de las muestras positivas. Desde entonces ha aumentado ubicándose en la SE 33 como la cuarta más frecuente con un 14%. Hoy, al 23 de agosto es la segunda más frecuente con un 29%, más del doble de lo que tenía la semana anterior.

En números totales, se debe considerar que la muestras secuenciadas también se han reducido, de la misma manera que los casos positivos de Covid-19. En la SE 32 se secuenciaron 366 muestras, otras 320 en la SE 33, pero en la SE 34, las muestras secuenciadas llegaron apenas a 85.

Jorge Fernández, jefe del Sub Departamento de Genética Molecular del ISP, señala que aun no hay muestras que corresponden a esa semana que se están secuenciando pero que se sumarán en los próximos días. De todas formas, aclara que siguen secuenciando el mismo nivel de muestras que han venido realizando en las últimas semanas.

¿Qué está ocurriendo?

Vivian Luchsinger, viróloga e investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, señala el aumento de Mu en el porcentaje de circulación de variantes “podría indicar que hay un menor cruce o efectividad de la respuesta inmune inducida por la vacuna y por la infección silvestre previa, respecto del control de esta variante”. Hay que recordar que Mu tiene varias mutaciones, más que las otras variantes, en la proteína S y también en otras zonas del genoma del virus. “Yo creo que el aumento rápido de su circulación está favorecida en esta pelea con las otras variantes, incluso que la Delta”, dice la investigadora.

Claudia Saavedra, doctora en Bioquímica y académica de la Universidad Andrés Bello, vocera y past president de la Sociedad de Microbiología de Chile (Somich) explica que en la tercera ola de casosy la más grave de Colombia, la variante Mu fue la predominante y con un alto porcentaje de transimisión pero “no hay evidencia concreta que indique que esta variante sea más transmisible que Delta”.

Mu, tiene al menos tres mutaciones en la proteína Spike (S) E484K y N501Y y la K417N que están presentes en las variantes de interés descritas a la fecha, señala Saavedra.

“En Colombia se menciono que Mu podría tener una capacidad de transmisión más elevada que otras variantes, con las cuales compite pero no tenían un estudio que asociara la transmisibilidad de Mu por lo que no pueden concluir si realmente se debe a las propiedades de la variante o con asuntos epidemiológicos como la relajación de medidas en ese país”, agrega la académica de la Unab.

Para Ricardo Soto-Rifo investigador del Laboratorio de Virología Molecular del Programa de Virología del Instituto de Ciencias Biomédicas, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile (ICBM), es difícil sacar conclusiones respecto de lo que está ocurriendo con un número tan pequeño de secuenciaciones (solo 85 para esta última semana epidemiológica. “Si ese 29% se fuera de muestras de personas vacunadas, sería diferente. Falta información. Las secuencias por sí solas, no nos dicen todo. Habría que ver la cantidad de personas en UCI o en los fallecidos, qué variante tienen, falta cruzar los datos”, dice.

¿Delta con crecimiento explosivo?

Respecto de Delta, Luchsinger dice que llama la atención que esta variante, no haya provocado el aumento explosivo que se esperaba y que sí ocurrió en otros lugares. “No tenemos claro porque eso ocurre, quizás alguna reacción cruzada de anticuerpos entre la variante Lambda que es una de las que más ha circulado en Chile. Sin embargo, la variante Delta sí ha mostrado un aumento sostenido, pero no explosivo, el alto porcentaje de vacuna ha impactado en controlar o limitar esa expansión

¿Es probable que en otros países en los que Delta sí aumentó de manera explosiva se deba al relajo en el uso de mascarillas y otras medidas restrictivas? “Cualquier variante va a aumentar la posibilidad de circular y de infectar si se relajan con el uso de la mascarilla o las personas la dejan de usar. Eso ocurrirá con cualquier variante que esté circulando, sobre todo si tiene alguna ventaja en la infectividad y transmisibilidad por sobre otras variantes”.

A juicio de Saavedra, que el crecimiento de Delta no haya sido el que se esperaba tiene mucho que ver con las dos estrategias que se han implementado en el país: la vacunación masiva y el uso de mascarillas. “En Chile, se ve que las personas utilizan las mascarillas, en los lugares cerrados, la ocupan bien, en el Metro andan con mascarillas, se usan de buena calidad, ya no están ocupando solo mascarillas estética o como un adorno y eso es notable”, indica la investigadora.

En el análisis que realiza desde el ISP, Jorge Fernández, jefe del Sub Departamento de Genética Molecular, detalla que es esperable que la variante Gamma baje y que aparezcan nuevas variantes que vayan desplazando a las que ya estaban. Eso es algo que ocurre en todos los virus.

Aunque aclara que con el número de secuenciación de la última semana epidemiológica, no se pueden obtener datos tan robustos, lo cierto es que Mu tiene una introducción muy fuerte y que Gamma viene bajando. Es más, dice que es probable que en las próximas semanas, muestren una circulación similar de Gamma, Delta y Mu.

Le llama la atención que si bien, Mu tiene circulación comunitaria desde mayo, coincide con la baja de Gamma y está aumentando su presencia. “Lo interesante es que Delta no ha sido lo explosiva que esperábamos, pero hay que considerar que la epidemiología que tenemos en Chile es distinta a la que tenían otros países cuando ingresó Delta. Acá tenemos a Gamma, a Lambda y a MU”.

A esta circulación distinta, también se suma el trabajo de monitoreo que se realiza en aeropuertos, la cuarentena obligatoria que deben hacer los viajeros, la cuarentena de los contactos estrechos, el uso de mascarillas. Todos ellos son un bloqueo que ha retardado la circulación de Delta. Además, de los altos niveles de vacunación que tiene el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.