A pesar del cierre de fronteras: 13 mil personas han sido denunciadas por ingreso ilegal por la PDI

PDI frontera norte

Se trata de un 69% más de casos que los registrados el año pasado. De ese total, la policía civil aclara que se han materializado 1.332 expulsiones, entre enero y noviembre.




Un fuerte aumento de migrantes que han ingresado clandestinamente se registró este año, en plena pandemia del Covid-19, según cifras de la Policía de Investigaciones (PDI). Todos los casos que fueron denunciados ante el Departamento de Extranjería y Migración.

De acuerdo a información de la policía civil, se han registrado 13.656 denuncias por extranjeros que entraron por lugares no habilitados, entre enero y noviembre recién pasado. La cifra es un 69% mayor que la registrada en 2019, en el mismo periodo, cuando fueron 8.084 personas en esa situación (ver infografía).

El jefe de Extranjería y Migración, Alvaro Bellolio, explicó que tras las denuncias realizadas, “se inicia el decreto de expulsión que realizan las intendencias por la grave falta contra la Ley de Extranjería y por cometer un delito en la norma actual”.

La repartición no informó cuántos decretos ha cursado a la fecha, aunque durante la tramitación de la Ley de Migración se informó que 1.500 personas serán devueltas a sus respectivos países en 2021, para lo que se arrendarán vuelos charter, servicio que está en licitación.

La PDI, en tanto, informó que este año se han concretado 1.332 expulsiones (enero-noviembre).

Bellolio también dijo que la mayoría de quienes entraron ilegalmente corresponden a ciudadanos venezolanos, bolivianos, colombianos y haitianos.

El jefe de Extranjería añadió que los ingresos se han generado por diversas razones: el cierre de fronteras (por el Covid-19), la demora en la tramitación de visas de reunificación familiar por parte de los consulados y “las expectativas que generan organizaciones al prometer visas si ingresan de forma clandestina al país, junto con las falsas promesas de inescrupulosos coyotes que se dedican a cruzar fronteras por dinero”.

Servicio Jesuita a Migrantes

Macarena Rodríguez, presidenta del directorio del Servicio Jesuita a Migrantes, sostuvo que hay que considerar que la Corte Suprema se ha pronunciado “en muchas ocasiones, en contra de los decretos de expulsión, porque dice que el fundamento adolece de ilegalidad”.

Detalló que el Servicio ha presentado 330 recursos de amparo en la justicia en favor de los extranjeros este año, los que han sido acogidos por la justicia, lo que lleva a que estas personas, finalmente, puedan quedarse.

Rodríguez sostuvo, además, que la mayoría de los extranjeros que llegan a Chile “están en una situación de mucha vulnerabilidad, no son criminales y solo buscan oportunidades”. Por ello, también planteó que la nueva Ley de Migración ordena la expulsión inmediata, lo que preocupa a las organizaciones que ayudan a los migrantes.

Luis Thayer, académico de la U. Católica Silva Henríquez, señaló que “las crisis en países de donde provienen los migrantes se han intensificado, como es el caso de Venezuela, donde han salido más de cinco millones de personas, lo que es comparable con lo ocurrido en Siria”.

Indicó que esta situación ha llevado a que los países de destino de los migrantes endurezcan sus condiciones para emigrar, como es el caso de Chile, lo que genera “que las personas intenten ingresar de cualquier manera, porque la necesidad de mejorar sus condiciones de vida”.

Thayer consideró que la política migratoria actual “tiene falta de realismo, porque desconoce lo que sucede en América Latina”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.