Cuando las Spice Girls pellizcaron al Príncipe Harry (y Carlos bailó)

Un mes después de la trágica muerte de su madre, el joven príncipe viajó a Sudáfrica junto a su padre, el hoy Rey Carlos III. Aquella fue su primera aparición pública tras lo sucedido. Pero entre el acoso mediático, Harry conoció a las afamadas "chicas picantes", con quienes vivió un particular momento.



La soledad de la vida de Palacio, se hacía insoportable para el joven Harry. Apenas había pasado un mes desde la atroz muerte de su madre, la Princesa Diana de Gales, en el Puente del Alma. Era agosto de 1997 y el muchacho, entonces un adolescente de 13 años, intentaba masticar la pérdida. Si bien, sus padres estaban separados, la procesión iba por dentro.

En su recién lanzada autobiografía En la sombra, que en su primer día de ventas ya se posicionó como lo más vendido en la plataforma Buscalibre, el Duque de Sussex recuerda esos días. Llegaba el tiempo de las vacaciones, pero su flemático y conservador padre, el ahora Rey Carlos III, deseaba alejarlo lo más posible del ajetreo de Palacio. Del escrutinio de los medios, deseosos de reacciones del hijo devastado.

“Al parecer, mi padre no quería verme pasar el tiempo libre deambulando sin nada qué hacer en el Palacio St. James, donde vivía casi todo el tiempo desde la ruptura con mi madre y donde Willy (su hermano mayor) y yo nos habíamos alojado siempre que nos tocaba estar con él”, cuenta el príncipe de encendido cabello pelirrojo.

“(Carlos) temía que pudiera hojear un periódico o escuchar una radio. Más aún, temía que me fotografiaran por una ventana abierta o mientras jugaba con mis soldaditos en los jardines. Se imaginaba a los periodistas intentando hablar conmigo, gritando preguntas. ‘Hola, Harry ¿echas de menos a tu mamá?”, agrega. “Para empeorar las cosas Willy no estaría en casa para vigilarme, porque estaba en Eton”.

Pero en ese momento, Carlos tomó una decisión. “Mi padre me anunció que me llevaría consigo en una viaje de negocios que tenía planificado. A Sudáfrica.

-¿A Sudáfrica, papá?

-Sí, mi querido hijo. A Johanesburgo.

Tenía una reunión con Nelson Mandela...¿y las Spice Girls?”.

Sí, las mismas Spice Girls. Por entonces, estrellas absolutas del pop gracias al éxito de su álbum debut Spice (1996) y su chispeantes sencillos como Wannabe y Say You’ll Be There. El quinteto, explicó Carlos, daría un show en la misma ciudad y aprovecharían de conocer al venerado Nelson Mandela.

Según Harry, el encuentro era más bien una operación publicitaria para beneficiar a Carlos. “La verdad era que su equipo tenía la esperanza de que una foto suya con el dirigente político más reverenciado del mundo y el grupo musical femenino más popular del planeta le procurase algunos titulares positivos, que necesitaba como respirar. Desde la desaparición de mi madre lo habían machacado. La gente le culpaba del divorcio y, por ende, de todo lo que había sucedido después”.

Carlos, según Harry era un hombre reprimido. Le costaba expresar sus emociones. “A él le costaba comunicarse, le costaba escuchar, le costaba mantener cualquier contacto íntimo cara a cara”, recuerda el Duque de Sussex.

El encuentro con las Spice Girls

Más que un momento de placer, el viaje era un momento para hacer relaciones públicas. El joven príncipe entendió que se trataba, una vez más, de ejercer su rol ante las cámaras. “El concierto de las Spice Girls suponía mi primera aparición en público desde el funeral, y yo sabía, por intuición y por fragmentos de conversaciones ajenas que había captado que la opinión pública se moría de curiosidad por conocer mi estado de ánimo”.

Así, de sopetón, Harry -vestido de formal traje y corbata- se topó con las Spice Girls. “A mi lado caminaba la Baby Spice (Emma Bunton), calzada con unos zapatos de plástico blanco con plataforma de treinta centímetros. Yo me obsesioné con esas plataformas a la vez que ella se obsesionaba con mis mejillas que no paraba de pellizcar ¡qué mofletes!¡qué mono! -recuerda-.Luego la Spice Pija (Victoria Adams) se adelantó con paso decidido y me agarró de la mano. Más adelante avisté a la Spice Pelirroja (Geri Halliwell), la única con la que sentía cierta afinidad, por el color de pelo”.

spice girls web

Allí el muchacho se vio rodeado por las cantantes. “Tanto ella (Geri) como el resto de las Spice Girls me hacían carantoñas, a la vez que bromeaban con los periodistas que me gritaban: ‘Harry, aquí’’¿cómo estás, Harry?’”.

Rodeado por los flashes y el girl power, el príncipe trató de pasar inadvertido como pudo. “Si a mí aquellas luces me hacían sentir cohibido, a las Spice Girls las embriagaban. Sí, sí, y mil veces sí; esa era su actitud cada vez que saltaba otro flash. Por mí, perfecto. Cuanto más protagonismo tuvieran ellas, más podía esconderme yo”.

Luego, llego la hora del show. Las Spice subieron a escena. Mientras cantaban el hit Wannabe, Harry trataba de sacudirse de la tensión. De pronto, el joven vio algo que lo sorprendió. “Estaba ocurriendo ante mis narices y me parecía imposible de creer. Pero lo vi con mis propios ojos: mi padre siguiendo el ritmo con la cabeza y el pie como un fan más”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Según un nuevo estudio ingerir café puede ser beneficioso, ya que, lograría reducir la grasa corporal y el riesgo de contraer diabetes tipo 2.