El 64% del comercio de la Región Metropolitana está en comunas que tendrán confinamiento total

25/02/2021 COMERCIOS AFECTADOS POR LA PANDEMIA CIERRAN SUS PUERTAS EN CALLE ESTADO FOTO: DANIEL ARAYA MARTIN

Los gremios del sector lamentaron la decisión que afecta fuertemente su actividad y empleo, principalmente la que suspende el permiso de movilidad los fines de semana. La construcción, en tanto, podrá seguir funcionando aplicando los protocolos de seguridad.


El comercio, por su esencia, es el sector más afectado con las nuevas medidas de confinamiento que extendió este lunes la autoridad. Esto, porque su funcionamiento se relaciona directamente con la movilidad de las personas. Y si estas no pueden trasladarse ni salir a comprar, el impacto es directo. Y ese efecto principal se dejará sentir con mayor fueza en Santiago.

De hecho, de los 42 municipios a nivel nacional que pasaron a cuarentena a partir del jueves, 21 de ellos se ubican en la Región Metropolitana.

Entre las nuevas áreas bajo confinamiento total esta vez, se encuentran comunas como Puente Alto, Maipú, Peñalolen, La Reina y Ñuñoa. Todas ellas se suman a sectores como las comunas de Santiago y La Florida, que ya estaban en esta condición desde el sábado pasado. Si la cuarentena ya es un problema, lo fue aún más la medida que prohíbe los permisos individuales para trasladarse los fines de semanas, quedando solo sujetos a la opción de delivery. Según el gobierno, esta medida se aplicará solo para este fin de semana.

De acuerdo a cálculos del área de Studio Geo de Equifax, la medida significará que el 64% del comercio en la Región Metropolitana estará bajo cuarentena.

Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), comentó que “estas son las medidas más drásticas y extremas de toda la pandemia. El hecho que no se permita salir el fin de semana a comprar afecta fuertemente al sector y es un golpe muy duro”. El dirigente añadió que “esperamos que sea transitoria y no se extienda por muchos más fines de semanas”.

Asimismo, el gerente general de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Carlos Soublette, enfatizó que “las medidas deberían apuntar más selectivamente hacia los vectores de contagio de mayor riesgo, como las reuniones sociales, el transporte público y el comercio informal, y fomentar el uso de espacios controlados y seguros, o aquellos que han implementado protocolos sanitarios exigentes como el comercio establecido y otras actividades económicas formales”.

En ese sentido, agregó que “pese a que entendemos la necesidad de contener los riesgos de contagio, lamentamos que aún no dispongamos de instrumentos más efectivos y menos devastadores económicamente que el encierro de la población”.

De acuerdo al gerente de la CCS, “si bien el comercio electrónico se está preparando para responder frente a esta nueva contingencia, de modo de mantener activo y con los máximos estándares de servicio el acceso al consumo por parte de los hogares, de todas formas se verá presionado ante un significativo aumento de las compras online”.

Para Soublette la prohibición de ventas físicas del comercio esencial hacia comunas de gran población “tendrá un impacto importante en la actividad del sector”.

Construcción no para

Una realidad distinta es la que tendrá la construcción. El sector logró que el gobierno les autorizara en octubre un protocolo para no dejar de funcionar pese a los retrocesos que las comunas pudieran tener en el plan paso a paso. De esta manera, se le entrega estabilidad a los proyectos y a sus trabajadores.

El protocolo del gobierno pone como exigencia que en las obras que estén en comunas bajo cuarentena el traslado de los trabajadores sea en transporte privado pagado por la empresa. Además, se mantiene el hecho de no intercambiar las herramientas de trabajo y hacer horarios diferenciados de colación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.