Paulo Díaz se llena de críticas por intercambiar camisetas con Eduardo Vargas en medio de la eliminación de River Plate

El intercambio de camisetas entre Paulo Díaz y Eduardo Vargas.

El intercambio de camisetas entre Paulo Díaz y Eduardo Vargas.

La imagen del defensor de los Millonarios con el delantero del Atlético Mineiro después de la eliminación de los transandinos en la Copa Libertadores lo pone en el centro de la ira de los fanáticos e incluso del periodismo transandino.


Paulo Díaz está en el centro de la polémica en Argentina. El defensor chileno es objeto de duras críticas después de la decisión de intercambiar su camiseta con la de otro nacional, el delantero Eduardo Vargas, en medio el partido en que Atlético Mineiro eliminó a River Plate de la Copa Libertadores, en los cuartos de final del torneo continental, al derrotarlo por 3-0.

La transmisión televisiva registró el momento en que ambos chilenos departieron amistosamente en el tránsito a los vestuarios durante el entretiempo. En ese contexto, ambos realizaron un rito tradicional en el fútbol, pero que en el contexto de la caída del equipo de Marcelo Gallardo en una fase preliminar del certamen, de acuerdo a las expectativas, se traduce en un foco de intensas críticas.

De hecho, durante el encuentro ya era posible observar fuertes alusiones a través de las redes sociales. En ese momento, River ya caía por dos goles de diferencia, con dos anotaciones en los que quedaron en evidencia los errores defensivos de la escuadra transandina. Cuando se difundieron las imágenes, Díaz pasó a ser responsabilizado.

La prensa transandina recogió el detalle y también incluyó en sus comentarios una acción que consideró impropia del momento que estaba atravesando el equipo.

El otro lío

Fuera de la cancha, Paulo Díaz también genera noticias. La FIFA determinó una dura sanción en contra de San Lorenzo producto de la millonaria deuda que mantiene con Palestino por su traspaso Al-Ahli, de Arabia Saudita. En agosto de 2018, el futbolista fue transferido al club asiático. Al club de La Cisterna le correspondía recibir unos US$ 2,5 millones a cuenta de la operación. Sin embargo, no percibió esas millonarias ganancias. Ahora, los transandinos no tienen escapatoria: o se ponen al día con los tricolores o se quedan sin poder realizar operaciones en las próximas tres ventanas de mercado.

Los transandinos se han negado persistentemente a cumplir con la obligación. De hecho, desoyeron una sentencia del TAS, el máximo tribunal de arbitraje deportivo, en el mismo sentido, que se produjo en junio de este año y que establecía como plazo para el pago el 24 de julio. San Lorenzo no cumplió.

En ese escenario, Palestino insistió ante la FIFA, que le dio la razón y ratificó el dictamen inicial. “Deseamos informar a las partes que la FIFA ha impuesto una prohibición de registrar nuevos jugadores desde hoy”, consigna la disposición. Se añade, también, la extensión de la prohibición al ámbito local.

El origen de la relación económica entre ambos clubes por la propiedad del pase del defensor se remonta a 2016, cuando los transandinos adquirieron la mitad del pase del zaguero, que estaba en poder de Colo Colo. En razón de esa proporción, las utilidades que se obtuvieran en operaciones posteriores se repartirían en partes iguales.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.