Amigo de Girardi y mediador en huelgas de hambre: Patricio Meza, el reemplazante de Siches a la cabeza del Colmed

30 de diciembre del 2020/SANTIAGO La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, el vicepresidente, Patricio Meza, y Florencia del Río, vicepresidenta de la Asociación de Leyes Médicas del Hospital Sótero del Río, se retiran tras entregar una carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera, en la oficina de partes del Palacio de la Moneda, donde se le solicita que “se les reciba como gremio para abordar la situación ante los anuncios de rebajas en las asignaciones de médicos y médicas de distintos servicios de salud del país. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El oftalmólogo y vicepresidente del gremio tendrá que continuar con la relación con Palacio en el punto en que ha quedado luego de que la presidenta tratara a las autoridades del Ejecutivo de "infelices", cuestión por la que ofreció disculpas hoy. Allá algunos creen que el diálogo mejorará, porque lo creen moderado en comparación con ella; otros dudan. El año pasado colaboró como intermediario cuando el gobierno lidiaba con el ayuno de Celestino Córdova.




Había dudas, pero hoy a las 12 horas la doctora Izkia Siches se conectó a última sesión de la Mesa Social Covid-19. Fue su reencuentro formal con el gobierno después de tratarlos de “infelices” en un podcast en que evaluó el manejo de la pandemia, una elección de palabras que hoy la hicieron disculparse públicamente. Ahora, cuando la dirigente gremial está por iniciar su periodo de prenatal -si es que no lo inició ya-, la interrogante es si el gobierno puede esperar una tregua o un cese de hostilidades entre ella y el Ejecutivo.

¿Cómo seguirá entonces la relación entre el Colegio Médico y el gobierno? La duda está en la gestión que realice el oftalmólogo Patricio Meza Rodríguez (56), quien reemplazará a Siches. A todo esto, antes de sus disculpas sus opositores en la orden -liderados por el excontendor de ella para presidir el Colmed, el doctor Ricardo Acuña- trabajan en una carta para criticar lo que dijo la semana pasada. Acuña perdió la interna por al 47,39% contra 51,78% y hoy dice que espera reunir 500 firmas.

La doctora Siches Pastén estaba la semana pasada en su semana 34 y cuatro días de embarazo, como se lo dijo al equipo del podcast con que parece haberse despedido momentáneamente de la contingencia política; ahí también comentó que su hija Kala nacerá a fines de abril “si todo sale bien, porque con este gobierno que hace que se me apriete la guata...”. Contando sólo seis semanas para su fecha probable de parto, Siches debería entonces dejar su trabajo en la Unidad de Infectología del Hospital San Juan de Dios (que es su empleador y no el Colmed, según fuentes de éste). Sumado al posnatal (hasta 24 semanas) podría estar hasta poco más de siete meses fuera de funciones públicas.

El doctor Meza es el vicepresidente de la directiva con que ella logró su reelección y si nada cambia debería reemplazarla hasta octubre o noviembre, cuando ya estemos hablando de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

6 de diciembre del 2020/SANTIAGO El vicepresidente del Colegio Médico, doctor Patricio Meza, durante la revisión oftalmológica a niños, niñas y adolescentes de tres residencias familiares del Sename en Providencia, facilitando su acceso a una atención especializada y de calidad. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

En La Moneda esto levantaba algunas impresiones cruzadas respecto de si el trato con el Colmed variará o no para mejor o peor. Algunas voces creen que no cambiará nada, porque hasta han medido -dicen- que la orden volvió a marcar sus críticas a cómo el gobierno maneja la crisis ahora que aumentaron los contagios y que así no importaría que cambie quién lidera el gremio.

Pero otras visiones, al menos las de tres integrantes del gabinete, describen a Meza -en comparación con Siches- como “más científico, menos politizado”, “mucho más moderado y ponderado”, “muy criterioso y con otra visión de la medicina”, porque es académico y profesor de la Universidad de Chile, y es “mesurado y dialogante”.

¿Puras flores? Tal vez. Pero si fueran, quienes las lanzan desde el anonimato advierten que es solo eso: impresiones. Que no es que partan de la base de que el gobierno crea que va a mejorar el trato con el Colmed. Pero sí piensan que Meza puede ser mucho más medido en las formas, pero que no creen que el fondo de los reclamos y críticas del Colmed cambien.

