Unión Española defiende a la cancha del Santa Laura: “Se ve mal, tiene un mal look, pero está pareja”

Así lucía la cancha del Santa Laura en el partido entre la U y General Velásquez

Así lucía la cancha del Santa Laura en el partido entre la U y General Velásquez (Foto: Agenciauno)

Mientras Jorge Segovia, el dueño del club, exhibe un ambicioso proyecto de transformación del emblemático recinto, en Independencia se abocan a solucionar los problemas más urgentes. Producto del frío y del test match entre los Cóndores y Escocia, el césped lució dañado en el choque entre la U y General Velásquez. Los hispanos buscan soluciones y lo preparan para un exigente calendario.



La U se enfrenta a General Velásquez en el estadio Santa Laura, cuya cancha luce en desmejoradas condiciones. Manchones amarillos por toda la superficie dan cuenta del desgaste que ha experimentado el campo de juego del reducto de Independencia que, sin ir más lejos, horas antes había recibido el test match entre los Cóndores y Escocia, antesala del choque en el que la selección chilena de rugby buscará el paso al Mundial frente a Estados Unidos.

El césped del recinto hispano no conoce de treguas. Lo utilizan Unión Española, el dueño de casa; Universidad de Chile, Deportes Recoleta y, ahora, el combinado del deporte de la ovalada. El ajetreo, lejos de disminuir, se incrementará en las próximas semanas, lo que obligará al anfitrión a extremar recursos para presentarla en las mejores condiciones posibles.

Aún así, en el club hispano se apuran en aclarar la condición en que se encuentra. “La cancha se ve mal, tiene un mal look, pero no está mala. Está mejor que la de San Carlos de Apoquindo, por ejemplo, que tiene desniveles”, establece Luis Baquedano, gerente general de la institución.

Una vista general de la cancha del Santa Laura en el duelo entre la U y General Velásquez.
Una vista general de la cancha del Santa Laura en el duelo entre la U y General Velásquez.

Soluciones y calendario

El club de colonia está abocado a buscar soluciones. En gran medida, por que, sin el Estadio Nacional, el recinto se ha vuelto estratégico. El trabajo en la superficie es constante, aunque el nivel de demanda no permite realizar una reparación tan profunda. “La hemos parchado. En las áreas, la sembramos”, puntualiza Baquedano.

Recién a fin de año, con la temporada futbolística ya finalizada, se aplicará una cirugía mayor. “En noviembre la vamos a parar para resembrarla completa. Ahora, es imposible. Además, no tendría mucho sentido”, explica. En efecto, las condiciones atmosféricas conspiran contra una reparación que, al menos desde lo estético, parezca significativa. “Con estas temperaturas no crece pasto. Se quema por todos lados. Y si la mojamos, no se seca nunca. Entonces, estamos trabajado constantemente, nivelándola”, profundiza.

El foco está puesto, entonces, en prepararla para seguir recibiendo compromisos. “El viernes juega Recoleta, el sábado la U con La Calera y tendremos otro partido de rugby”, expone Baquedano. El último de los duelos es crucial: el 9 de julio.,
Chile buscará ante Estados Unidos la clasificación al Mundial de la especialidad.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.