La compleja reunión de Julieta Brodsky con gremios de la cultura por sus dichos acerca del derecho de autor

18 Marzo 2022 Entrevista a Julieta Brodsky, Ministra de Cultura. Foto: Andres Perez18 Marzo 2022 Entrevista a Julieta Brodsky, Ministra de Cultura. Foto: Andres Perez

La ministra de las culturas se reunió de urgencia con un grupo compuesto -entre otros- por la SCD, Chileactores, y Sociedad de Derecho de las Letras, donde aclaró lo que señaló en una entrevista sobre un supuesto enfrentamiento entre los derechos de autor y el acceso a la cultura. Se comprometió a emitir una declaración pública rectificando sus dichos, ya publicada, y a llamar a una mesa de trabajo. Eso sí, algunos de los participantes dicen no haber quedado "conformes" con la cita. También se criticó la labor de la Convención Constituyente, apuntando los dardos al ministro Giorgio Jackson.



Fueron sus comentadas declaraciones en la entrevista que dio a CNN durante el pasado fin de semana las que hicieron que al despacho de Julieta Brodsky Hernández, ministra de las Culturas, llegara la solicitud de una reunión en calidad de urgente pedida por la actriz Esperanza Silva, presidenta de Chileactores, la que fue aceptada de inmediato. “La pedí apenas vi la entrevista, para que nos aclarara los conceptos que dio. Luego, desde el gabinete de la ministra convocaron a más organizaciones”, comenta Silva a Culto.

La cita fue agendada para el mediodía del pasado martes 19 de abril en la sede del ministerio, en Ahumada 48. Al lugar llegaron Chileactores, Unión Nacional de Artistas (UNA), Sociedad de Derecho de las Letras (SADEL), Sociedad de Directores Audiovisuales, Guionistas y Dramaturgos (ATN), Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD), Sindicato de Actores y Actrices de Chile (SIDARTE), Autoras Chilenas (AUCH) y Asociación de Directores y Guionistas (ADG).

Lo que molestó al sector cultural fue que Brodsky haya señalado que existía un choque entre los derechos de autor y el acceso a la cultura. Y que, en base a eso, los derechos autorales debían eventualmente limitarse.

“La Convención ha hecho un trabajo interesante en el sentido de poder equilibrar dos derechos que en el Derecho de autor generalmente se ven enfrentados: que es el derecho de acceso a la cultura, y el derecho de los autores a recibir una retribución por su trabajo”, dijo en la ocasión. Esto, tras el rechazo a la propuesta de derechos de autor incluida en el segundo informe de la comisión de Sistemas de Conocimiento de la Convención Constitucional.

El vocalista de Sinergia, Rodrigo Osorio, “Don Rorro”, presidente de la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD) comentó al respecto de la cita de ayer: “Fue una reunión franca y directa en la que nosotros, de forma muy respetuosa, fuimos muy explícitos y contundentes en relación con la defensa del derecho de autor. En conjunto con las organizaciones de la cultura que participaron, quisimos ser muy claros en que el derecho de autor no se opone al acceso a la cultura, y que no es un derecho laboral, sino humano, consagrado en la Declaración Universal, que como tal se debe respetar”.

Por su lado, el cineasta Cristián Jiménez, presidente de la Asociación de Directores y Guionistas (ADG), cuenta: “Nuestra evaluación es que la reunión fue positiva. Hubo representantes de distintos sectores que planteamos que el derecho de autor camina de la mano y es complementario al derecho al acceso a la cultura y en ningún caso son fuerzas en conflicto”.

Cesar Cuadra, director de la Sociedad de Directores Audiovisuales, Guionistas y Dramaturgos (ATN), señala: “Tuvo la mejor disposición para corregir el error de haber confundido los derechos laborales con los derechos de autor, valoramos esa actitud nos parece que hiciera eso”.

Vivian Lavín, presidenta de la Sociedad de Derecho de las Letras (SADEL), lo ve distinto: “Fue una reunión áspera, pero en la que la ministra acogió las críticas y los puntos de vista a partir de la entrevista que dio”.

Rodrigo Osorio, vocalista de Sinergia y presidente de la SCD.

Críticas a la Convención y a Jackson

Sin embargo, la intranquilidad se instaló cuando se tocó lo que se está debatiendo sobre los derechos de la Convención Constitucional. Por eso, la evaluación de Esperanza Silva de la reunión es diferente:No quedamos ni conformes ni tranquilos con la respuesta, fue bastante ambigua”. Y añade, tiene mucho que ver lo ocurrido en la Convención.

“La opinión que dio es concordante con su sector político, que al interior de la Convención Constituyente han tratado de crear esta falsa tensión entre los derechos de los creadores y los de acceso a la cultura, en circunstancias que eso es falso. No existe tan confrontación. Ella se enredó y no supo explicar”, agrega Silva.

La destacada actriz nacional agrega: “Yo quedé bien preocupada por esto porque con su entrevista es una intervención directa de una autoridad de gobierno en lo que se está discutiendo en la Convención Constituyente respecto al tema. Yo creo que eso no corresponde y ahora que son gobierno tienen que estar a la altura de las circunstancias”.

La actriz nacional Esperanza Silva, presidenta de Chileactores.

Vivian Lavín lo ve de manera similar: “La verdad es que nos dio una explicación que no nos dejó a todos tan tranquilos. El problema es que esto no se puede prestar a interpretaciones. El acceso a la cultura, a la lectura es una garantía que debe ofrecer el Estado, y a las autoras y autores nos corresponde un derecho de autor que es inalienable y que tiene un justo pago”.

