Voluntario de vacuna experimental fallecido en Brasil fue inoculado con placebo, según medios locales

Oficialmente, el primer reporte oficial entregado esta tarde no había confirmado la posibilidad que al médico de 28 años se le haya administrado una vacuna para el coronavirus, o el placebo, dando lugar a especulaciones sobre el desarrollo del fármaco.




Este miércoles, autoridades brasileñas oficializaron el fallecimiento de un voluntario en medio de las pruebas de la vacuna experimental para el coronavirus, desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, dando pie a especulaciones sobre la seguridad del proceso y la situación del medicamento en el futuro.

Oficialmente ni la Universidad de Oxford ni AstraZeneca se refirieron a la posibilidad que el paciente de 28 años, fallecido de Covid-19, haya sido inoculado con una dosis de la vacuna, o de un placebo. Con el pasar de las horas la última opción tomó más fuerza, aunque hasta ahora no se cuenta con ninguna confirmación oficial.

Aún así, tras varias horas de rumores, citando fuentes cercanas a los ensayos, el diario brasileño O’Globo y las agencias internacionales de noticias Bloomberg y Sputnik afirmaron que el joven médico figuraba en el grupo de control, es decir, recibió placebo en lugar de la vacuna en fase de pruebas.

El diario brasileño O Globo dijo que el voluntario fallecido era un joven médico que había estado tratando a pacientes con covid-19 desde marzo en las salas de emergencia y las unidades de cuidados intensivos de dos hospitales de Río de Janeiro. Se graduó de la escuela de medicina el año pasado y gozaba de buena salud antes de contraer la enfermedad, dijeron al periódico familiares y amigos.

El Instituto de Enseñanza e Investigación D’Or (IDOR), que está ayudando a organizar las pruebas en Brasil, dijo que el proceso de revisión independiente “no generó dudas sobre la seguridad del estudio y recomendó que continúe”.

No se trata del primer incidente relacionado a las pruebas en fase III, algo normal en estas etapas. A inicios de septiembre, la Universidad de Oxford y AstraZeneca ya habían suspendido las pruebas por una reacción adversa de un participante, aunque el proceso continuó una semana después.

En Chile, la vacuna será probada en conjunto con la Clínica Las Condes y la Universidad de Chile en las próximas semanas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.