Andrea Gutiérrez, Subsecretaria de las Culturas: “Más que lecciones, hemos ganado experiencia”

Andrea Gutiérrez Vásquez, subsecretaria de las Culturas y las Artes.

Previo a su viaje a la Feria del Libro de Buenos Aires, la autoridad cultural se refirió a la reciente reducción de aforos que dejó en 10 mil espectadores la capacidad para eventos masivos, ante lo cual reafirma que si un evento masivo cuenta con la autorización sanitaria previo a los cambios de fase "mantendrá las condiciones”. También se refirió al tema de los Derechos de autor, que generó un tropiezo en la gestión del ministerio.



Ad portas de viajar a Buenos Aires, donde participará en los días finales de la Feria Internacional del Libro, FILBA, la subsecretaria de las Culturas y las Artes, la actriz Andrea Gutiérrez Vásquez, responde las consultas de Culto. El pasado martes 10 de mayo, se anunció el retroceso de la Región Metropolitana a la Fase de Medio Impacto Sanitario, del plan Seguimos Cuidándonos Paso a Paso, con lo que el aforo máximo para los eventos masivos será de máximo 10.000 asistentes. Esto fue calificado como “una decisión lapidaria” por parte de Jorge Ramírez, gerente general de la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec).

Por ello, a la autoridad le consultamos ¿Cómo se va a trabajar respecto a este punto? Gutiérrez señaló: “Hemos sostenido conversaciones permanentes con el Subsecretario de Salud, Cristóbal Cuadrado, y su equipo para trabajar en torno a la realidad sanitaria y hemos sostenido un diálogo fluido con agentes culturales que seguiremos profundizando y mejorando. Estamos viviendo aún la pandemia y, en ese sentido, existe un esfuerzo comunitario que nos corresponde hacer a todos los sectores con el objetivo de proteger las vidas y la salud de las personas. Dicho esto, el acuerdo que hemos adoptado es trabajar considerando las particularidades de los espacios culturales, incluso si se requiere un análisis caso a caso porque los espacios y los eventos tienen distintas naturalezas”.

“Respecto de los eventos masivos: si un evento cuenta con la autorización sanitaria previo a los cambios de fase que rigen desde el jueves 12 de mayo, este mantendrá las condiciones acordadas; pero no podemos dejar de lado lo que está sucediendo con las salas pequeñas. Obviamente un cambio de fase implica un retroceso, pero este gobierno entiende lo más importante: no podemos funcionar en base a estandarizaciones porque la realidad cultural es compleja y diversa. Y, en ese escenario, están abiertos los canales para que podamos dialogar coordinadamente para encontrar las mejores soluciones”, agregó.

En septiembre hay dos conciertos en el Estadio Nacional (Justin Bieber, 7 de septiembre; Coldplay, 23 de septiembre); y uno en el estadio Bicentenario de La Florida (Dua Lipa,16 de septiembre). Ambos con sobre 10 mil personas. Hoy, ¿qué garantía se les puede dar a quienes pensaban asistir de que estos recitales se van a realizar?

Lamentablemente no podemos determinar cómo va a avanzar la situación sanitaria. Como institucionalidad, como gobierno y como país esperamos estar en fase verde lo antes posible y que la pandemia deje de golpear a tantos espacios y trabajadoras y trabajadores culturales. Entendemos las consideraciones sanitarias y lo positivo es que Minsal ha establecido un diálogo directo con aquellos agentes culturales que llevan a cabo iniciativas masivas. Tenemos confianza en que desde ese espacio se puedan dar respuestas y las alertas necesarias a tiempo. La coordinación es clave y también que cada una, cada uno, mantenga las medidas de autocuidado para avanzar en las fases y estar nuevamente en mejores condiciones respecto a la pandemia. Usar mascarilla, mantener completo el esquema de vacunación, la distancia física, es responsabilidad de todos y todas

¿No se ha pensado en fijar un aforo total como ocurre en otros lugares del mundo?

Nuestro gobierno ha establecido una forma de gobernanza para la pandemia y es desde esa instancia y en ese lugar donde se revisa la evolución de esta y las medidas para enfrentar cada fase. Como Ministerio hemos entregado toda la información disponible en materia cultural sobre experiencias internacionales para que sean revisadas y consideradas, y confiamos en los profesionales y equipos asesores que están llevando adelante la normativa que se adecúa a la realidad de nuestro país.

Derechos de autor: “Hemos ganado experiencia”

Una polémica que sacudió al ministerio, se originó el pasado 17 de abril, cuando en el marco de una entrevista con CNN, la ministra de las Culturas, Julieta Brodsky, señaló que los derechos de autor tenían que tener límites y que en ese aspecto se enfrentan dos cosas: el acceso a la cultura y el derecho a la retribución. La afirmación cayó como bomba en el mundo de la cultura, y debió rectificar sus dichos.

