Choque de versiones: cifras Covid-19 del Minsal sobre aumento de fallecidos refutan versión de ministra Yarza

La ministra de Salud, Begoña Yarza, sostuvo que la actual tasa de letalidad del virus es la más baja que se ha tenido en toda la pandemia, y cuando fue consultada por el aumento de fallecidos por coronavirus, dijo que "no existe eso" y no respondió con los números que maneja el DEIS. Según los expertos, la letalidad sí disminuyó, pero las defunciones aumentaron, al menos, en las últimas ocho semanas.


Este martes, la ministra de Salud, Begoña Yarza, inició el balance de Covid-19 informando que se ha identificado un descenso en la tasa de letalidad -cantidad de fallecidos en relación al total de casos confirmados-. Y explicó que este indicador a nivel general, desde el inicio de la pandemia, ha rondado una cifra entre 1,1 y 1,15, pero que tras el brote de enero y febrero ha disminuido y actualmente está en 0,27.

No obstante esa alentadora cifra, el número de fallecidos por Covid-19 ha aumentado durante los últimos meses. Si la semana del 24 de mayo se registraron 80 muertes a causa del virus, la última semana ascendió a 247. Es decir, en casi dos meses, se configura un aumento del 200% (ver gráfico).

Durante el punto de prensa de ayer y ante una consulta por el aumento de las defunciones, la titular de Salud respondió que “primero, señalar que la tasa de letalidad de Covid-19 en el brote que tenemos ahora tiene una tasa muy baja, es la tasa más baja que hemos tenido de letalidad en todos los brotes y en toda la pandemia. Por lo tanto, no existe eso que está señalando (el aumento de fallecidos)”.

Problema en la comunicación

Los expertos señalan que efectivamente la letalidad ha bajado, pero que eso no significa que los fallecidos también.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, explica que la ministra confundió dos conceptos distintos: “La letalidad es la cantidad de personas fallecidas versus la cantidad de enfermos. Y efectivamente en el mundo entero ha bajado la letalidad, pero esto hay que separarlo del concepto de mortalidad, que es la cantidad total de fallecidos”.

Desde que llegó el primer caso de coronavirus a Chile -3 de marzo de 2020- 4.103.590 personas se han contagiado con el virus y el 55% de ellas se han enfermado este año. Por eso, Sánchez recalca que “aunque la cantidad la letalidad ha sido más baja, la cantidad de muertos ha sido mayor, pues hubo dos peak grandes este año”.

En ese contexto, Ernesto Laval, ingeniero y especialista en visualización de datos, explica que la información entregada en el balance fue confusa: “La ministra decía que estábamos bien, porque la letalidad es baja y cuando se le pregunta si han aumentado los fallecidos en el último tiempo, ella volvía recalcar que la letalidad es baja. Es correcto que la letalidad ha disminuido, pero es importante que las personas comprendan que el virus sigue siendo mortal y que si aumentan los casos, como ocurrió, los fallecidos también van a aumentar, y eso la ministra no lo dio entender”.

A la fecha, 58.884 personas han fallecido por Covid-19, 19.769 de ellas murieron este año. En ese contexto, los expertos y las cifras dan cuenta que la letalidad ha disminuido por la vacuna y por el desarrollo natural del virus.

“Primero, por las mutaciones de los virus, porque son cepas muy contagiosas, pero de baja letalidad. Segundo, estas mutaciones provocan contagio, pero las vacunas funcionan muy bien para prevenir la gravedad y la muerte”, explica Sánchez.

De hecho, un reporte del Imperial College of London concluye que sí hay evidencia de menor riesgo de hospitalización por ómicron comparado con delta: entre 20 a 45% más baja. Sin embargo, su alta transmisibilidad sí podría provocar una fuerte demanda hospitalaria.

Al mismo tiempo, las cifras de la cartera sanitaria demuestran que las vacunas marcan una diferencia notoria, pues la tasa de mortalidad disminuye. Según el último informe epidemiológico del Minsal, la incidencia en el grupo con la vacuna de refuerzo es 0,2, mientras que con dos dosis sube 0,5 y en el caso de los no vacunados aumenta a 0,8.

El proceso de inoculación masiva en el país comenzó el 3 de febrero de 2021 y desde entonces gran parte de la población chilena se ha vacunado. De acuerdo a la última actualización del Minsal, 17.017.837 personas ya tienen su esquema basal de dos dosis, lo que implica un 92% de cobertura. Mientras, 15.168.175 chilenos ya recibieron el primer refuerzo y 9.589.951 el segundo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.