Metallica, condenados y una batalla desgarradora: las claves del final de Stranger Things 4

Foto: Courtesy of Netflix © 2022

El cuarto ciclo de la ficción de Netflix concluyó con dos capítulos altos en emoción y teñidos por los reencuentros y las pérdidas. Aquí –con spoilers, ojo– revisamos los principales puntos del cierre y cómo se configura la quinta y última temporada, el adiós de uno de los mayores fenómenos de las series de los últimos años.



Disponibles desde las 3 de la madrugada del pasado viernes, los dos capítulos finales del cuarto ciclo de Stranger things impulsaron a cambiar rutinas al menos por un día: algunos alargaron su noche y se amanecieron hasta terminar la temporada, varios pusieron el despertador más temprano y quizás la mayoría destinó algún momento del fin de semana para ser testigos de la conclusión de la tanda de episodios más oscura de la serie de Netflix hasta el momento.

Los hermanos Matt y Ross Duffer, sus creadores, la llamaron su “temporada Game of thrones”, debido a la fragmentación de la trama y al crecimiento en la ambición de la misma. Otros, en la medida que avanzaban en la historia, consideraron apropiado compararla con la superproducción Avengers: Infinity War (2018), debido a que sirve como vibrante preámbulo del final, en este caso anunciado para la quinta temporada.

Foto: Courtesy of Netflix

Aquí revisamos algunos de los principales puntos del desenlace. Ojo, spoilers a continuación:

*Una batalla épica en varios frentes

La cuarta temporada abandonó algunos de los trucos habituales de la serie creada por los hermanos Duffer. Antes de enfrentar al villano de turno, esta vez no hubo un gran reencuentro entre los protagonistas (eso quedó reservado para otro momento). En cambio, siguiendo el diseño que trazaron en el cuarto ciclo, la mayoría se agrupó en Hawkins, un contingente cumplió con su parte en la Unión Soviética y el resto, liderado por una nuevamente poderosa Eleven (Millie Bobby Brown), encontró una inesperada locación para intentar ir en ayuda de sus amigos en su lucha contra Vecna en el pueblo de la trama.

No fue la única vuelta de tuerca que aplicaron los realizadores. Siempre los desenlaces de las temporadas de Stranger things han estado teñidos por una nota agridulce –ya sea la desaparición de Eleven o el aparente fallecimiento de Hopper–, pero este final acentuó esas sensaciones, provocando una muerte y casi una segunda, y asegurando que la amenaza del villano no se ha detenido. Son tiempos oscuros para los protagonistas y los hilos de la ficción se mueven en concordancia con las sombras en las que se adentran.

*Personajes sin escapatoria

Max (Sadie Sink) comenzó la temporada aislada y deprimida. La muerte de Billy, su hermanastro, seis meses antes en la batalla del final del tercer ciclo, define su estado emocional y la convierte en una víctima perfecta de Vecna, quien va detrás de los adolescentes más atormentados de Hawkins.

Foto: Courtesy of Netflix © 2022

Eddie, en cambio, irrumpió como el dominante líder de un club dedicado a jugar Calabozos y Dragones. Repitente, metalero y carismático, el personaje experimenta un vuelco cuando es testigo de la primera muerte a manos del villano de esta temporada. Mala suerte o no, su destino parece quedar sellado en esa instante.

“Tanto ella como Eddie, desde el primer momento, están en el punto de mira, y ambos están jodidos como resultado de Vecna y las circunstancias, en el caso de Eddie”, explicó Ross Duffer a Collider, señalando que “ambos están condenados de alguna manera desde el comienzo de la temporada”. Con desenlaces trágicos, aunque dispares, los dos personajes se robaron el final del cuarto ciclo.

*Otro gran momento musical

La sobrecogedora Running up that hill (A deal with God), de Kate Bush, dominó la conversación durante las semanas posteriores al lanzamiento de la primera mitad de Stranger things 4. Dispuesta como única vía de salvación de Max ante el villano Vecna, el hit de 1985 volvió a estar en los audífonos de todos y se instaló en la cumbre de los listados musicales con la velocidad que sólo lo permite un fenómeno del streaming del calibre de la serie de los hermanos Duffer.

Pero los creadores diseñaron otro momento musical de alto impacto. En el recién estrenado final le otorgaron un lugar central a un éxito de 1986, el año en que se ambienta el cuarto ciclo de la ficción. Eddie (Joseph Quinn), el metalero que es sindicado como presunto autor de los recientes asesinatos del pueblo de la trama, se sube con una guitarra y amplificador a tocar Master of puppets, de Metalica, con el fin de distraer a los monstruosos murciélagos que pueblan el Upside Down.

Al llevar a la vida ese instante –parte crucial del arriesgado plan de los héroes de la historia–, Quinn sorprendió a los creadores con sus habilidades musicales. Aunque ha dicho que el heavy metal no es su fuerte, apenas conoció los detalles de la escena se aprendió los acordes y se dedicó a perfeccionar la secuencia para poder grabar por sí mismo. Según detalló a The Hollywood Reporter, el solo de la canción fue la única parte que requirió la ayuda de un profesional más hábil.

Nora Felder, productora musical de la serie, contó que el hit de Metallica estuvo en el guión desde sus primeras versiones y no había otras opciones en caso de que no consiguieran los derechos. Para lograr una respuesta favorable ayudó detallarles el contexto en que la introducirían y que en la segunda temporada hubieran obtenido la aprobación de la banda para incluir The four horseman. En su opinión, Master of puppets “se alinea con la personalidad pública aparentemente arrogante e inquieta de Eddie”.

*Hawkins en ruinas (y qué viene en el final)

La batalla de Starcourt, el clímax de la tercera temporada, provocó estragos mayúsculos en la ciudad en que viven Mike, Dustin y compañía. Pero ahora el pueblo enfrenta más que la destrucción de su centro comercial y otras infraestructuras. Tras sufrir un terremoto de magnitudes históricas, la vida misma parece estar a punto de extinguirse, comenzando por ese punto de Estados Unidos.

Foto: Courtesy of Netflix © 2022

Es lo que sugieren los últimos segundos de cuarto ciclo y lo que debiera retomar el quinto, que marcará al adiós de la producción de Netflix. Según han especificado los hermanos Duffer durante las últimas horas, la escritura del final comenzará en agosto y anticipan que será una temporada con una duración más acotada, probablemente con una estructura de ocho capítulos. David Harbour, en tanto, deslizó que esos episodios podrían estrenarse recién en 2024, en sintonía con los ritmos de una producción de la complejidad de Stranger things. Como sea, una amenaza mayúscula se cierne sobre los protagonistas. Y el mundo aguarda por ver.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.