Cartas públicas y un think tank: la estrategia de Sharp para conquistar a la Lista del Pueblo

Jorge Sharp (a la derecha) y Tania Madriaga (a la izquierda) celebran los resultados de las elecciones de este fin de semana. El edil fue reelecto y la exdirectora de la Secpla porteña triunfó como constituyente por la Lista del Pueblo.

En su asamblea de ayer, el movimiento que irrumpió en la Convención Constitucional decidió que se dará más tiempo para tomar una definición frente al escenario presidencial, mientras observan atentos los coqueteos del edil porteño que ya tiene un sólido puente hacia ese mundo. Y que está reforzando el trabajo de Vía Porteña, un centro de pensamiento que -aseguran- estará a disposición de una futura apuesta presidencial independiente.


Ayer en la tarde, en asamblea, la Lista del Pueblo abordó el tema presidencial, pero sin tomar definiciones, y sólo quedó como un tema abierto para continuar conversando ante el nuevo escenario político con Gabriel Boric como vencedor de las primarias presidenciales de Apruebo Dignidad y con el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, enviando señales de que no descarta subirse a la carrera presidencial.

Aunque dice que no persigue una candidatura, no es un misterio para nadie que el edil porteño aspira a convertirse en la carta de la Lista del Pueblo que sorprendió en la elección de convencionales al obtener 27 escaños. Tras ese contundente triunfo, este movimiento decidió en un congreso el 13 de junio no convertirse en partido político, pero sí llevar candidato a las elecciones parlamentarias y presidenciales de fin de año.

Hasta ahí estaban silenciosamente trabajando y mirando a los independientes que están juntando firmas para presentarse, los cuales ya suman una veintena. Pero el triunfo del candidato del Frente Amplio, Gabriel Boric, trajo más interrogantes a esta lista, ya que si bien todos asumen que se abre un espacio mayor para ocupar electoralmente por el lado de la izquierda con un abanderado presidencial, no todos están de acuerdo. Hay algunas voces en la Lista del Pueblo que creen que es mejor dedicarse concienzudamente a las parlamentarias y dejar pasar esta oportunidad, mientras que otros piensan que deben dar este salto.

“Ojalá que pusieran prisa, porque hay esperanza de que salga algo ahora”, señala la constituyente Ivanna Olivares (D5), así como Giovanna Grandón (D12) reafirma que ese es el camino, “en la asamblea decidimos que llevaríamos candidaturas la próxima elección. Esa es toda la información”.

Por el otro lado, algunos constituyentes prefieren ser más cautos, claro que siempre hablando desde su óptica y no por la Lista completa. Manuel Voldarsky (D10): “Creo que hay que tomar esa decisión con mucha cautela, no es necesario correr ni apurarse, es necesario ahora trabajar para lograr tener un Parlamento constituyente y emparejar la cancha con los independientes”.

Comenta que si bien no descartaría una carrera presidencial, cree que la tarea para presentar candidaturas al Congreso es titánica, pues se deben juntar las firmas para ir como independiente y eso no es un proceso fácil. Mientras que el proyecto presentado por el FA y el PC para reducir los requisitos de los independientes no ha avanzado en el Congreso.

Asimismo, la constituyente Loreto Vidal (D20) -también como reflexión personal- hace la analogía con una persona, señalando que cuando a un recién nacido se lo fuerza a caminar termina siendo dañado.

“Con humildad y sabiduría podríamos reconocer que si este movimiento social tiene pretensión presidencial, habría que pensar que si al recién nacido lo forzamos a caminar, no solo no lo logrará, pues fisiológicamente no está listo aún, y lo peor que podría pasar es que por forzarlo tanto, termina dañándose inevitablemente. Cada cosa a su tiempo, desde mi mirada, primero aprendemos a caminar para luego dar grandes carreras como las presidenciales”.

Una candidatura debe estar inscrita el 23 de agosto y todos ya saben que tras las primarias la carrera ya empezó. También tienen claro en este movimiento que Boric no los representa, pues lo consideran de derecha y no olvidan que con su votación criminalizó la protesta social, de cuyo seno surgió precisamente este referente.

Hasta ahora, en las reuniones que han tenido se ha ido esbozando un perfil del candidato que les satisfaría: no debe estar vinculado a los partidos políticos, al menos después del estallido, ser mujer, feminista, ambientalista y de regiones.

