“Galíndez desertor, no te irás gratis”: el duro mensaje que hinchas de la U dejaron en las puertas del CDA

El rayado en contra de Hernán Galíndez

El rayado en contra de Hernán Galíndez. (Foto: radio ADN)

La situación del golero, quien pide su salida del club motivado por presuntas amenazas derivadas del caso Byron Castillo, escala en intensidad. Los fanáticos exigen que vaya a la banca.



La situación de Hernán Galíndez escala en intensidad. Un grupo de fanáticos de Universidad de Chile reaccionó frente a la intención del golero de dejar el club y rayó con fuertes mensajes el frontis del Centro Deportivo Azul, el lugar de entrenamientos de la plantilla que dirige Diego López, aludiendo al deseo del guardameta, quien denunció amedrentamientos a él y su núcleo familiar derivados de la disputa que mantienen Chile y Ecuador en el marco del caso Byron Castillo.

Galíndez desertor, no te irás gratis”, escribieron los seguidores del equipo estudiantil, a propósito de las gestiones que ha reconocido el representante del guardameta. “A la banca”, agregan, en relación a la medida que, a su juicio, debería adoptar López en relación al futuro deportivo del portero.

La situación de Galíndez ha desatado un conflicto internacional entre la AFE, la asociación que agrupa a los futbolistas ecuatorianos, y el Sifup. Los primeros reclaman un apoyo más decidido al guardameta y los segundos aseguran que le han brindado todo el apoyo necesario frente a las tribulaciones que denuncia.

Uno de los rayados que apareció en el CDA
Uno de los rayados que apareció en el CDA (Foto: Radio ADN)

Más rayados

Galíndez no es el único foco de las molestias. En el mismo sitio aparecieron rayados en contra de Cristián Aubert, el ahora ex gerente general de Azul Azul, quien ayer anunció que abandonaba la compañía, y también de la directora Cecilia Pérez, quien ya había sido objeto de este tipo de manifestaciones.

El club laico no tardó en repintar las zonas que aparecieron con mensajes, para recuperar la imagen de normalidad en el recinto deportivo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.