La ANFP pone los empleos sobre la mesa para lograr del gobierno el sí al retorno

Según los plazos de la ANFP, el fútbol podría volver la última semana de junio.

Sebastián Moreno expuso por cerca de 60 minutos frente a Cecilia Pérez, la Ministra del Deporte, vía zoom. Le pidió que a los equipos de fútbol se les entregue un salvoconducto que les permita volver a las prácticas. Fernando Yáñez expuso el protocolo que marcará el retorno de la actividad.




Sebastián Moreno, presidente de la ANFP, concretó la petición. Ayer, a las 16 horas, la máxima autoridad de Quilín encabezó la cita agendada con Cecilia Pérez, minista del deporte, vía zoom, para solicitar formalmente un salvoconducto que le permita al fútbol retornar a la actividad.

Hoy, la fecha pactada para el reinicio del torneo está estipulada para el 31 de julio. Sin embargo, la reanudación del certamen está a tope, considerando el peak de infectados que enfrenta el país por Covid. Semana a semana se suman regiones a cuarentena obligatoria. Estos últimos siete días, por ejemplo, se integró Antofagasta, ciudad que vio cómo su equipo representativo tuvo que suspender las prácticas tras 12 días de actividad. Cada equipo debe tener cuatro semanas de entrenamientos para volver al torneo nacional.

Moreno no estuvo solo con la autoridad de gobierno. Lo acompañó Matías Rivadeneira, secretario ejectuvo de la ANFP, Rodrigo Robles, gerente de liga, y gran parte de su directorio de transición. El abogado expuso por cerca de 60 minutos los argumentos que hoy tienen al fútbol luchando por retornar a la actividad. También se hizo presente el doctor Fernando Yáñez, encargado de diseñar el protocolo de retorno.

Lo cierto es que entre los temas que abordó la cabeza del fútbol para intentar conseguir la venia de la ministra fue el gran esfuerzo que se está realizando en materia de prevención. Se volverá solo bajo estrictas medidas de seguridad sanitarias, que constarán desde examen diarios de PCR hasta protocolos que incluirán concentración de los jugadores, estadios y traslados vía aérea y terrestre. El doctor Yáñez entregó detalles de los controles que se realizarán.

Cecilia Pérez escuchó con atención. Intervino en algunas oportunidades. Moreno, en la conversación, también puso en tabla la importancia de retornar a la actividad por la cantidad de empleos que genera la industria. Cerca de 27 mil personas, contando todo tipo de funcionario de cada club, según señaló el timonel, viven del fútbol.

La ministra, sin embargo, volvió a reiterar que la decisión no depende del Ministerio del Deporte. Frente a tal escenario, la funcionaria de gobierno le solicitó a la sede de Quilín una carta formal que exponga todos los argumentos por los que se les debería generar un salvoconducto a los planteles profesionales. Esta misiva, Cecilia Pérez la hará llegar al Ministerio del Interior, cartera encargada de generar los permisos especiales. Se espera una respuesta a más tardar el 1 de julio, considerando que los elencos deben tener al menos cuatro semanas de prácticas para lograr el retorno el próximo 31 del mismo mes.

El primer acercamiento ya se había realizado en 15 de junio, en una reunión sostenida con la Intendencia Metropolitana, el Seremi de Salud y diferentes funcionarios del fútbol que plantearon sus inquietudes. Estuvieron los médicos de los equipos, miembros del Sifup, dirigentes de la ANFP y hasta Estadio Seguro. Nadie se ausentó.

En aquella oportunidad, Fernando Radice, médico de la U, ya hacía énfasis en la necesidad de generar un permiso especial para volver a la actividad, siempre con los resguardos necesarios. En la cita se planteó que el fútbol será clave para reactivar el país posterior a la pandemia. Recalcó lo importante y necesario que la autoridad sanitaria otorgase una excepción a los clubes de tal forma que durante las cuarentenas se autorice los entrenamientos. La Seremi fue tajante: se debe ingresar una solicitud a través del Ministerio del Deporte para luego realizar la evaluación entre todos los entes involucrados.

Comenta