La venta de Marcelino Núñez desata la frustración de Ariel Holan

Ariel Holan sufre con las salidas de Diego Valencia y Marcelino Núñez, quienes jugarán la próxima temporada en Europa.

Ariel Holan sufre con las salidas de Diego Valencia y Marcelino Núñez, quienes jugarán la próxima temporada en Europa. Foto: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Universidad Católica llegó a un acuerdo con el Norwich para el traspaso del jugador por US$ 4 millones. Una baja muy sensible para el tetracampeón del fútbol chileno y para su aproblemado técnico, que vuelve a perder una pieza clave del plantel, luego de la transferencia de Diego Valencia al Salernitana.



Marcelino Núñez, una de las principales figuras de Universidad Católica, deja el fútbol chileno para partir a Inglaterra. El talentoso volante central del tetracampeón será el nuevo refuerzo del Norwich, equipo que disputa la Championship y que se potencia para buscar el ascenso a la Premier League.

El mediocampista formado en la precordillera será transferido por US$ 4 millones. Pese a que, en un principio, la propuesta rondaba los tres millones de dólares, el ofrecimiento no satisfizo las pretensiones de Cruzados, que esperaba, al menos, un millón más de la divisa estadounidense. Finalmente, los Canarios subieron la puntería y convencieron a los estudiantiles, que pretenden quedarse con el 20% del pase.

Los contactos entre los clubes se iniciaron hace algunas semanas, cuando el Norwich, fundado en 1902, se interesó en los servicios de Núñez, quien debutó profesionalmente en San Carlos de Apoquindo, en 2020, con un golazo de tiro libre ante el América de Cali, en la Copa Libertadores.

¿Cómo llegaron a fijarse en el volante cruzado? Según comentan en la precordillera, fue el elenco inglés el que llamó directamente para consultar por él, luego de seguirlo durante bastante tiempo y tras un análisis detallado de parte de su oficina de scouting.

La UC no tenía contemplado vender al futbolista en este mercado. Así lo dejaba en claro el presidente de Cruzados, Juan Tagle. “Nosotros no tenemos conocimiento de ninguna propuesta por Marcelino u otro jugador, salvo lo que ya se hizo de Diego Valencia. Hay por ahí un par de jugadores que están con algunas posibilidades de salir, algunos que ven que tienen menos continuidad en el equipo y que están un poco inquietos, pero respecto de Marcelino no tenemos ninguna propuesta y está claro que Ariel lo considera un parte muy importante del equipo y habitualmente titular”, declaró.

No obstante, como suele ocurrir ante ofertas atractivas, pesó mucho el deseo del jugador. Además, el destino no es cualquiera. La Championship de Inglaterra, pese a ser la segunda categoría de ese país, es considerada una de las ligas más competitivas de Europa y una de las más vistas del mundo.

El mismo Núñez había asegurado que su sueño era emigrar a Europa. “Me gustaría llegar a Europa, a cualquier equipo. Al Sevilla, por ejemplo. Quiero jugar la Champions. Está lleno de equipos grandes e importantes. Muchos jugadores, como Arturo Vidal, que pasó por Bayer Leverkusen, fue dando la vuelta y tiempo atrás llegó al Barcelona. Imagínate, llegó al equipo más grande de todos. Me gustaría hacer eso, ir agarrando experiencia y algún día llegar a un equipo grande de Europa”, sostuvo, en 2021.

El volante viajará la próxima semana a Inglaterra para realizarse los exámenes médicos, por lo que está a disposición del técnico Ariel Holan para el partido de mañana ante Cobresal, en San Carlos.

La molestia del DT

La venta de Marcelino Núñez al Norwich se trata, sin duda, de una gran baja para la UC. El tetracampeón del fútbol chileno ha tenido una temporada para el olvido, por lo que busca reconstruirse para escalar posiciones. El problema es que los traspasos ponen cuesta arriba esa labor, ya que hace una semana se fue Diego Valencia al Salernitana y ahora el técnico se quedará sin otra de sus piezas claves.

La situación tiene frustrado al entrenador, porque pierde elementos importantes, justo cuando intenta elevar el nivel y reducir el margen de error. Holan se refirió a esta situación. “El equipo de 2019 lo recibí en una versión distinta de este. Era diferente, porque había salido campeón y le di mi identidad en función de lo que recibí. Ahora, cuando lo recibí el semestre pasado, estaba a tres puntos del descenso, con mucho jugador lesionado e hicimos incorporaciones, pero perdimos a (Diego) Valencia, que era un jugador importante”, lamentó.

“Debo reconstruir un equipo que fue muy competitivo, pero que no lo era cuando lo recibí”, agregó el argentino, evidentemente molesto, ya que, seguramente, a esa altura ya sabía de la partida de Marcelino.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.