“Oportunismo poselección”: oposición critica propuesta PC-FA que rebaja requisitos a independientes

Petición de representantes de la Lista del Pueblo al candidato Daniel Jadue (PC) terminó convirtiéndose en un proyecto de ley que ingresaría hoy en la cuenta de la Cámara de Diputados. Sin embargo, las dudas ya están instaladas en algunos sectores de la centroizquierda, desde donde acusan problemas de “gobernanza” y advierten “aprovechamiento político”.


Como “oportunismo político” calificaron en algunas bancadas de la centroizquierda el proyecto que busca extender a los próximos comicios parlamentarios los mecanismos que facilitaron la elección de independientes en la Convención Constitucional.

La idea surgió luego de la victoria mayoritaria de esos candidatos -agrupados en su mayoría en la Lista del Pueblo- en las elecciones del 15 y 16 de mayo. Tras eso, desde ese sector se contactaron con el alcalde y abanderado presidencial del Partido Comunista, Daniel Jadue, quien inició una serie de gestiones con su bancada de diputados con el fin de impulsar un proyecto de ley de esa naturaleza. A esas tratativas también se sumó su par del Frente Amplio, Gabriel Boric.

“Esto partió de una conversación de Jadue con la Lista del Pueblo, él nos plantea a la bancada la necesidad de abrir camino para que tuviesen elegibilidad en la parlamentaria”, cuenta la subjefa de bancada del PC, Karol Cariola, quien junto a sus pares del PC Amaro Labra, Boris Barrera, Carmen Hertz y Guillermo Teillier; del FA Claudia Mix, Maite Orsini, Boric y Marcelo Díaz, y el PH Tomás Hirsch, firmaron la iniciativa.

El proyecto modifica la Ley Orgánica Constitucional de Votaciones y Escrutinios con el objetivo de disminuir los requisitos que deben cumplir los candidatos independientes para los comicios de noviembre. En ese sentido, tal como operó para la Convención Constitucional, se plantea reducir de 0,5% de los votos de la elección pasada a un 0,2% en número de firmas para la inscripción de dichos postulantes.

Asimismo, el proyecto permitiría -de forma inédita- a los independientes agruparse en listas e, incluso, pactos electorales para aumentar sus chances de elegibilidad, aunque en esos casos deberán reunir el 0,5% de las firmas. Además, la iniciativa busca replicar la paridad en esos comicios y establecer escaños reservados supranumerarios -es decir, que se agreguen por sobre el número actual de parlamentarios- para los pueblos originarios.

El anuncio no cayó bien en la bancada del Partido Socialista, desde donde recordaron que hace cerca de dos meses ellos plantearon una reforma constitucional para extender medidas como la paridad y los escaños reservados a la parlamentaria. “Lo propusimos mucho antes de este oportunismo poselección”, acusa el jefe de ese comité, Marcelo Schilling.

Lo que no comparten en la colectividad es que, por un lado, ya se inició el calendario para la elección de noviembre -la semana pasada venció el plazo para inscribir primarias a esos comicios-, por lo que un cambio en las reglas del juego no sería procedente, y por otro, porque la opinión mayoritaria es que los independientes deben organizarse y agruparse si quieren incidir políticamente.

“Nuestra reforma la presentamos antes de la elección, precisamente para que no hubiera especulaciones relacionadas con su resultado. Y producidas las elecciones, las cosas, sobre todo en materia de representación de independientes, se van a poner cuesta arriba. Que los independientes pidan trato de partido político, siendo independientes, no nos parece”, agregó Schilling, aunque aseguró que “en el trámite veremos qué es lo que ocurre”.

Una crítica mayor expresó su par de la Democracia Cristiana Daniel Verdessi. “Es algo completamente improcedente, porque desde el punto de vista constitucional y de lo que es el funcionamiento de las democracias, todas funcionan con partidos. Si los independientes quieren participar pueden formar un partido, donde son controlados por el Servel, tienen ingresos y egresos, etcétera. Pero hacerlo así al lote no corresponde. Eso era adecuado para el rol transitorio de la Convención Constitucional, pero no se entiende como algo permanente”, dijo

Y agregó: “Ningún partido democrático debe estar en ese predicamento, no sólo la decé”.

Desde la bancada del PPD, el diputado Ricardo Celis manifestó que si bien hay que discutir sobre este “equilibrio” entre los independientes y los partidos, se trataría de “una materia que debe abordarse en la discusión de la constituyente, para discutir la participación efectiva de los independientes, equidad de género y de pueblos originarios”.

A las dudas de la oposición se suman también los cuestionamientos que ya han surgido desde Chile Vamos, lo que dificulta aún más la viabilidad de la iniciativa que requerirá de 4/7 (89 votos) para su aprobación,.

Por su parte, entre los impulsores de la iniciativa relevaron el rol que juegan hoy los independientes en la sociedad y emplazaron a sus pares de dejar de lado los “cálculos egoístas”.

“Los partidos políticos son, sin lugar a dudas, muy importantes para una democracia, pero a la vez tenemos que entender que los partidos políticos tal como están hoy no dan el ancho para encauzar el malestar de la sociedad chilena y no son representativos de la diversidad de la misma. Por lo tanto, es importante que nos abramos a nuevas formas de organización”, sostuvo Boric, mientras que Cariola indicó que “no son momentos para pensar en los cálculos egoístas de los partidos políticos. Representamos el 2% de la población y es necesario abrir espacios para otros actores”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.