Guía con series breves para ver en cuatro días de Fiestas Patrias

Con varios festivos por delante, elaboramos una lista con producciones nacionales y extranjeras en las que sumergirse durante el tiempo en casa. Todas están en plataformas y a algunas se puede acceder de manera gratuita. Hay desde documentales hasta historias postapocalípticas, criminales, adolescentes, de época y comedia. Lee a continuación.



*Los Diarios de Andy Warhol (Netflix)

¿Quién fue Andy Warhol? Artista plástico, cineasta, fotógrafo, pintor, celebridad, padre del pop art, y también un misterio. Esta serie documental de seis partes explora su inasible figura a través de lo que registró en sus diarios desde 1976 y hasta 1987, el año de su muerte. El retrato estudia tanto su obra como su vida personal, y se nutre de la mirada de curadores, confidentes y personalidades como John Waters y Jerry Hall.

*Abbott Elementary (Star+)

La sensación de la comedia norteamericana del último tiempo. Creada y protagonizada por Quinta Brunson, la historia gira en torno a Janine, una entusiasta profesora que lucha por sobreponerse a los múltiples obstáculos que encara como docente de una precaria escuela de Filadelfia. Exprime las posibilidades del formato del falso documental y construye a un puñado de personajes queribles. Antes de volver con su segundo ciclo, esta semana se quedó con dos premios en los Emmy: Mejor guión de serie de comedia (Brunson) y Mejor actriz de reparto de serie de comedia (Sheryl Lee Ralph).

Foto: Liliane Lathan/ABC via AP

*Station Eleven (HBO Max)

Los últimos dos años han dado origen a un sinfín de producciones audiovisuales sobre la pandemia. Este es uno de sus pocos proyectos que venían en desarrollo desde antes y que no pueden ser tildados como oportunistas. Basada en una novela de 2014 de la escritora Emily St. John Mandel, la miniserie sigue a un grupo de sobrevivientes 20 años después del colapso del mundo. Su mayor vuelta de tuerca es que, en vez de ser pesimista, arroja un rayo de luz sobre un género hambriento de nuevas perspectivas.

*Black Bird (Apple TV+)

Conocido por su protagónico en la saga Kingsman y por encarnar a Elton John en Rocketman (2019), el galés Taron Egerton indaga en la oscuridad de las historias basadas en crímenes reales en esta miniserie de seis capítulos. Su rol es el de un traficante de drogas condenado a diez años de prisión que acepta un arriesgado trato: obtener la confesión de un presunto asesino en serie (Paul Walter Hauser), a cambio de recuperar su libertad. Sus capítulos vuelan y tienen la última (y desgarradora) actuación en televisión de Ray Liotta, el padre policía del personaje principal.

*We Are Who We Are (HBO Max)

Una base militar estadounidense en las cercanías de Venecia es el espacio en el que se ambienta esta miniserie de ocho episodios. Sus protagonistas son Fraser (Jack Dylan Grazer) y Caitlin (Jordan Kristine Seamón), dos adolescentes que se conocen en el lugar y navegan a través del amor, la amistad y el descubrimiento personal. El primer trabajo para televisión del cineasta italiano Luca Guadagnino (Llámame por tu nombre) derrocha vitalidad y capacidad de observación, y trasciende las posibilidades del género coming-of-age.

*Helga y Flora (CNTV Play)

Amalia Kassai y Catalina Saavedra encarnan a Helga Gunkel y Flora Gutiérrez, dos mujeres que en la década del 30 se convierten en las primeras graduadas de la policía fiscal del país. Su primera misión consiste en viajar a Tierra del Fuego para investigar un crimen sencillo, el robo de un caballo de un acaudalado estanciero de origen alemán (Alejandro Sieveking), pero luego se ven inmersas en un puzle que amenaza con sobrepasarlas. Sus diez capítulos están disponibles en la plataforma gratuita del CNTV.

*Noticia de un Secuestro (Prime Video)

Adaptación del célebre libro de 1996 de Gabriel García Márquez, esta miniserie dirigida por Andrés Wood reconstruye con minuciosidad los días en que un grupo de criminales tomó como rehenes a familiares de importantes figuras políticas de Colombia. Su propio autor describió a su trabajo periodístico como una “tarea otoñal, la más difícil y triste de mi vida”, una urgencia que la producción de seis episodios comandada por el realizador chileno logra traspasar a la pantalla.

*42 Días en la Oscuridad (Netflix)

La primera serie chilena de Netflix se inspira en el caso Haeger, la sombría trama que comenzó con la desaparición de Viviana Haeger el 29 de junio de 2010 en Puerto Varas. La producción de seis capítulos cambia los nombres pero conserva el eje central: Cecilia Montes (Claudia Di Girolamo) inicia la desesperada búsqueda de su hermana Verónica (Aline Küppenheim), contratando a un abogado de métodos poco ortodoxos (Pablo Macaya). Prescinde de la pirotecnia del género policial para indagar en el drama humano, obra de sus guionistas y su dupla de directores, Claudia Huaiquimilla y Gaspar Antillo.

*No Nos Quieren Ver (CNTV Play/HBO Max)

Las devastadoras cifras e historias del Sename inspiran esta ficción de ocho capítulos que arranca con la muerte de una adolescente de un hogar (Sara Becker). La ficción se detiene en la directora del lugar (Francisca Lewin), la abogada curadora de la chica fallecida (Tamara Acosta) y la magistrada a cargo (Paulina Urrutia), intentando abarcar las repercusiones y responsabilidades de una trama que trasciende un caso en particular. Dirige Guillermo Helo (Niñas araña, 2017).

*Inés del Alma Mía (Prime Video)

Producción entre España y Chile, la adaptación de la reconocida novela de Isabel Allende (2006) contó con un elenco y realizadores de ambos países y se filmó siguiendo el recorrido real que completó Inés Suárez en el siglo XVI. La versión televisiva de ocho episodios por momentos está a la altura del material original, gracias a la portentosa actuación de la hispana Elena Rivera y al sólido trabajo de Alejandro Bazzano y Nicolás Acuña, su pareja de directores.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.