Cárcel o dignidad: la arriesgada y excepcional batalla de Xabi Alonso contra el fisco

XABI ALONSO

El exvolante es el único de los jugadores acusados de defraudar a la Hacienda española que no ha querido llegar a un acuerdo. Está empecinado en demostrar su inocencia. Otros han aceptado la culpa, pagando una multa, para así no ir a prisión.




En el último tiempo se han multiplicado los casos de futbolistas que tienen líos con el Fisco español por temas tributarios, por ejemplo en casos de derechos de imagen. Generalmente, los implicados pactan con Hacienda el pago de una multa y asumir la culpabilidad para evitar condenas efectivas de cárcel. Quien no ha seguido ese camino es Xabi Alonso. El caso del exseleccionado español, quien brillara en el Real Madrid y el Bayern Múnich, es el primero de un futbolista top que renuncia a pactar con el Fisco español, buscando la absolución total.

Este jueves, Alonso declaró a la salida de la Audiencia Provincial de Madrid y no se mostró conforme con la rebaja de solicitud en las penas por los tres supuestos delitos que Hacienda Pública le imputa durante los ejercicios 2010, 2011 y 2012. Se le acusa de no tributar dos millones de euros, en esos años, por una cesión de explotación de derechos de imagen, de manera ficticia, a una sociedad en Madeira (Portugal).

"Estoy tranquilo. Cuando la sentencia sea absolutoria, estaré contento. No es una cuestión de dinero" ha explicado el exfutbolista, actual entrenador del equipo filial de la Real Sociedad. "Yo, siempre que me lo han requerido, he depositado el dinero pero con el propósito de demostrar mi inocencia... Está siendo un proceso largo, y eso cansa, pero a pesar de la duración, tengo confianza en la absolución", afirmó.

Otros casos

Entre los futbolistas que sí pactaron con la Fiscalía está Cristiano Ronaldo. La estrella portuguesa reconoció haber cometido los cuatro delitos fiscales de los que se le acusaba, mientras estaba en el Real Madrid. Fue condenado a dos años de cárcel y una multa de 18,8 millones de euros. Por su parte, James Rodríguez canceló una multa de 11,6 millones de euros, luego de que había tributado la mayor parte de sus ingresos, en su primera etapa en el club merengue, como no residente en España, siendo que el colombiano estaba en el país.

Un caso mediático fue el de Lionel Messi. Su situación alcanzó el Tribunal Supremo, lo máximo del poder judicial español. Éste ratificó una condena de 21 meses de prisión, no efectiva, por cierto. El argentino abonó 10 millones de euros a Hacienda. En una reciente entrevista con la radio catalana RAC1, reconoció que entre 2012 y 2014 lo pasó mal y meditó irse del club: "Sí, por el asunto de Hacienda. Fue muy difícil para mí y para mi familia porque la gente no se enteró realmente de lo que era o lo que estaba pasando, escucha de oído y opina. Una parte de la prensa también".

Otro acusado de delito fiscal fue Radamel Falcao García, cuando estaba en el Atlético de Madrid. El colombiano, hoy en el Galatasaray, aceptó una condena de nueve millones de euros y 16 meses de prisión, sustituidos por otra multa de 100 euros al día durante 16 meses.

En febrero de 2018, Alexis Sánchez fue condenado a 16 meses de cárcel luego de un acuerdo con la Fiscalía española, que lo acusó de fraude en 2012 y 2013. Debido a que el acuerdo fue de devolver por completo el dinero defraudado, más los intereses, el chileno no cumplió la pena efectiva. Debido a este caso, el representante Fernando Felicevich atacó durante a la Hacienda española mediante un comunicado.

Por otro lado, Claudio Bravo y Mark González aparecieron en una nómina de exjugadores de la Real Sociedad que percibían ingresos a través de paraísos fiscales para aminorar la carga impositiva ante la Hacienda Foral de Guipúzcoa, según consignó un reportaje del medio local El Cierre Digital.

Comenta