Pronostican intensas jornadas de precipitaciones en la Región Metropolitana

Algunos modelos meteorológicos indican precipitaciones. Imagen referencial. TEMATICAS LLUVIA EN SANTIAGO Mario Tellez / La Tercera

Proyecciones climáticas establecen más de 100 mm de agua para la próxima semana, lo que sería una buena noticia en medio de un año marcado por una megasequía y escasez hídrica. La capital a la fecha acumula 78,1 mm de precipitaciones, muy por debajo del promedio anual de 341,8 mm.




El pronóstico (por ahora solo un proyección), señala que podría llover en la zona centro-sur, incluida la Región Metropolitana, desde el lunes hasta el viernes de la próxima semana. En un año marcado por una megasequía y escasez hídrica, la capital a la fecha acumula 78,1 mm de precipitaciones, muy por debajo del promedio anual de 341,8 mm.

Si bien aún no se puede determinar a ciencia cierta cuánta lluvia caerá, algunos modelos estiman más de 100 mm de agua en Santiago y la zona central. Esto sumado a la situación que afecta al extremo sur de Chile, más precisamente en Punta Arenas, donde se registran vientos que han superado los 100 km/h.

¿Qué dicen los expertos al respecto? ¿Efectivamente lloverá durante cinco días en medio de una megasequía? ¿Qué fenómeno generaría estas precipitaciones? ¿Tienen algún vínculo las precipitaciones y las ráfagas de viento?

Luis Salazar, meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), señala que no hay que olvidar en ningún momento que estamos en invierno, “y lo anómalo ha sido la ausencia de sistemas frontales durante esta estación. La lluvia ha estado inhibida por la fuerte presencia del anticiclón subtropical. Advertimos que los índices planetarios, tales como la oscilación antártica, se movieron a un cuadrante que permiten que los sistemas frontales ingresen a la zona central. A partir del domingo en la noche ingresarán a la región de Aysén y Los Lagos, y se irán desplazando durante el lunes hacia La Araucanía, BioBío, Ñuble y el Maule”.

Una importante sequía afecta a la zona central de Chile. FOTO:YVO SALINAS/AGENCIAUNO

Salazar explica que, salvo que no existan cambios, ya que se trata de un pronóstico, “el jueves llegaría el sistema frontal con precipitaciones a la Región Metropolitana. Serían las precipitaciones más importantes en lo que va del invierno. Antes del jueves arribaría a la Región de O´Higgins. Esta inestabilidad podría afectar con chubascos en declinación hasta la mañana del viernes. En la cordillera y alta cordillera será diferente, ya que esperamos nevadas desde el lunes al sábado”.

Luis Carrasco, académico de la Escuela de Prevención de Riesgos y Medioambiente de la Universidad Tecnológica Metropolitana, establece que este tipo de sistemas frontales suelen presentar lluvias más constantes. “A pesar de los informes de sequías producto del cambio climático, lo importante es que el sistema frontal va a permitir que la alta presión ceda e ingresen otros sistemas frontales”.

A pesar de lo que suceda, Salazar cree que no nos acercaremos al promedio anual de precipitaciones, “pienso que no, de ninguna manera”, señala enfático.

Carrasco concuerda. “Se ve muy difícil llegar a esos niveles, salvo que fuera un diluvio, lo que se ve poco probable”.

Lo más lógico es que la caída de agua no sea lo suficientemente robusta para aminorar los déficit hídricos. “Si bien es posible que nos encontremos con episodios de mucha agua caída en poco tiempo, lo que podría causar estragos porque las ciudades, los resumideros, las bajadas de agua y los techos no están calculados, ni preparados para caídas de agua intensas en períodos breves de tiempo, sin embargo la sequía seguirá presente, y aún cuando caiga agua ésta no será suficiente”, explica Carrasco.

Diego Campos, meteorólogo de la Oficina Servicios Climáticos, considera que en el contexto de esta intensa sequía, “cualquier evento de precipitación será bueno, y no solo para recuperar los números y la estadística, sino que para recuperar los niveles de nieve en la cordillera, que por ahora están muy bajos. Sin embargo, un evento muy intenso también puede traer problemas, por eso es tan importante pronosticarlo bien”.

Por ahora no es posible asegurar montos (de lluvia) para la ciudad. “Pero igualmente estamos muy lejos del promedio anual y casi con un 70% de déficit a la fecha. Para recuperar los montos, los meses que quedan deberían ser más bien lluviosos y eso no es lo que se pronostica, al menos hasta octubre”, añade Campos.

Existe un vínculo entre los vientos ocurridos en Punta Arenas y las precipitaciones, en la atmósfera no hay ningún fenómeno aislado, hay un efecto mariposa, todo se correlaciona. “Generalmente en esta época, las bajas presiones asociadas se desplazan hacia latitudes menores, cuando eso ocurre se mueven los sistemas frontales, generando que los sistemas frontales presentes, por ejemplo en Punta Arenas, lleguen a la zona central. Podrían haber vientos cercanos a esa magnitud en algunos sectores cordilleranos”, argumenta Salazar.

Carrasco señala que en Punta Arenas, los veranos son frescos, sumamente ventosos y mayormente nublados, y los inviernos son muy fríos, secos, ventosos y parcialmente nublados. “Su diversidad climática se refleja en las bajas temperaturas y fuertes vientos durante todo el año. Entre las ciudades más ventosas del mundo se encuentran las ciudades argentinas de Río Gallegos y Ushuaia, y la ciudad chilena de Punta Arenas. De tal modo que siendo una ciudad de fuertes vientos, no sería extraño que haya episodios acentuados debido a los cambios climáticos que estamos viviendo cada vez con más frecuencia”.

El máximo valor que tendría este fenómeno, “es la acumulación de nieve en la cordillera, que nos va a proveer de agua en la primavera. La lluvia intensa podría perderse. La nieve es lo más importante, que podrían ser bastante intensas”, señala el meteorólogo de la DMC.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.