La última jugada de Bravo para beneficiar con $ 200 millones a su primer club amateur

Foto: Twitter.

El club Las Acacias exige el pago del mecanismo de solidaridad del traspaso del arquero al Manchester City. El propio arquero intercedió con una carta en favor de su exclub. El dinero lo tiene retenido la Federación de Fútbol de Chile, entidad que preside Sebastián Moreno, también timonel de la ANFP:


El Club Deportivo Las Acacias presentó un recurso de protección en contra de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur (ANFA) y de su presidente Justo Álvarez, en la Corte de Apelaciones de San Miguel, por el no pago de 260 mil euros (unos 200 millones de pesos) que, reclama, le corresponden por mecanismo de solidaridad de la FIFA luego del traspaso de Claudio Bravo desde el Barcelona al Manchester City.

Según el club, ANFA les solicitó una serie de documentos y trámites legales para que demostraran que eran, efectivamente, el mismo equipo que formó al arquero chileno, ya que este había sido desafiliado en 2002. Las Acacias señala que estos requisitos se cumplieron. Incluso, agregan que el mismo capitán de la selección chilena llamó por teléfono y le envió una carta el 29 de diciembre de 2018 al timonel Justo Álvarez para certificarle que los demandantes corresponden al club que lo formó.

“Quiero manifestar mi testimonio respecto a la calidad del club Deportivo Las Acacias, el cual me consta que efectivamente es el club en el cual me inicié en el fútbol amateur y en el cual estuve inscrito desde el 1 de enero del año 1995 al 14 de marzo de 2000”, explica el histórico portero en su carta para la ANFA.

Las Acacias, en su recurso, solicita que “se ordene a la ANFA y a su Presidente Sr. Justo Álvarez, a efectuar todas las gestiones y actuaciones tendientes a que se haga entrega al Club Deportivo Las Acacias, de los dineros que le corresponden por la formación del jugador Claudio Bravo, inmediatamente”.

En su contestación, el timonel del fútbol aficionado se desligó de responsabilidad, argumentando que el dinero fue cobrado por la Federación de Fútbol de Chile (FFCh), entidad de la cual es vicepresidente y que es presidida por Sebastián Moreno. “Que en relación a los montos aludidos por la parte recurrente, es relevante señalar que la Federación de Fútbol de Chile, institución distinta a la recurrida, es la persona jurídica que ejerció las acciones pertinentes y cobró a través de abogados, pagados por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, un monto correspondiente a los derechos de los mecanismos de solidaridad del jugador Claudio Bravo Muñoz, recursos que se encuentran desde que esto se verificó, depositados en la cuenta de la Federación de Fútbol de Chile y en ningún caso obran en poder de la ANFA.

La ANFP se desentendió del asunto, como queda claro en un oficio firmado por su secretario ejecutivo Luis Varas, el 22 de marzo de 2019, y destinado a la Corte de Apelaciones de San Miguel, la que se lo había solicitado. Curioso, considerando que Ángel Valencia, exsecretario ejecutivo de Quilín, y Sebastián Moreno, exsecretario general, tuvieron que ver en la gestión del cobro de este dinero con el Manchester City, a través de un correo enviado el 29 de marzo de 2017 a Steven Exley, jefe de finanzas del cuadro que dirige Pep Guardiola.

En el escrito, la FFCh reconoció el cobro de los recursos provenientes del City y señaló, además, que le pagaron honorarios por $ 21.708.604 al abogado Víctor Tudela. Una situación que llama la atención, ya que ni siquiera ha habido juicio por estos dineros y que la misma ANFP fue quien gestionó el cobro a través de su abogado José Luis Manríquez, el 29 de marzo de 2017. Además, el 18 de abril de 2017, el City le pagó a la Federación, y una semana después se le pagaron honorarios al abogado Tudela, según consta en la documentación revisada por La Tercera.

Álvarez, vicepresidente de la FFCh, dice que no sabía de este pago. “No lo conozco, no sé quién es. Sería bueno que llamaran a Sebastián Moreno, que era secretario ejecutivo de la ANFP, en ese entonces, y que ahora es presidente de la Federación, y le preguntaran por qué le pagaron a este señor Tudela y por qué no le han pagado al club. Yo recién me enteré de esos casi 22 millones que le pagaron a ese abogado. Habría qye ver qué gestión hizo y quién lo contrató”.

“Es verdad que Bravo me llamó y me dijo que los dirigentes de Las Acacias de Viluco son los mismos que eran del club cuando lo formaron. Me dijo que daría fe. Sin embargo, las platas no están en la ANFA. No las tenemos nosotros. Las tiene la Federación y el presidente de la Federación es Sebastián Moreno, no yo. Si él dice que se tiene que pagar, se paga”, cierra el directivo.

 

Seguir leyendo