La nueva polémica que se instala en la ANFP con el ascenso de Fernández Vial y la baja de Lautaro de Buin

Los presidentes de Primera B quieren permisos para volver a ingresar a los estadios y le enviaron una carta a Pablo Milad, timonel de la ANFP.

Los presidentes de Primera B le enviaron una carta a Pablo Milad. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Los presidentes del fútbol chileno deberán aprobar una serie de cambio a las bases del reglamento, luego que la Segunda Sala del Tribunal de Honor determinará castigar al Toqui con seis unidades de la temporada 2020. Este viernes se realizará la cita.


Este viernes, vía telemática, el Consejo de Presidentes de la ANFP vivirá una jornada clave. A partir de las 12 horas, los timoneles de los clubes del fútbol chileno están citados para ser notificados del castigo que recibirá Lautaro de Buin, elenco que fue denunciado por contratos irregulares. Según estipuló la Segunda Sala del Tribunal de Disciplina, al Toqui se le deben restar seis unidades de la temporada 2020, lo que lo obligará a retornar a Segunda División. Su puesto en la B será ocupado por Fernández Vial.

La maniobra, sin embargo, vendrá acompañada de una serie de modificaciones a las bases, que deberá ser aprobada de manera unánime por los timoneles. Y que, de entrada, no se ve fácil. La principal apunta a poder reinsertar a los jugadores del cuadro de Buin en otros elencos del fútbol chileno. Frente a este punto, se propondrá abrir la ventana de fichajes para que los futbolistas del elenco capitalino puedan fichar en diferentes equipos, de cualquier categoría. En el caso de los extranjeros, no llenarán cupo de foráneo si alguno de los clubes interesados ya tienen la cantidad máxima, según establecen las bases del torneo.

En el caso de Fernández Vial, se busca que el equipo de la Octava Región pueda habilitar jugadores hasta el 9 de julio, a las 18 horas. El elenco, que hasta hace unas semanas militaba en Segunda, tenía una planilla que no podía pasar los $ 25 millones, según el nuevo monto que fijó la Unidad de Control Financiero de Quilín. Además, desde el próximo mes podrán recibir los casi $ 90 millones por jugar en la B, en concepto de CDF.

La idea, sin embargo, deberá ser aprobada por los presidentes. Y muchos de ellos ya muestran sus reparos, pues acusan que los futbolistas que queden libres finalmente reforzarán a los elencos que tienen a representantes en sus filas. Este viernes, sin embargo, la última palabra la tendrán los timoneles.

En tanto, durante esta mañana, el SIFUP pedía que el duelo de Lautaro de Buin por la Copa Chile fuese postergado por el nuevo escenario que deben asumir tras la sanción recibida. El equipo capitalino se medirá ante Magallanes.

Lautaro pide condiciones

Lautaro de Buin se siente sorprendido por la resolución. Primero, por lo inesperada. Y luego, por una situación que consideran crucial: la condición en la que se presentarán a la Copa Chile. “Nos vamos a presentar como un equipo de Primera B, no de de Segunda División. De donde vamos a sacar jugadores que no tenemos”, dice el abogado del Toqui, Mauricio Acuña, en relación a las restricciones reglamentarias que diferencian la conformación de los planteles para las distintas categorías.

El club discute aceleradamente el problema con la gerencia de Competiciones de la ANFP. Sin embargo, considera que el camino más viable es la suspensión del partido frente a Magallanes, programado para las 15 horas. La postura coincide con la que ha manifestado el Sifup.

Por otro lado, los buinenses no olvidan la que consideran la pelea de fondo: que se les permita participar en Primera B, el derecho que, reafirman, se ganaron en la cancha. Acuña insiste en que la resta de puntos que determinó la Segunda Sala del Tribunal de Disciplina se debe realizar en el actual torneo y no en el anterior, lo que le permitiría la promoción a Fernández Vial. “Aceptamos ir a la Copa Chile porque es un torneo que organiza la federación. Lo otro seguirá su camino”, advierte.

Esa ruta considera lo que el abogado considera como el “restablecimiento del derecho”. “Se han cometido una serie de errores procesales y jurídicos que los vamos enumerar uno por uno yendo donde corresponde. Se están vulnerando derechos constitucionales. Buscaremos restablecer el imperio del derecho a través de los órganos jurisdiccionales. Habrá recursos de protección del club, de los jugadores. No se respeta el estado de derecho, se rompe la certeza jurídica. Por eso existen las normas. La sanción debe ser aplicada sobre lo que dicen las normas. Hay tres o cuatro artículos absolutamente claros. El directorio debía aplicarlos. Vamos a agotar los recursos en los tribunales ordinarios”, explica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.