En la misma línea, Cuadra añade al respecto: “Quedamos muy preocupados porque no fue capaz de dar una señal clara de apoyo a los creadores y autores en relación a lo que se está discutiendo en la Convención. Algo hay ahí que en el gobierno dicen una cosa y hacen otra, en vez de mejorar las condiciones de los artistas. Se vive en la intemperie, a los artistas les va bien un rato y los derechos de autor son algo fundamental porque es un seguro de vida, estas autoridades no lo entienden así y están a favor de las grandes corporaciones. Por eso confunden los derechos laborales con los de autor”.

“No es la persona de la ministra lo que juzgamos, sino que hay un aparataje a nivel de gobierno y de la Convención, que no da señales claras de aumentar la protección de los autores bajo la excusa del acceso a la cultura, que no es un problema de los autores. El acceso siempre ha sido una política de Estado, pero no a costa de los autores, eso es lo que estamos criticando y la ministra no dio ninguna señal clara en orden a reforzar los derechos de autor”, agrega Cuadra.

Para Esperanza Silva, la responsabilidad mayor del asunto está encarnada en un personero del gobierno: el ministro Giorgio Jackson. “Da la impresión que todo el mundo está bailando a su ritmo”, asegura la actriz, y lo cita como mentor de la idea del enfrentamiento entre los derechos de autor y los de acceso a la cultura. Todo, comenta, se encuentra en el libro escrito por el dirigente frenteamplista, Copia o muerte (2019).

Silva explica su punto recordando un episodio: “Cuando estábamos tramitando la Ley Ricardo Larraín para que le dieran derechos de autor a los directores y a los guionistas, estábamos en la comisión de Cultura del Senado. De repente aparece Giorgio Jackson, y fue a exponer de que estaba en contra de esta ley porque eso iba a destruir la industria. ¿A título de qué lo dice?, ¿para defender la industria? No sé. Yo leo ese libro y me parece que estuviera financiado por Google”.

Está bien que quieran fortalecer los sindicatos, me interesa muchísimo, pero no a costa de los propios artistas, ahí hay una confusión enorme -agrega Silva-. Una cosa son los derechos laborales, y otra, los de propiedad intelectual. Son cosas que corren por carriles paralelos, diferentes y no se pueden confundir. La ministra comete un error al confundirlos”.

César Cuadra añade: “No quiero ver malas intenciones, pero se ve que aquí hay un doble discurso, por una parte hablan de los artistas, y por otra parte le quitan lo poco y nada que tienen. Además, veo que hay algo con las grandes plataformas. Nadie está más interesado hoy en día de quitarle los derechos a los autores que las grandes plataformas. Los jóvenes están acostumbrados que les pasen los contenidos pero no saben que eso es a costa de los creadores”.

El punto de la Convención también fue abordado en la reunión, asegura Vivian Lavín: “Nos señaló que no quería ser parte de esta discusión. Si bien habló del tema, dijo que había sido un error pero no quieren ser parte del tema. A nosotros nos gustaría que el gobierno tuviera una posición de respaldo a nuestras demandas pero lamentablemente no es así, van a tomar una posición más neutral”.

Esperanza Silva es bastante crítica con Brodsky: “Yo creo que tiene un profundo desconocimiento de este tema. Como dice, se están recién instalando, será eso, supongo”.

La periodista y agente literaria Vivian Lavin, presidenta de la Sociedad de Derechos de las Letras, SADEL.

Declaración y mesa de trabajo

En cuanto a resultados de la reunión, Brodsky se comprometió a dos puntos: a emitir una declaración pública rectificando sus dichos, y llamar a una mesa de trabajo. “Se comprometió a desarrollar una agenda de fortalecimiento del derecho de autor, en conjunto con las sociedades de gestión y el mundo cultural en general”, señala Osorio.

“La ministra nos indicó que la postura planteada en sus declaraciones anteriores sería revisada -indica Cristián Jiménez-. También valoramos la propuesta de iniciar una agenda conjunta. Los distintos gremios y organizaciones estaremos unidos y atentos a que cumpla el compromiso gubernamental que nos expresó de fortalecer simultáneamente la protección del derecho de autor y el derecho de acceso a los bienes culturales”.

Respecto a la declaración pública, fue publicada justamente pasadas las 18.00 horas del 19 de abril. Es la segunda vez que Brodsky aclara sus comentarios, puesto que originalmente lo había hecho en la red social Twitter horas después de la entrevista. En esta ocasión, señaló: “Los derechos de autor no pueden ser comprendidos como derechos laborales”.

Asimismo, aseguró: “También es importante aclarar que nuestro gobierno no tiene en agenda incorporar más límites a los derechos de autor de los que ya establece nuestra legislación”.

“Nos parece pertinente que la Ministra aclare su compromiso irrestricto con los creadores y creadoras y se comprometa con una agenda para promover la protección a los derechos de los autores e intérpretes. Así lo manifestó en la reunión que sostuvimos y nosotros estaremos siempre disponibles para trabajar y avanzar en esta materia que consideramos vital para el desarrollo cultural del país”, señala Rodrigo Osorio. Por su parte, Cristián Jiménez dice: “Se valora la rectificación y sobre todo la propuesta de iniciar una agenda conjunta”.

Aunque la declaración pública no dejó conforme a Vivian Lavín: “No alude a la ‘tensión entre el acceso a la cultura y el derecho de autor. Y es otro de las temas que suscitaron la reunión, con el de confusión de derechos de autor y laborales. Lamento que no realice una aclaración expresa: las entidades de gestión de derechos colectivos estamos en los tribunales haciendo valer los derechos de las autoras y autores de nuestro país y los dichos de la ministra pueden ser exhibidos como una posición del Estado de Chile a este respecto”. Habrá que ver cómo se sigue desarrollando un tema que hasta ahora, sigue abierto.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.