Alessandro Baricco en cuarentena: “La revolución digital está salvando un montón de vidas"

El escritor italiano Alessandro Baricco en una conferencia de 2018.

El autor italiano, célebre por su novela Seda, dio una charla vía streaming desde su casa en Turín. Baricco dice que Internet está generando una comunidad fuerte y unida, y que este momento histórico, pese al sufrimiento, es un estímulo para los intelectuales. “Nuestros padres han vivido cosas más difíciles, de modo que nosotros podemos aguantar todo esto”, afirma.


Desde la suspensión de la liga de fútbol, la TV italiana está repitiendo partidos antiguos. “Ya he visto cuatro veces la final del Mundial que Italia le ganó a Francia”, cuenta Alessandro Baricco (62), fanático del Torino, desde Turín. Cada día el escritor sale a comprar y vuelve caminando a su casa, donde lo espera su familia. “Es complicado trabajar con los hijos en casa”, dice el autor que alcanzó celebridad mundial con su novela Seda. Como 60 millones de italianos, Baricco se encuentra en cuarentena hasta el 3 de abril.

El lunes pasado Baricco tenía una cita en Barcelona, una conferencia en el Centro de Cultura Contemporánea. Naturalmente, el fundador de la Escuela de Literatura Holden no pudo viajar, pero cumplió con su charla a través del streaming.

Con parte de su biblioteca y un grabado de Manhattan de fondo, Baricco conversó con el escritor Jorge Carrión sobre los efectos y las secuelas de la crisis por el Covid-19. “Hemos tenido un accidente de coche. Un accidente de coche mundial. Los implicados somos todos. Todavía estamos tratando de sacar a los muertos y los heridos del amasijo de hierro en que ha quedado convertido el monstruoso vehículo en el que viajábamos. Luego empezaremos a preguntarnos cómo fue que pasó, si pudimos evitarlo, si habrá una próxima vez”, reflexiona el autor.

“La situación es de emergencia y es probable que la emergencia sea crónica y perenne”, observa el escritor en la charla que puede verse en la web (https://www.cccb.org/es). “Cuando nuestros abuelos explicaban la guerra explicaban cosas de este tipo, aunque mucho peores y nacidas del odio. Nuestros padres han vivido cosas más difíciles, de modo que nosotros podemos aguantar todo esto”, afirma.

Alessandro Baricco durante la conversación vía streaming con Jorge Carrión, desde su casa en Turín, el lunes pasado.

El libro más reciente de Baricco es The game, un ensayo sobre la revolución digital y cómo ésta ha modificado nuestra relación con el entorno. “La revolución digital es algo que hemos querido y que hemos realizado”, decía en 2018 en entrevista con La Tercera.

Aunque no es experto en recursos digitales, Baricco se declara un cruzado de las nuevas tecnologías y más aún en este momento.

“Hay muchos que echan pestes de la revolución digital y otros que la defendemos, pero creo que la realidad no está dando la razón. Porque solo en estos días comprendemos que lo digital está salvando un montón de vidas. Es precisamente lo digital lo que nos está permitiendo ser una comunidad fuerte y unida. Si no fuera por Internet no podría hablar con nadie en estos momentos, más allá de mi familia y eso es algo que nos sucede a todos. Esto ayudará a comprender que la revolución que hemos elegido es el camino correcto porque tiene como objetivo hacernos la vida mejor a todos, no a unos pocos privilegiados”, dice.

Momento histórico

Pese a las dificultades que impone el aislamiento, Baricco cree que “hay que ser disciplinados aunque no nos convenzan las directrices del gobierno. Es mejor para todos hacer lo mismo”. Finalmente, “después de una semana te acostumbras a no poder ir a jugar baloncesto ni al cine”, agrega.

En este contexto, las instituciones antes desacreditadas parecen recuperar su valor o al menos su utilidad de cara al gran accidente que atraviesa la humanidad. “La democracia en este momento funciona como sistema de emergencia… De ahí la confianza que, de repente, le tenemos. Venimos de años de crisis profunda de confianza con la clase política y científica, y en una semana es lo único que tenemos”, comenta el autor de Sin sangre.

Admirador de Salinger, Céline y de los grandes clásicos universales, Baricco cree que vendrán momentos aún más rudos en esta crisis, sobre todo a nivel anímico. Con las industrias creativas cerradas, habrá menos posibilidades de distracción.

Sin embargo y sin desmerecer las trágicas consecuencias humanas, el escritor dice que este es un momento intelectualmente estimulante: “Para la mente del intelectual, lo que está ocurriendo, pese a la pena, es una fiesta porque todo lo que ves está cambiando el mundo. El pensador está viviendo un momento mágico”. Es más, añade, “creo que este es un punto de inflexión para todos nosotros ya que aprenderemos a debatir lo que nos está ocurriendo”.

La crisis le obligará a posponer la apertura de la Escuela Holden en Madrid, prevista para el próximo año. Pero seguramente Baricco le dará una salida creativa a esta emergencia. “Todo lo que pasa en estos días te hace pensar. Puede salir un cuento de 20 páginas, un ensayo de 500, una obra de teatro o un filme. Es un momento histórico que, para la inteligencia, es una fiesta, más allá del sufrimiento”, concluye.

The game, el ensayo de Baricco sobre la revolución digital.

Comenta