Meza es médico de la U. de Chile y fue presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología. Trabaja en el Hospital Clínico de la misma universidad
-según el Colmed es docente, clínico y profesor asistente de la cátedra de Oftalmología- y también se desempeña en la Clínica Dávila. Para los ajenos a ese mundo suena mucho menos conocido que Siches y el doctor José Miguel Bernucci, pero en la plana mayor de la orden lo han descrito antes como uno de los más cercanos a la jefa gremial.

En la mesa liderada por la doctora dicen que la relación con el gobierno queda en manos de todos sus integrantes, y que ni Meza ni Bernucci tienen muchos más nexos con el Ejecutivo, al margen de algunas reuniones que han sostenido. En Palacio dicen que estuvieron con él en diciembre, cuando el Colmed asistió a una ceremonia del Día del Médico.

Meza -descrito por algunos colegas suyos como alguien que prefiere el diálogo a los conflictos- tendrá que seguir con la posta de las demandas del Colmed, ya dijo oficialmente eso de “tres años de un gobierno maltratador con la comunidad médica”. Esa lista de cuestionamientos incluye la mora de pago en asignaciones y un proyecto de ley que busca cambiar cómo se reconoce el título de médico cirujano.

Mediador con Celestino Córdova

El inminente presidente subrogante es, según sus conocidos, también un crítico del gobierno, pero con otras palabras. Ha dejado pistas en algunas entrevistas que ha dado.

Pocos días después del 18/O, demandó que el Presidente Piñera ordenara terminar con el uso de balines luego de que se comenzaran a acumular casos de personas que habían perdido sus ojos o parte de su vista, tema que por su formación le interesa. “No depende de nosotros frenar la mano del que tiene una molotov, frenar la mano del que tiene una piedra. Pero sí sabemos quién puede detener el gatillo que está dejando a nuestra comunidad ciega. Es el Presidente de la República, y depende de él que dé la orden para que ese gatillo que lanza balines no sea más utilizado. Hoy tenemos 200, evitemos que mañana sean 220″ (Cooperativa, 9 de noviembre de 2019).

A inicios del mes pasado hizo ver que “el gobierno tiene mucho que avanzar, en eso creo que se han cometido errores”, al comentar el inicio de la vacunación masiva. “Que la autoridad de gobierno sea muy concordante con el mensaje que se quiere transmitir: no podemos un día estar diciendo que necesitamos exigirles a las clínicas y hospitales que aumenten el número de camas críticas, pero por otro lado estar anunciando que van a empezar las clases presenciales el 1 de marzo, o que estar anunciando que se van a dar facilidades para los permisos de vacaciones” (El Mostrador, 8 de febrero 2021).

En la oposición algunos afirman que Meza ha hecho de nexo entre Siches y algunos políticos para conversar o consultar sobre diversos temas. Es lo que pasó, cuentan, cuando el año pasado se supo que el Ejecutivo le había puesto urgencia a un enemigo del gremio, el proyecto de ley Eunacom. Éste aplaza por dos años el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina, para que así doctores sin egresar y profesionales extranjeros puedan trabajar sin rendir el test. Precisamente uno de los puntos que el gremio criticó en el inserto que publicó el fin de semana pasado en El Mercurio.

Entre sus contactos en el Congreso están el diputado PS Juan Luis Castro y el senador PPD Guido Girardi, ambos médicos. Con éste son muy amigos, dicen en ese mundo. Girardi le consulta en ocasiones su parecer ante determinados proyectos, y han trabajado en iniciativas antitabaco y etiquetado de alimentos. Es independiente; no milita.

Claro que hay otro dato que puede explicar cómo lo ven en el gobierno. Durante la huelga de hambre del machi Celestino Córdova de 2020, que tuvo varias semanas horquillada a La Moneda, Meza fue mediador. En el Ministerio de Justicia recuerdan que trabajaron con el Instituto de Derechos Humanos, con la representación local de la oficina de la alta comisionada de la ONU en esa materia, y con el Colegio Médico. Por éste estuvo Meza, quien -según la descripción del Ejecutivo- buscó puntos de acuerdo, conversó con Córdova e intentó mostrar las ventajas de los compromisos que asumía el gobierno para lograr que él bajara la huelga.

Fue, además, uno de los garantes de esos acuerdos. En el gobierno recuerdan que fue un buen mediador “y un colaborador”.

La Tercera PM intentó ubicar al doctor Meza, quien no pudo ser ubicado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.