No conformes con eso, y por iniciativa de Esperanza Silva, presidenta de Chileactores, la secretaria de Estado se reunió con una serie de gremios de la cultura: Unión Nacional de Artistas (UNA), Sociedad de Derecho de las Letras (SADEL), Sociedad de Directores Audiovisuales, Guionistas y Dramaturgos (ATN), Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD), Sindicato de Actores y Actrices de Chile (SIDARTE), Autoras Chilenas (AUCH) y Asociación de Directores y Guionistas (ADG). Tras una compleja reunión, Brodsky debió volver a rectificar sus dichos mediante una declaración pública y se comprometió a una mesa de trabajo.

Por eso, a casi un mes de los hechos, le consultamos a Gutiérrez, ¿Qué lecciones han sacado tras la crisis que originaron las declaraciones de la ministra Brodsky respecto al tema? “Más que lecciones, hemos ganado experiencia y nos hemos dedicado a fortalecer nuestro compromiso con las creadoras y los creadores, con los derechos de autor y con el rol que la institución tiene en esa materia. Como ha dicho la Ministra Brodsky, nuestro compromiso es estar siempre abiertas al diálogo y a mejorar los canales de comunicación. La participación ciudadana es un eje en esta institucionalidad desde su origen y eso lo profundizaremos aún más en este periodo”, indica.

¿Han continuado reuniéndose con los gremios de la cultura respecto al tema?

Nuestro diálogo con los gremios de la cultura es permanente en este y otros temas. Queremos que este trabajo sea serio y sostenido en el tiempo, por lo que estamos elaborando una agenda de trabajo con una cronología que nos permita profundizar nuestros compromisos en este ámbito. A eso hemos estado abocadas, avanzando en estos contenidos para luego realizar la convocatoria a las organizaciones. .

Viaje a la FILBA

¿Cuál es el propósito de su viaje a Buenos Aires, especialmente a FILBA?

Hemos recibido una invitación de la Feria del Libro de Buenos Aires que nos ha abierto la posibilidad de desarrollar una agenda de reuniones y encuentros que dialoga con la política cultural que estamos implementando como institución y que va a profundizar los puentes establecidos por la Ministra Brodsky durante su visita a la ciudad junto al Presidente Boric.

¿Se reunirá con los autores que se encuentran allá? (Alejandra Costamagna, Álvaro Bisama, Andrés Anwandter, Paulina Flores, Cristián Alarcón y Diamela Eltit).

No alcanzaremos a encontrarnos con nuestra delegación de autoras y autores porque ellas y ellos ya estarán de regreso; sin embargo tenemos agendado un recorrido por la feria y por el stand de Chile, donde podremos conocer experiencias muy interesantes en el desarrollo e impulso de las editoriales independientes que ha llevado a cabo Argentina. Las editoriales independientes son un foco muy importante, pues su trabajo ha permitido que hoy en día podamos acceder a libro de autores y autoras tremendamente interesantes, disruptivas y diversas que no hubieran podido llegar a las lectoras y lectores si no fuera por la labor exhaustiva de difundir literaturas emergentes y también de rescatar autorías invisibilizadas. Hay mucho que hacer en materia de fortalecer la industria independiente del libro y su diálogo con otras instancias como el Plan Nacional de Lectura y el fomento lector en general. Podemos caminar hacia modelos que les permitan ser actores relevantes e incentivar, desde esas propuestas curatoriales, lecturas que hoy día las niñas, los niños y los jóvenes están pidiendo.

¿Hay otras actividades que pretende realizar en su estadía, gestión en otros ámbitos culturales?

Sí. Tenemos agendada una reunión con la Embajadora Bárbara Figueroa y una visita al Centro Cultural Matta que pertenece a la embajada, y en donde nuestro programa Escuelas de Rock tiene una sala. En esta reunión podremos dialogar en torno a nuestra vinculación con el espacio y otras materias bilaterales de interés. También estaremos en el Espacio Memoria y Derechos Humanos Ex-Esma. Tenemos una visita guiada y el deseo de apoyar la candidatura que han levantado frente a Unesco para obtener el reconocimiento de patrimonio mundial. La memoria y los derechos humanos son un pilar fuerte de nuestra administración y con Argentina compartimos una historia muy dolorosa, con dictaduras contemporáneas que trabajaron conjuntamente para violar los derechos humanos y ahora nos interesa volver a trabajar conjuntamente, pero desde el lugar del rescate de memoria, la promoción de los derechos humanos, la reparación y la instalación de una cultura que combata el negacionismo que se ha instalado en los últimos años. También sostendremos reuniones con el Ministro de Cultura de la ciudad, Enrique Avogrado, con el Secretario de Gestión Cultural, Federico Prieto (recién nombrado y con una experiencia muy interesante en Entre Ríos respecto de cultura comunitaria) y con Lucía Cardoso, Secretaria de Desarrollo Cultural. Todas estas reuniones apuntan a dialogar en torno a la reactivación económica y a la cultura comunitaria, experiencias que han sido muy virtuosas en Argentina y que ahora, con miras a la instalación de nuestros propios Puntos Cultura y con las medidas de reactivación que anunciaremos prontamente junto al Ministerio de Economía, nos muestran que estamos en el punto preciso para dialogar con nuestros pares Latinoamericanos y entender las diferencias, similitudes y posibilidades con las que podemos hacer una política cultural integral aprendiendo de lo que han hecho nuestros vecinos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.