Y aunque de este perfil Sharp sólo cumple dos requisitos, es el candidato que se configura como más cercano. Otro que ronda en el ambiente es el mapuche Diego Ancalao, que ya recibió el apoyo del constituyente de la Lista del Pueblo Rodrigo Rojas, aunque no es del gusto de todos. “No hay prisa en elegir un candidato presidencial, todo está tranquilo. Aunque ninguno de los que se están mostrando (aspecta mejor), menos Ancalao”, comenta Cristóbal Andrade (D6).

Mucho más sutil, la convencional Alejandra Pérez (D9) precisa que aún no hay nada concreto, “Sharp es una candidatura que se está levantando desde la gente, no puedo ni asegurar ni desmentir nada. La Lista tiene asamblea los martes”. “Por mi parte, este es un tema que se definirá hoy”, acota a su vez Francisco Caamaño (D14).

El coqueteo de Sharp

Integrantes de la Lista del Pueblo no descartan que, de cara a la definición presidencial que está pendiente, empiecen a escuchar a los interesados como Sharp para explorar si se podría sumar al proyecto político.

Claro que el alcalde de Valparaíso ya tiene un puente tendido en este mundo a través de su excolaboradora y hoy constituyente de la Lista del Pueblo Tania Madriaga, quien, junto a otras 108 personas, firma la carta en que el alcalde de Valparaíso convoca a constituir una nueva “actoría político-social de transformación”, que fue leída como una autoproclamación.

“Esta invitación no debiese poner nerviosos sino a aquellos que creen que bastan por sí mismos para poder hacer los cambios. Lo que requiere el país son mayorías y ahí el mundo independiente y los movimientos sociales tienen mucho que decir”, agregó el alcalde.

Rodrigo Ruiz, pareja de Madriaga y uno de los firmantes, admite que ya se han presentado ante algunos convencionales de LDP. En general, las conversaciones las lidera Madriaga.

Según el antropólogo, e integrante del equipo político de Sharp, “la derrota de Jadue, la victoria de Boric, deja abierto un desafío para el mundo independiente, que ahora tiene que conversar, si es que se siente interpretado por estas candidaturas, o cree que tiene que construir otra canalización. El Frente Amplio (FA) triunfó ayer y el FA no es el referente que interpreta el espectro independiente”.

Ruiz aclara que la carta no es una proclamación de Jorge Sharp como candidato presidencial: “Es sentarse a conversar y ahí vamos viendo”.

El think tank de Sharp

En tanto, Sharp sigue trabajando e instalando redes como su think tank, Vía Porteña, que entre el 25 de junio y el 8 de julio realizó un seminario dirigido a alcaldes y alcaldesas electos, “con programas de transformación territorial democrática”, en el que participaron nueve municipios: Cauquenes, San Joaquín, Concón, Cerrillos, Tiltil, Casablanca, Curanilahue, San Antonio y Puerto Natales.

Este centro de pensamiento, señala Ruiz, “se pondría sin duda a disposición de una candidatura independiente. Una que emane de TER o de cualquier otro espacio afín (...). Si Vía Porteña puede desarrollar procesos participativos de sistematización de ideas podría ser un buen aporte, y podría aportar a temas programáticos y a la construcción de ideas”.

En Vía Porteña participa una veintena de personas, algunas de las cuales también integran Territorios en Red (TER), plataforma colectiva que no está cienro por ciento de acuerdo con una eventual candidatura de Sharp. Esperan que se levante otro -u otra- independiente. Que el alcalde cumpla con los compromisos adquiridos en campaña. Que termine la alcaldía con logros.

Parte de los referentes teóricos de Vía Portena son David Harvey, Mike Davis, Martha Harnecker y Henry Lefebvre. Saskia Sassen, Wendy Brown, Chantal Mouffe y la filósofa feminista chilena Alejandra Castillo. También leen a Álvaro García Linera o a Mario Garcés, estos últimos días, sobre las revueltas populares del Chile del 1900.

La frase Vía Porteña, reconoce el antropólogo, es “una paráfrasis de esa frase de Allende que indicó un socialismo democrático a la chilena. Tercermundista. Sudamericano. No un socialismo soviético. La Vía Porteña es hacerse cargo de la transformación democrática situada”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche