Cierre de Ventanas y ‘mea culpa’ por “descoordinación” en adelanto de vacaciones marcan comité político

Ambos temas -que han tenido al Ejecutivo dando explicaciones- fueron conversados este lunes en la tradicional reunión de La Moneda. Ahí, las coaliciones de gobierno si bien respaldaron la decisión de poner fin a la fundición de Codelco, coincidieron en que se pudo comunicar de mejor manera la decisión. En tanto, la ministra Vallejo reconoció que el anuncio para extender las vacaciones se trató de una acción que no fue bien coordinada, mientras que los partidos cuestionaron el despliegue de la titular de Salud, Begoña Yarza.


Una serie de llamados realizó el fin de semana el presidente del directorio de Codelco, Máximo Pacheco, a parlamentarios de distintos sectores políticos. El exministro buscaba -según quienes conocieron de los intercambios- disipar las preocupaciones que levantó la decisión que la estatal tomó el viernes pasado, con el respaldo del gobierno del Presidente Gabriel Boric, de iniciar un proceso de cierre de la fundición de Ventanas.

Lo mismo hizo ayer el comité político de ministros al reunirse con los dirigentes oficialistas en su tradicional encuentro de coordinación en La Moneda: despejar las dudas y aprensiones que -pese a compartir la medida- se instalaron tanto en el Socialismo Democrático como en Apruebo Dignidad.

Según presentes en la cita, los partidos políticos valoraron la decisión de iniciar el proceso de cierre y comenzar a cumplir -en parte- con una de las promesas de campaña del Jefe de Estado: terminar con las zonas de sacrificio ambiental. Sin embargo, los dirigentes también manifestaron sus inquietudes a La Moneda.

En el oficialismo nadie niega que el diseño para comunicar la decisión no fue el más limpio. La improvisación con la que el Ejecutivo tuvo que salir a dar bajadas sobre la determinación de la estatal, explicaron en el gobierno, respondía precisamente a que fue el directorio el que definió transmitirla ese mismo día a los trabajadores, sin dar espacio para planificar una puesta en escena distinta desde Palacio, la que lideró el propio Jefe de Estado.

Así lo dejó ver la tarde de ayer la ministra de minería, Marcela Hernando, tras sostener un encuentro con el Presidente Boric y su comité político de ministros, al que se sumó también Pacheco y su par de Medio Ambiente Maisa Rojas. “Nuestras conversaciones con los trabajadores, como Estado, las tenemos siempre. Yo me he reunido con ellos desde que asumí esta cartera. Lamentablemente hay cosas que no dependen de nosotros, las decisiones del directorio de una empresa que es autónoma es bien difícil saberlas por adelantado. Uno puede estimarlas, pero no necesariamente conocerlas. Nos habría gustado saberlas con anticipación y poder iniciar ese diálogo desde antes”, dijo la secretaria de Estado (ver Pulso).

Ese diagnóstico también se dejó ver en la conversación del comité político ampliado. El más crítico fue el presidente del Partido Radical, Alberto Robles, quien advirtió al Ejecutivo que -más allá de las formas- esta decisión no terminaba con el problema de la contaminación de fondo. A su juicio, las emisiones de la estatal no eran las más nocivas para la salud de las personas como sí ocurría con el caso de otras empresas que operaban en la misma zona.

Otra aprensión que plantearon los jefes de partidos oficialistas -entre ellos el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier y su par PS Paulina Vodanovic-, fue la necesidad de que el gobierno refuerce el mensaje de que esto no se hará a costa de los trabajadores, quienes ya amenazan con un paro nacional que podría iniciarse esta misma semana. Esa fue una de las principales preocupaciones que expresaron los dirigentes, quienes advirtieron que no sería lo óptimo que esto terminara abriéndole un flanco a La Moneda.

“Fue un tema principal, uno de los temas principales. Creo que hubo coincidencia en plantear que hay que asegurar la vida y la salud de las personas que están sometidas a esta contaminación hace tanto tiempo en esa zona de sacrificio. Parece como oportuno el cierre de la fundición de Ventanas, no de todo Ventanas. Pero al mismo tiempo se considera que es indispensable mantener los derechos laborales de los trabajadores, lo que el gobierno ha garantizado que así va a ser”, dijo Teillier a la salida del encuentro.

En ese punto, los dirigentes advirtieron al gobierno la necesidad de dar claridad sobre el proceso de transición. “No puede repetirse lo ocurrido con Lota”, comentó un dirigente, en privado, aludiendo a los efectos económicos que afectaron esa zona tras el cierre de las faenas de carbón.

A los ministros también se les planteó, según las mismas fuentes, la inquietud de que La Moneda aparezca midiendo con una “vara más exigente” a la empresa estatal que aquellas privadas que operan también con estándares deficientes respecto a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud.

“Los partidos estamos muy de acuerdo con la medida. Pero nos pareció muy importante señalar que se debe garantizar a los trabajadores de Codelco y subcontratistas que van a poder seguir trabajando y que eso no va a significar menoscabo para sus familias”, dijo el representante de Acción Humanista, Tomás Hirsch.

Por otro lado, se le pidió al gobierno ser majaderos en reiterar que esto, en ningún caso, abre la puerta para privatizar la fundición. Especialmente preocupados de ese punto se manifestó la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), representada por Flavia Torrealba. Presentes en el comité político sostienen que la dirigente advirtió su desconfianza respecto de la figura de Pacheco en el directorio de Codelco, el que fue nombrado por el propio Presidente Boric.

“Es necesario que Pacheco aclare dónde se va a fundir el mineral que se deja de recibir en Ventanas y que dé a conocer de manera transparente y de cara al país el plan de inversiones globales de Codelco”, sostuvo Torrealba.

Ante dicha aprensión, el Ejecutivo aseguró -tal como lo ha dicho públicamente el propio Jefe de Estado- que no habrá espacio para privatizaciones.

Si bien en su vocería la ministra Camila Vallejo (Segegob) evitó hacer autocríticas sobre la forma en que se comunicó la decisión, recalcó que “nosotros respetamos los derechos laborales y sindicales de paralizar como una herramienta que deliberan los trabajadores y que definen de manera autónoma, por cierto que estamos y seguiremos dialogando con todas las organizaciones de trabajadores de Codelco”.

El Presidente Boric, al iniciar su jornada en La Moneda, también sostuvo que su gobierno insistirá en el diálogo con los trabajadores de la estatal.

Las críticas por adelanto de vacaciones

La Moneda, en todo caso, no solo ha tenido que hacer frente por estos días a la decisión de cerrar la fundición Ventanas, sino que también abordar el polémico anuncio del Minsal y el Mineduc de adelantar las vacaciones de invierno de los escolares. La materia suscitó críticas incluso dentro de la misma Moneda por lo confuso del anuncio y la falta de coordinación interministerial con la Secretaría de Comunicaciones (Secom).

“Efectivamente, faltó una conversación más profunda con otras carteras y eso lo diagnosticamos rápidamente”, reconoció la vocera Vallejo tras el comité político.

La titular de la Segegob enfatizó en las razones sanitarias de fondo -como la alta carga de las camas UCI pediátricas a raíz de los virus estacionales- y recalcó que frente a la descoordinación, las ministras Antonia Orellana (Mujer) y Jeannette Jara (Trabajo) están “liderando medidas adicionales” por el impacto que tendrá en materia de cuidados y trabajo femenino.

“Por cierto que hay que tener coordinación con otros ministerios”, reiteró Vallejo, sumándose a las palabras que el propio Presidente Boric había dicho el viernes pasado cuando aseguró que pidió una mayor coordinación y cuidado al Minsal, especialmente, respecto de la perspectiva de género de las medidas.

El tema, sin embargo, fue también un punto largamente discutido en la cita. Y es que el despliegue de la ministra Begoña Yarza (Salud) está en la mira de las colectividades. Según presentes, desde Apruebo Dignidad al Socialismo Democrático hubo críticas, pasando por la diputada Gael Yeomans (Convergencia Social), hasta Robles del PR, quien además tocó la polémica que levantó la secretaria de Estado al denunciar torturas en el Hospital Psiquiátrico del Salvador de Valparaíso, lo que le valió que el Colegio Médico la pasara a la Comisión de Ética.

La titular de Mujer, según quienes la escucharon, fue una de las que se desmarcó del anuncio y admitió que hubo poca coordinación. Las mismas fuentes señalan que hubo consenso -tanto entre los ministros y los jefes de partido- en que el anuncio fue apresurado y que se comunicó mal.

“Nos preocupa que las mujeres en las que recae principalmente el cuidado infantil y que han vuelto al mundo laboral formal, se vean nuevamente afectadas ya que en los sectores populares no hay posibilidades de teletrabajar. Lamentamos que haya que salir a corregir problemas generados por la falta de planificación en las medidas que se toman por muy urgentes que sean”, dijo Torrealba tras la cita.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.